La elección de propuestas diferentes puede resultar muy beneficioso para tu restaurante. El incremento de la competencia obliga a la búsqueda de nuevas opciones. Poco a poco queda atrás el modelo tradicional de restaurante como local exclusivamente destinado a comer o cenar. En esta búsqueda, el catering ha resultado ser una excelente opción.

El catering es un sistema que está en auge, tanto como modelo gastronómico como de negocios. El servicio que antes era propio de élites, se ha popularizado; y esta expansión ha abierto una buena oportunidad para el mundo gastronómico.

Tipos de servicios de catering

Como todo proyecto que se inicia, el primer paso es informarse y tomar decisiones.  El sector del catering encierra una gran diversidad de posibilidades. Estas son las más habituales:

  • Catering móvil. Para llevar el proyecto a la práctica se necesita un vehículo, pues el servicio se ofrece desde la unidad móvil. Este formato implica todo tipo de equipamiento básico, vehículos, mobiliario, maquinaria, etc.
  • También se está usando bastante el catering en fiestas privadas, en las que se contrata para un tipo de comidas en especial. Permite disponer de una opción de comida rápida, tipo food truck, o para la comida de los niños, por ejemplo. En estos casos, el vehículo se instala en el lugar que se le ha asignado y los comensales se dirigen a él para solicitar sus platos.

entrantes navideños

En general, es sencillo de instalar y no requiere de grandes inversiones.

  • Catering a domicilio. Es un servicio en el que, como el nombre lo indica, se entrega la comida al cliente. Es especialmente utilizado en fiestas y eventos. Este tipo de catering permite diversas posibilidades; es posible dedicarse solo a elaborar y entregar los platos. Esta es la propuesta básica, pero también se puede vender todo el servicio de la fiesta, incluyendo los camareros, la decoración y la ambientación y los arreglos relacionados con el evento.
  • Catering para empresas. Es un tipo de catering a domicilio, pero especializado en reuniones empresariales, de negocios o de formación. Se trata de un servicio que tiene buena demanda en estos tiempos; el concepto comprende la oferta de platos populares adecuados a todos los gustos.
  • Catering industrial. Esta es una modalidad que se va extendiendo en estos tiempos. Se trata de proveer de servicio de alimentación a grupos grandes de personas; es utilizada mucho en hospitales, fábricas, escuelas e instituciones que brindan servicio de alimentación.
  • El menú del catering dependerá de las características de los comensales. No será igual para una escuela que para una fábrica, ya que los requerimientos nutricionales de los grupos destinatarios son diferentes. Generalmente se trabaja con contratos semestrales o anuales, lo que aporta cierta estabilidad al negocio.

¿Es posible agregar servicio de catering a la propuesta del restaurante?

buffet

Si tu restaurante decide implicarse en el mundo del catering, el primer paso es sentarse a pensar. Una evaluación de los recursos marcará las posibilidades.

¿Con qué personas cuenta el restaurante y en qué momentos están disponibles para el catering?, ¿será necesario contratar más empleados?, ¿qué equipamiento se necesita?, ¿el restaurante dispone de algunos de estos equipos?, ¿a qué target de clientes se aspira alcanzar?, ¿se puede abarcar la propuesta tradicional y la de catering?  Estas y otras muchas preguntas tienen que responderse para visualizar la relación coste-beneficio del emprendimiento.

Siempre es bueno animarse a emprender, pero la cautela es la mejor aliada. Especialmente en el inicio, no se debe dar el paso más largo de lo que permiten las piernas, como habitualmente se dice.  La sugerencia es iniciar con una propuesta sencilla, ir evaluando la situación y mejorando el servicio.

Hay restaurantes que han iniciado la oferta en su propio local. Es un modelo de autoservicio, en el que los clientes recogen los alimentos de una mesa buffet o de refrigeradores. Algunos los consumen en el local, otros los llevan; es esta una opción sencilla y práctica, que exige poca inversión y que permite empezar a caminar en el sistema catering.

Es bastante frecuente el servicio de catering envasado. Bandejas de sándwiches o con postres y comida en cajas, son propuestas que pueden dar buenos resultados.

Componer un menú de catering

El menú dependerá de los paquetes que el restaurante ofrece; es importante visualizar el tipo de comensales, su edad, sus costumbres, sus gustos.  Una reunión previa con el cliente permitirá asegurarse de que la propuesta es la esperada y realizar ajustes si es necesario.  Estas consideraciones serán la base de las propuestas. 

Se pueden prever varios menús: para bodas, para cumpleaños infantiles, para eventos empresariales, para fiestas populares, para desayunos, brunchs, cocteles.

Al pensar estos menús, además de los comensales, debe atenderse a la modalidad de consumo. Este aspecto determinará la presentación. No es conveniente improvisar, ya que un servicio que no deja satisfecho a un cliente puede causar estragos.

El impacto de incorporar catering al servicio del restaurante

La dedicación correcta al catering seguramente impactará en el funcionamiento del restaurante. Si se ofrece servicio en el propio local, será necesario reestructurar la ubicación del mobiliario.

También será apropiado entrenar al personal para asimile bien la idea. El trabajo en equipo es fundamental; si el personal no se involucra y trabaja desconforme, aparecerán los problemas. A la gente le cuesta salir de las rutinas. Los bonos e incentivos, por ejemplo, siempre son bienvenidos y estimulan.

Es fundamental enfocar bien la promoción de los servicios de catering que se ofrezcan en el restaurante. La oferta debe visualizarse en las redes sociales y en la web. Los flyers distribuidos puerta a puerta o a los caminantes en la calle siguen siendo una buena forma de difundir.

Las promociones con motivo de fechas especiales son una excelente oportunidad para dar a conocer los servicios. Las fiestas navideñas, los eventos deportivos, inauguraciones, fiestas populares, ofrecen un buen espacio para mostrarse.

Todo es cuestión de animarse a emprender el camino.  Bien trabajado, el catering abre una puerta muy beneficiosa para aumentar las ventas.