Planificar los aperitivos para tu restaurante en primavera debe ocupar a los restauradores lo antes posible. Toda la carta debe revisarse y ajustarse a una estación que ofrece una exquisita variedad de sabores y colores. Productos frescos, con un increíble potencial, comienzan a poblar los mercados. Y la gente espera un cambio en las propuestas.  Los aperitivos constituyen  una parte fundamental de la adaptación de la carta a todo lo que el cambio de estación implica. ¿Tienes carta de aperitivos para tu restaurante? Te dejamos algunas sugerencias para esta primavera 2022.

La primavera es símbolo de renovación. La savia empieza a moverse  y todo reverdece.  Es como si la naturaleza gritara ‘vamos, es tiempo de moverse’.  El ánimo de las personas acompaña el cambio de estación y sacude los vestigios del invierno. Hasta el guardarropa se colorea.

Las personas están ávidas por salir. En primer lugar, la pandemia y luego el invierno hicieron que la gente se quedara en casa y saliera lo menos posible. Pero ahora se abren las puertas. El calorcito, el sol dorado y todo el esplendor primaveral invitan a cambiar las rutinas, a caminar al aire libre, a encontrarse con amigos.

Los restaurantes siempre son el lugar de preferencia para pasar un buen rato con pareja, amigos, familia o en una apacible soledad. En especial son tiempos en los que ofrecer buenos aperitivos acompañados de las bebidas preferidas en una terraza, captará la atención de potenciales clientes.

El grupo de los aperitivos es tan amplio y diverso que hasta es posible rotar en días de la semana o en horarios.  A veces, con pequeñas variaciones se logran bocados diferentes. Lo importante es generar un ambiente primaveral y alegre en el que los aperitivos sean una ocasión para compartir y disfrutar.

Algunas recetas de aperitivos para restaurantes

Los aperitivos se prestan a poner en acción la creatividad y la capacidad de invención del cocinero.   Con algunas recetas básicas, se pueden intentar innovaciones que marquen la diferencia y que se ajusten al perfil del restaurante.

Veamos algunas prácticas recetas.

Crostini de salmón ahumado

Este crostini colorido, luminoso y muy fresco, es un aperitivo que será bien recibido en cualquier desayuno, brunch o como antesala de una cena. Solo se necesitan unos pocos ingredientes para prepararlos en el momento de servir.

Ingredientes:

  • Pan francés en rodajas de menos de 1 cm de grosor
  • 400 gramos de queso ricota
  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 1 cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de perejil picado muy fino
  • 2 cucharadas de eneldo fresco picado
  • Zumo de ½ limón
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. Colocar las rebanadas de pan francés en una bandeja para horno. Pincelar cada rodaja con aceite de oliva.
  2. Llevar a horno precalentado a 180º C hasta que estén ligeramente doradas. Dejar enfriar.
  3. Mezclar el queso ricota con las hierbas picadas y el jugo de limón. Agregar sal y pimienta al gusto.
  4. Cortar el salmón ahumado en porciones del tamaño de una rodaja de pan tostado.
  5. Colocar una cucharada de ricota en cada rebanada de pan. Cubrir con una parte de salmón y decorar con eneldo.

Listo para servir.

Tortillas de patata con atún

En una carta de aperitivos no pueden faltar las tortillas. En esta receta se combinan texturas y sabores  para formar un bocado muy especial.

Ingredientes:

Para la tortilla

  • 2 kg de patatas sin pelar, bien lavadas
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 cebolla chica finamente picada
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal a gusto

Para el relleno de atún

  • 200 gramos de atún en aceite
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 1 taza de pimento dulce rojo picado
  • 1 tomate picado
  • 2 cucharadas de cilantro picado

Para la salsa:

  • 1 aguacate grande
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 cucharadas de limón
  • Sal a gusto
  • Otras hierbas a elección

Elaboración:

  1. Hervir las patatas enteras. Cuando están cocidas, retirar la piel. Aplastar para formar un puré. Agregar sal y nuez moscada.
  2. Derretir la mantequilla en una sartén, agregar 1 cebolla picada y cocinar hasta que esté suave.
  3. Mezclar la cebolla con el puré. Dejar reposar durante una hora.
  4. En una sartén calentar aceite. Agregar 1 cebolla picada, el pimiento, el tomate y un poco de sal. Cocinar hasta que los vegetales estén suaves.
  5. Agregar el atún desmenuzado y el cilantro. Cocinar durante 3 minutos. Ajustar sal y pimienta. Reservar.
  6. Armar las tortillas. Formar pequeñas bolas con el puré. Hacer un hueco en la mitad de cada bola y rellenar con la mezcla de atún. 
  7. Aplastar un poco las bolas para darles forma de tortillas. Enfriar en refrigerador durante 30 minutos.
  8. Cocinar las tortillas de patata en una sartén caliente con poco aceite, hasta que estén doradas de ambos lados.
  9. Para preparar la salsa de aguacate, triturar bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta cremosa.
  10. Servir las tortillas cubiertas con salsa. Se pueden decorar con perejil o cilantro.

Oreja de cerdo a la plancha

Es uno de los aperitivos más tradicionales de España.  Con una textura muy particular, sorprende a quienes no la han probado antes.

Ingredientes:

  • 2 orejas de cerdo. Se compran frescas o envasadas ya cocidas.
  • 4 dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Una ramita de perejil
  • Limón en gajos

Elaboración:

  1. Para cocinar las orejas, se las hierve a fuego fuerte cubiertas de agua, con el laurel, un poco de sal y 2 dientes de ajo pelados. Cuando el agua se reduce, bajar la potencia del fuego y continuar continuando con la olla tapada. Deben quedar tiernas. Se retiran del agua y se dejan enfriar. Se puede emplear una olla rápida de presión.
  2. Se cortan en trozos del tamaño de un bocado.
  3. Mezclar 3 cucharadas de aceite de oliva con 1 cucharadita de pimentón dulce. Mojar las orejas con este mojo. Dejarlas en la nevera durante unas tres horas.
  4. Calentar bien una sartén antiadherente. Colocar trozos de oreja y dejar dos minutos sin mover. Se formará una costra crujiente. Dar la vuelta y cocinar de la misma manera.
  5. Mezclar 2 dientes de ajo y un poco de perejil picados con aceite de oliva. Agregar esta preparación a la sartén y cocinar tres o cuatro minutos más. Poner el conjunto a punto de sal.
  6. Servir las orejas bien calientes acompañadas de trozos de limón para que los comensales puedan verter zumo.

Hojaldres  y tostas con rellenos variados son aperitivos que permiten un buen abanico de posibilidades. El marisco siempre es una buena opción.  Los productos que la primavera ofrece estimularán la imaginación del cocinero.

Comparte