Involucrado con la gastronomía más allá de su cocina, Ferran Adrià extiende su radio de acción. En conferencias, en libros, en entrevistas y presentaciones en eventos, transmite su experiencia y sus sugerencias.

Los consejos de Ferran Adrià se han vuelto una valiosa fuente de sabiduría para los gastronómicos, son como una buena síntesis del ‘deber ser’ de un profesional de la gastronomía.Hay mucho que aprender de un hombre de la talla de este famoso chef.

¿A qué se refieren, en general, estos consejos de Ferran Adrià?  Sintetizan los principios que han guiado su trabajo durante toda su vida personal y profesional.  Su libro Mise en Place reúne estos consejos y es una excelente guía para convertirse en un empresario gastronómico exitoso.

¿Cuáles son los consejos de Ferran Adrià?

Algunos de sus consejos se refieren a las acciones concretas para abrir un local gastronómico. Otros tienen que ver con los grandes valores que deben guiar la vida de un emprendedor. Capacidad para el trabajo y valores humanos, las dos vertientes de las que se nutre un profesional exitoso.

En realidad, la mayoría de los consejos de Ferran Adrià son útiles también para cualquier tipo de emprendimiento, no solo para los gastronómicos. Por esta razón, el gran chef se ha transformado en un referente de los novatos y poco exitosos en el mundo de la empresa.

Oril y Ferrán

¿Cuáles son los consejos para lograr el éxito con un emprendimiento gastronómico?

1- El proyecto

El primer paso es pensar, planificar y escribir, es decir crear el plan de negocios. Un problema de muchos noveles emprendedores gastronómicos es que se lanzan al mercado así, sin más. Lo primero es crear un proyecto y definirlo detalladamente.

2- Papeleo y trámites

Son acciones molestas pero necesarias que no deben postergarse.  La sugerencia es buscar asesoramiento y asegurarse de que todo lo legal está en regla para iniciar.

3- Las definiciones

¿Qué características tendrá el emprendimiento? Es momento de definir el alma del local, de la que dependerá todo lo demás. Es necesario tener claro el tipo de menú, el público objetivo, los precios. El emprendedor debe visualizar la identidad de la marca.

4- La conquista

El local debe conquistar al cliente en su primera visita. Esta seducción depende de múltiples factores: estética, calidez humana, propuesta gastronómica, entre otras.

5- La investigación del mercado

Es una acción fundamental que incide en el éxito de un emprendimiento gastronómico. ¿Existe demanda para el tipo de local en el que el emprendedor piensa? Para que una empresa resulte financieramente conveniente, su propuesta tiene que satisfacer una demanda. Si no hay demanda, no hay rentabilidad. El negocio fracasará.

Ferran Adriá

6- La economía

Los números no siempre son gratos para los restauradores. Pero son imprescindibles. Por tanto, diseñar el plan de negocios del restaurante es un requisito importante. ¿Cuánto dinero se necesita para instalarlo? ¿Cómo se financiará? ¿Se dispone de algún respaldo de pago mientras no haya ingresos? Estimación de ingresos y de gastos, ahí está el centro de la cuestión.

7- La gestación

No más allá de nueve meses antes de abrir, es preciso empezar a poner cada cosa en su lugar. Será tiempo de armar la cocina, la sala, definir la estética, comprar utensilios, marketing y un larguísimo etcétera.  El personal debe estar contratado por lo menos dos meses antes de la apertura. De esta forma, los empleados tendrán tiempo para involucrarse con la propuesta.

8- La prueba

Los amigos y familia seguramente estarán dispuestos a participar de una prueba.  Serán considerados clientes y se les pedirá que realicen críticas y sugerencias para la mejora. 

9- La sentencia

Existe una sentencia que, según Ferrán Adrià, siempre se cumple: ‘El futuro de un restaurante lo ves en dos o tres meses; si va mal, es difícil remontar’.

10- La pasión

La pasión es la sangre que mantiene vivo a un restaurante.  Pasión es amor a lo que se hace, es esfuerzo y sacrificio, es siempre ir a más con un objetivo claro.

11- La creatividad

En estos tiempos competitivos, destacarse en el mercado no es tarea fácil. La creatividad permite la innovación. Un restaurante innovador marcará la diferencia. 

12- Los riesgos

La renovación y la adecuación a las circunstancias siempre cambiantes implican riesgos.  Y si hay errores, es importante aprender de ellos para que no vuelvan a ocurrir.

13- La ética

Es un valor imprescindible en un emprendimiento gastronómico. Toda la gestión y la vida del restaurante deben tener este principio guía. La ética es incuestionable y debe tenerse en cuenta en el día a día de todo el equipo.

14- la humildad y la generosidad

La humildad se manifiesta en no creerse más que nadie sino capaz de aprender de todos. A veces, las luces del éxito traen egoísmo, soberbia y vanidad, acompañantes nefastos en el camino de la vida. El ego se queda fuera del emprendimiento. En lugar de rivalizar con otros profesionales, se debe aprender de ellos; la simbiosis enriquece a todos.  Humilde y generoso, así debe ser un buen chef y un gran empresario.

15- El equipo

Es imposible que un emprendimiento sobreviva si no se potencia al equipo. Cada persona ocupa un lugar fundamental en el sistema del restaurante.  Nadie es más ni menos que nadie, porque todas las tareas son imprescindibles.

Todas las personas que trabajan en el restaurante deben entender esta condición. Su implicación con el proyecto dependerá, en gran parte, de que sientan que lo que hacen contribuye a los resultados.

16- Los cuestionamientos

Ferrán Adrià es un chef que todo lo cuestiona y que no da nada por hecho. Esa ha sido una máxima guía en su vida, y ese es un consejo que el gran chef ofrece a los chef y emprendedores

Hasta las costumbres que parecen indiscutibles deben ser cuestionadas. Se logra deteniendo el paso, observando y replanteando cada detalle. Es el camino para crear nuevos conceptos, para evolucionar.

17- La felicidad

No todo es dinero y gloria. La felicidad es parte importante del éxito. Si el chef o emprendedor no es feliz con su trabajo, el trabajo será una tortura y, aunque logre éxito y fama, no disfrutará de la vida.  Adrià lo ha dejado muy claro: “El éxito es efímero. Esta sociedad devora a los triunfadores”, ha declarado el chef.

Los consejos de Ferran Adrià son una guía básica del buen emprendedor. Sabia, por cierto, porque recoge la experiencia de un grande del mundo de la gastronomía y de la actividad comercial.