Los sorbetes se consumen durante todo el año. Si bien el verano es la estación típicamente propicia, durante el resto del año se integran perfectamente a cualquier menú.  Para aliviar el calor siempre viene bien un sorbete bien helado. Pero también funcionan como aperitivos, como transición entre platos, o como merienda en cualquier estación. ¿Te gustaría integrar deliciosos sorbetes en la carta de tu restaurante?

Una de las ventajas de servir sorbetes en el restaurante es que son aptos para personas de todas las edades. Los consumen los niños, los jóvenes, los adultos. Además, responden bien a la estacionalidad, ya que son tan versátiles que se preparan con ingredientes diversos, por lo que no requieren de materias primas especiales y costosas.  

Se pueden tener listos en el congelador, y nunca fallan. El restaurante puede disponer de una línea de sorbetes variados que satisfagan los gustos de los clientes y las preferencias de dietas especiales.

Presentamos algunas recetas de sorbetes veraniegos 2022

Los sorbetes preparados en base a frutas suman al sabor y la frescura los aportes nutricionales. Son saludables y refrescan el organismo no solo por el calor del verano, sino que contribuyen al proceso digestivo. Un sorbete frutal como aperitivo o en la tarde en un día de calor, renueva la energía.

A continuación, vemos algunas recetas de sorbetes frutales para servir en el restaurante. Aunque se puede ir metiendo, como veremos, la mezcla en el congelador y romper los cristales para evitar el congelado total, sin duda tener una sorbetera o heladera en el restaurante puede conseguir un mejor acabado, profesional.

Sorbete de limón

El sorbete de limón es un clásico que no puede faltar en la carta del restaurante. Es ideal para consumir entre platos y así se lo suele integrar a los servicios gastronómicos para las fiestas. Funciona para limpiar el paladar después que se sirve un plato y antes de servir el siguiente. En el restaurante también los clientes lo eligen como postre, porque el limón es una fruta con buen impacto en la digestión. 

Ingredientes

  • 1 vaso de zumo de limón
  • 200 gramos de azúcar
  • ½ litro de agua
  • 2 claras de huevo
  • Ralladura de la piel de 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • Jengibre rallado (opcional)

¿Cómo se elabora este práctico sorbete de limón?

1.  Preparar un almíbar ligero con el agua y el azúcar. Cuando está listo, dejarlo enfriar.

2.  Agregar al almíbar el zumo de limón, la piel rallada y el jengibre, si se opta por incorporarlo.  Llevar a congelador hasta que empiece a cristalizar.

3. Batir a punto de nieve las claras a las que se ha agregado una pizca de sal.

4. Mezclar las claras con la preparación del limón a medio congelar.

4. Llevar nuevamente a congelador hasta que se congele.

5. Retirar unos minutos antes de servir. Raspar el congelado y servir el granizado en copas. Una rodaja de limón o unas hojas de hierbabuena serán un detalle perfecto.

Si se le quiere dar un toque especial,  se puede rociar con salsa de chocolate o de menta. Con un baño de cava que inunde la copa en la que se sirve,  el sorbete de limón es  un postre con mucho glamur.

Sorbete de naranja

El sorbete de naranja se prepara con la misma receta que el del limón. El vaso de zumo de limón se sustituye por 1 ½ vasos de jugo de naranja y el zumo de medio limón. La ralladura será de piel de naranja

Una sugerencia para una presentación original es guardar en la cámara frigorífica las cáscaras después de exprimidas las naranjas, para utilizarlas como recipientes a la hora de servir.

Sorbete

Sorbete de coco, piña y plátano

Tres sabores y texturas que se integran perfectamente en un sorbete fresco y saludable. La conjunción de estas tres frutas permite crear un sorbete cremoso y con un sabor muy delicado.

Ingredientes

  • 300 gramos de plátano sin cáscara
  • 250 gramos de piña fresca sin la cáscara
  • 200 gramos de crema o de pulpa de coco. En caso de optar por la fruta natural, se agregarán 100 gramos de azúcar glas.
  • 4 claras
  • 1 pizca de sal

Elaboración del sorbete de coco, piña y plátano

1. Cortar en trozos pequeños el plátano y la piña.

2. Licuar las frutas conjuntamente con la crema o la pulpa de coco. Si se usa coco natural, se agregará también 100 gramos de azúcar glas.  Debe quedar una mezcla fina y homogénea.

3. Verter en un recipiente con tapa y llevar al congelador. Cada media hora batir un poco para que no se cristalice.

4. Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

5. Cuando la crema está semicongelada, incorporar las claras con movimientos envolventes.

6. Llevar nuevamente al congelador, batiendo cada hora, hasta que se obtenga la consistencia preferida.

Se puede servir en bochas y acompañar con salsa de chocolate o con un poco de crema de coco.

Sorbete de fresas

Las fresas no pueden faltar en un recetario de sorbetes para el restaurante. Son las frutas preferidas de los niños y de muchos adultos. Ofrecen la ventaja de que se pueden guardar en el congelador y tenerlas disponibles en todo momento.

Ingredientes:

  • 750 gramos de fresas
  • 250 ml de agua
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 claras batidas a nieve

¿Cómo se elabora este delicioso sorbete de fresas?

1. Preparar un almíbar ligero con el agua, el azúcar y la vainilla. Dejar enfriar.

2. Triturar las fresas en una licuadora o procesadora.

3. Mezclar la fruta procesada con el almíbar hasta integrar bien.

4. Verter en un recipiente con tapa y llevar al congelador. Batir cada 30 minutos para que no se formen cristales.

5. Cuando está consistente, agregar las claras a punto de nieve.

6. Llevar al congelador durante una hora como mínimo y estará listo para servir.

Se puede acompañar con barquillos y decorar con salsa de chocolate.

Las recetas pueden adaptarse a las preferencias de cada cocinero. Con diversidad de frutas y de hortalizas pueden crearse sorbetes deliciosos. Si se agrega nata montada se obtiene un postre helado de gran cremosidad. Cada chef experimentará y logrará sus creaciones originales para el restaurante.

Comparte