Creatividad, innovación, precisión y muchos sueños motivadores, han puesto a Paco Roncero a la vanguardia de la cocina.  Se trata de un multifacético talento que ha transformado la cocina con una capacidad innata para la creación.

Paco Roncero a la vanguardia de la cocina: el camino

Madrid fue su cuna. En ella nació y también en ella empezó a transitar el camino gastronómico. Estudió en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo; trabajó durante algún tiempo en el restaurante Zalacaín, reconocido local con tres estrellas Michelin.

Pero fue el Casino de Madrid el espacio en el que se produjo el gran salto. Ingresó a esta cocina en 1991; después de cinco años, fue designado chef principal en la jefatura del área de banquetes del Casino. Este departamento se transformó en el que hoy se conoce como “Paco Roncero Catering”.

Por ocasión y por opción, trabajó durante un año en El Bulli, bajo la dirección del gran Ferrán Adrià. El contacto y el trabajo conjunto con el reconocido chef, fue una influencia fundamental en su vida gastronómica.

Su extraordinario desempeño, pronto lo hizo amo y señor de la cocina completa del Casino. A la jefatura del departamento de banquetes se agregó la de La Terraza del Casino, restaurante principal.  Este nuevo estatus puso a Paco Roncero a la vanguardia de la cocina.

Paco Roncero estableció un antes y un después en la Terraza del Casino. Cuando esta cocina fue “su” cocina, el gran chef ya no tuvo más límites ni jefes que su inspiración y técnica, la Terraza del Casino emprendió una escalada y se transformó en uno de los más afamados locales gastronómicos de Madrid.

Paco Roncero en la Terraza del Casino

Los premios comenzaron a llegar.

  • En el 2002 recibió su primera estrella Michelin, un galardón al que todo chef aspira.
  • En 2005, la Academia Internacional de Gastronomía le otorgó el “Premio Chef L’Avenir”. Es este un reconocimiento que premia el potencial de futuro del profesional.
  • Ese mismo año tuvo el premio al mejor diseño de carta de restaurante, que otorga la Academia Nacional de Gastronomía.
  • En 2010 llega la segunda estrella Michelin, que todavía mantiene.
  • La guía Repsol le asigna tres soles, el máximo que esta organización otorga.

Pero el mejor premio que este extraordinario chef recibe cada día es la aprobación de su público. Cada visita s su restaurante es una experiencia nueva, nunca repetida, que sorprende gratamente y que invita a retornar.

La cocina Roncero

Es imposible de definir en pocas palabras el estilo de Paco Roncero. Todo en él es original, único, flexible y siempre cambiante. Quizás esos sean, precisamente,  los ejes sobre los que se mueven sus creaciones.

Es un verdadero artista que, a diferencia de otros, no pinta cuadros ni esculpe. Su arte se plasma en cada plato que sale de sus manos. Y como sucede con cualquier artista, todo empieza con un proyecto que es mental antes que material.

Paco concibe la gastronomía como una completa experiencia sensorial. Ese es el punto de partida y la base sobre la que se erigen sus platos. Los ingredientes más comunes, los sofisticados, lo tradicional, lo familiar, todo se mete en la cabeza de Paco para ser reinterpretado y recreado.

Viejas recetas que pasan por sus manos se transforman en nuevos platos en los que el toque tradicional se amalgama con la innovación propia de la creación personal.  Se trata de verdaderas obras de arte en las que las formas, los sabores, las texturas, los aromas convocan a la participación de todos los sentidos.

El restaurante de Paco Roncero

Emplazado en un lugar privilegiado, la Terraza del Casino, el entorno acompaña a Paco Roncero a la vanguardia de la cocina.  Como intentando alcanzar el cielo o desprendido de él, el restaurante completa la experiencia gastronómica con una de las mejores vistas de Madrid.

La elegancia y el blanco son las notas destacadas del espacio. Las columnas, las lámparas y una exquisita decoración en blanco y negro, le otorgan reminiscencias palaciegas, en sintonía con el resto del edificio en el que el restaurante se encuentra. Al salón comedor se suma la terraza, que permite disfrutar a cielo abierto de una comida o una cena extraordinarios.

Para vivir plenamente la experiencia Roncero, es aconsejable comenzar en el bar, con clásicos como los frutos secos o el Bloody Mary de trufa, típicos del chef.  La visita al taller situado bajo el restaurante permite conocer sus creaciones más vanguardistas. Una degustación de aceite de olivo milenario y bocatas de gazpacho completan la visita.

La carta de la Terraza del Casino presenta tres menús integrados por platos diferentes: menú mediodía “La Terraza”, menú degustación “Ahora y siempre” y Menú “Bienvenidos a mi mundo”.

Los tres se inician con un cocktail de bienvenida con cava-sauco. La diferenciación comienza en el paso dos, paso de snacks y, por supuesto, eclosiona en los platos principales y postres.

Todos los platos tienen su sello. Pero es en el tercer menú, en donde Paco Roncero despliega todo su potencial. No en vano lo ha denominado “Bienvenidos a mi mundo”. Es como si en él se abrieran todas las puertas y secretos de su cocina.

Integran su lista de platos especiales una gran diversidad de propuestas. Entre ellas, el ajoblanco de helado de melón y yuzo, chipirones en su tinta, bonito-foie, bogavante con panceta glaseada en salsa thai, lenguado a la mantequilla negra, civet de conejo, foie y cacao, ramen de pollo.

La exquisita cocina marida con una magnífica carta de vinos. La riqueza gastronómica se une al trato profesional y al entorno excepcional, para conformar en los visitantes una experiencia inolvidable.

 Catering Paco Roncero

Pero no solo tiene a su cargo el restaurante.  Su experiencia a cargo del departamento de catering del Casino le ha permitido desarrollar su propio emprendimiento en el mundo del catering y los eventos.

En el catering mantiene la misma filosofía de siempre. Adapta su cocina innovadora y su servicio de calidad a las necesidades y tipologías de los clientes. Un servicio integral de alta cocina creativa, que asegura un evento único.

Diferentes propuestas de menús exquisitos y diversos, permiten que el catering se adapte a los gustos y expectativas de los clientes del evento. Los entrantes, platos principales y postres se diseñan y construyen personalizando las creaciones, a partir de las ideas y necesidades del cliente. Todo hecho a medida en un marco vanguardista que lo hace único.

Una trayectoria llena de éxitos, aprendizaje y pasión, sitúan a Paco Roncero a la vanguardia de la cocina y en la cima de la gastronomía internacional.

Fuentes de imágenes: Canal Cocina  /  NH Hoteles