¿Cuáles son las principales herramientas de marketing que puedes utilizar en tu restaurante? Una de ellas es el menú, la carta que enseñes a tus comensales. Pero hay muchos otros trucos de marketing.

¿Qué platos hay que destacar?

Los platos que tienes que destacar en la carta de tu restaurante, tienen que estar relacionados con las expectativas de los comensales que visitan tu establecimiento.

Lo primero será analizar los hábitos y costumbres de tus clientes, lo que esperan que les ofrezcas. También debe influir los platos que serán más rentables, que mayor porcentaje de ganancia dejen a tu negocio.

marketing

Es importante que tengas en cuenta un truco de marketing, muy conocido en la hostelería profesional, llamado “Triángulo de oro”. Es decir, los tres puntos de una carta en los que el comensal pone su atención. Normalmente son las dos esquinas, superior derecha e inferior izquierda, y el centro del folleto, texto, carta, etc.

Una oferta concreta

Las cartas demasiado largas tienen el riesgo de tener un efecto de saturación para el lector o el comensal. No hay que incluir todos los platos que has ofrecido a tus clientes desde el principio de los tiempos, sino los que más se venden en la actualidad.

La importancia de la imagen

Todo cuenta a la hora de retocar la imagen, tanto el diseño gráfico que tenga la web, las fotos de los platos en la carta, etc. Las fotografías deben ser creativas y tener la máxima calidad profesional.

Redes sociales

No es una cuestión de crearse un perfil en todas las redes sociales conocidas, y darlo todo por hecho. Más bien el proceso sería, al contrario. Hay que elegir aquellas redes que más nos interesan, o que consideramos que más se adaptan a las características de nuestro negocio, y procurar relacionarnos y comunicar con frecuencia con los usuarios. De esa forma conoceremos las preferencias y necesidades de nuestros clientes, o de clientes nuevos, las quejas de nuestros comensales, tendencias sectoriales, etc.

La elección de los colores

Una cuidada combinación de colores, ocasiona efectos diferentes en el cliente o consumidor. Tienes que elegir bien los colores del logotipo o de la marca, los de la página web de tu restaurante, los de la carta, etc.

Los colores oscuros no funcionan bien en la hostelería. Los mejores son: algunos que generan optimismo, como el amarillo, que estimulan las ganas de comer y probar, como el naranja, o que transmitan frescura, como el verde.

Compartir contenido interesante

Si tienes una página Web, es fundamental que el contenido que compartas o aportes sea relevante y tenga la calidad adecuada. Como ejemplos, recetas o técnicas de cocina modernas, innovadoras, fotografías o vídeos de clientes satisfechos o del buen ambiente del comedor de tu restaurante, promociones especiales, descuentos y ofertas, etc.

marketing

El email marketing

Las campañas realizadas a través de email marketing, sobre clientes de los que disponemos de sus direcciones de correo electrónico, son muy efectivos. Con toda seguridad, a comensales que tuvieron una buena experiencia comiendo en tu restaurante, les alegrará recibir esos correos.

Marketing sensorial

Es importante que tengas en cuenta aspectos de neuromarketing y marketing sensorial, en las instalaciones de tu restaurante. Es el caso de una música adecuada, diseño atractivo, en consonancia con el estilo de cocina que ofreces, un aroma sugerente en el comedor, etc.

Tienes que considerar el alto punto de competencia entre los restaurantes en la actualidad. La creatividad, la imaginación, la originalidad y siempre la calidad, constituyen una propuesta de valor dentro de la estrategia de marketing de tu restaurante.

marketing

 

Fuentes imágenes: El Referente  /  Social Gourmets   / MásQueNegocio /  www.marketinghostel.com