Es un dato de la realidad que España es en los últimos años el epicentro de la gastronomía mundial. La fama internacional de los cocineros españoles ha convertido a nuestro país en la meca del mundo de la cocina.  Desde aquí los chefs transmiten al exterior toda su sabiduría y excelencia, que marca su presencia en el mundo.

Es cierto que la geografía es un factor determinante. La riqueza y diversidad de los platos y creaciones, le ha permitido a la cocina española un sinfín de posibilidades. La historia también ha aportado lo suyo, dominaciones de pueblos con costumbres gastronómicas propias han ido dejando el sello.

Pero el recurso más valioso que tiene España es el de los cocineros españoles. En ellos está la magia que ha permitido que naciera una actividad que es orgullo y fuente fundamental de recursos económicos para el país.

¿Qué hacen los cocineros españoles para ser los mejores?

cocineros

Seguramente, ni ellos mismos lo saben. La cocina es para estos cocineros un verdadero apostolado, la viven, la aprenden, la disfrutan desde la niñez y la juventud; y sus metas y afanes en la vida se vinculan con esta actividad. ¿Cuál son los aspectos comunes?

  • Cocinar es mucho más que una fuente laboral con la que ganan dinero. Probablemente esta implicación con su profesión es una condición que comparten todos o la gran mayoría de los cocineros españoles.
  • Junto a lo anterior, el compromiso con la sostenibilidad del planeta y con la preservación de los recursos son rasgos destacados. La adhesión a las tendencias de salud son también determinantes del acontecer gastronómico.
  • El reconocimiento de que el trabajo, la capacitación y la investigación son imprescindibles para obtener buenos resultados, es un rasgo relevante. No son ‘hacedores de recetas’, sino que sus cocinas se vuelven verdaderos laboratorios para la experimentación y la innovación.
  • Asumen su responsabilidad frente a una actividad que es fundamental para el país, con generosidad y entrega. Fruto de esa entrega, los experimentados se vuelven tutores de los jóvenes aprendices.
  • Las escuelas de gastronomía son lugares en los que afamados chefs entregan sus secretos. En ellas muestran sus modelos a las generaciones que se inician en la actividad. Los libros recogen sus experiencias y sus consejos; nadie se guarda nada para sí, todo se comparte.

La cooperación es la  base del modelo español

el celler

Un modelo colaborativo es el que permite la sinergia de los cocineros españoles. Así lo entiende Joxe Mari Aizega, director de Basque Culinary Center. Esta institución preside la primera Facultad de Gastronomía de España.

Como meta de su proyecto universitario, la facultad se ha propuesto exportar el modelo de trabajo de los cocineros españoles. Una interesante acción para impulsar este proyecto fue la gira mundial en la que participaron  doce de los mejores cocineros españoles.

¿Quiénes asumieron el desafío? Nada menos que  Quique Dacosta, Elena Arzak, Angel León, Paco Pérez, Dani García, Paco Roncero, Paco Morales, Marcos Morán, Daniel Guerrero, Nacho Manzano, David Muñoz y Rodrigo de la Calle,  Visitaron Colombia, Brasil, Chile,  China, Rusia y Singapur. Lo mejor de España para el mundo.

En los puntos de encuentro los cocineros españoles visitantes compartieron con los locales experiencias, intereses e inquietudes. Seminarios, talleres, reuniones, permitieron fructíferos intercambios.

El enriquecimiento profesional de todos los participantes fue un gran logro. Pero principalmente, la gira permitió mostrar con hechos el modelo cooperativo que es base de la gastronomía de España.

La conexión internacional

Dacosta

La idea de crear una comunidad culinaria mundial sigue estando presente y cada vez más vigente en el ánimo de los cocineros. Los cocineros españoles quieren generar en el mundo ese espíritu cooperativo que tanto bien le hace a la gastronomía.

El prestigio español en gastronomía se exporta con éxito. El mundo se achica y los chefs se expanden. Trasladando el modelo español a Washington D.C., Jose Andrés, el chef asturiano, goza de un gran reconocimiento. Martin Berasategui, Dani García, Paco Morán, Paco Roncero, Sergi Arola, entre otros, se han instalado también fuera del continente.

La gastronomía española ya está sembrando su simiente en el mundo entero. Se abre paso en el extranjero a buen ritmo. La publicación británica The Restaurant Magazine, coloca a siete restaurantes españoles entre los 50 mejores del mundo.

Hong Kong se muestra como un lugar muy propicio para la cocina española. En Brasil, Polonia, Singapur  y Gran Bretaña, los chefs españoles se han asociado con inversionistas extranjeros para abrir restaurantes españoles en diferentes ciudades.

¿Cuáles son los platos  que identifican la gastronomía española en cualquier país del mundo?

  • La paella es probablemente el plato español por excelencia. Es el más reconocido en el extranjero.
  • Tapas y pinchos son quizás, los más exportables de la rica gastronomía española. Versátiles y adaptables, son bien recibidos en todo lugar.
  • La tortilla de patatas, un clásico que no puede faltar en esta lista.
  • El gazpacho recoge y valora elementos muy típicamente españoles: tomate, pepino, cebolla, ajo, aceite de oliva.
  • El pulpo a la gallega, una de las recetas más típicas de Galicia que se sirve en el mundo.
  • La fabada, bien del norte de España, elaborada con judías, morcilla, chorizo, panceta.
  • El cordero asado, tan típico de Castilla y León
  • El jamón serrano, delicia de todos, sin distinción de nacionalidades.
  • El cocido madrileño, otra muestra de cocina española que no puede faltar.

Todos modelos para la exportación. Allí donde se los encuentre, el espíritu español estará presente.

Convenios que difunden la cocina española en el mundo

Los modelos son, precisamente, estructuras dignas de ser imitadas. Esto ocurre con el modelo de trabajo de los cocineros españoles. Es un modelo que merece ser difundido.

Así lo han entendido la Real Academia Española de Gastronomía y el Instituto Cervantes. Existe un convenio suscrito por ambas instituciones que establece actividades para difundir los aspectos más positivos de la alimentación, la cocina y la gastronomía. La meta es toda España y el exterior.

La gastronomía es cultura, y España está a un nivel destacado que el resto del mundo tiene que conocer profundamente. Rafael Ansón, presidente de las Academias de Gastronomía Europea e Iberoamericanas, opina que “la gastronomía es una expresión cultural muy importante”.

Junto a lo anterior, Ansón también agregó que la cocina española se caracteriza por ser saludable, solidaria, sostenible y satisfactoria. Estas cuatro palabras constituyen la base del modelo gastronómico español. Una cocina que se caracteriza por estar alineada a las tendencias de salud y de sostenibilidad del mundo, que es ejemplo en estos aspectos.