El agua es un elemento indispensable para la vida del ser humano. Esta es una verdad consensuada. La hostelería no escapa a este hecho, sino que está continuamente atravesada por el precioso líquido. El tipo de agua que utilices puede significar el éxito o fracaso de los servicios y la reputación de tu establecimiento. Es un detalle que muchas veces pasamos por alto. 

Te presentamos una tendencia en crecimiento: el agua gourmet.

La mejor agua: la importancia en tu actividad hostelera

La mayor parte de las actividades que realizas en tu restaurante se encuentran ligadas al agua. Porque es un elemento que está presente tanto en la constitución de los alimentos y su durabilidad, en la cocción e higiene, y como bebida para tomar los platos. Y el resultado de texturas y sabores logrados dependerá de la calidad del utilizado, sin olvidar la salubridad.

agua

Estándares de calidad

¿Qué estándares mínimos que debes cumplir en tu establecimiento para garantizar las condiciones de higiene e inocuidad del agua potable?

Para ello, la OMS establece unos parámetros y valores de referencia que determinan si el agua es apta para el consumo humano. Es decir, que no presenta signos de contaminación por efecto de virus o bacterias que puedan causar enfermedades de diversa gravedad.

Existen tres Guías para la calidad del agua potable presentadas por la OMS, que son referencia en países desarrollados y en vías de desarrollo.  A partir de ellas, se crean diversas normas y reglamentos locales de control y evaluación.

Por todo ello, es de suma importancia la calidad del agua que usas en tu restaurante. En otro lado está la decisión acerca del agua que ofreces a tus clientes y que sin duda, tiene que ver con lo anterior. Aunque parezca que todas las aguas son iguales, nada más lejos de la realidad.

Un tipo para cada necesidad ¿Agua mineral o de grifo?

 El agua mineral procede de manantiales que, a causa del contacto con el medio, absorbe diversos tipos de minerales que la hacen única. El problema es que, a no ser que se recoja de la misma naturaleza, el embotellamiento la somete a procesos químicos. Y evidentemente ya no es lo mismo.

A eso debes agregar la existencia de publicidades engañosas respecto a las bondades del agua embotellada. Esto no quiere decir que sea imposible confiar en las botellas, sino hay que analizar bien la información obtenida.

¿Qué es el agua filtrada?

Una tendencia en alza es ofrecer agua del grifo en los establecimientos hosteleros, incorporando equipos de filtrado. Existe una variedad de empresas que ofrecen aparatos para el tratamiento del agua cuyos servicios básicos son:

  • Equipos de filtros que extraen el exceso de durezas en el agua y la vuelven más ligera. Con ello puedes evitar las desagradables marcas en la vajilla y realzar los sabores en las comidas.
  • Una acción de filtrado que libra al líquido de impurezas y lo vuelve apto para consumo y manipulación de alimentos.

En países como Estados Unidos o el norte de Europa, la tendencia a llevar la jarra de agua a la mesa de restaurantes y bares, es una costumbre que se realiza hace tiempo. Es más, en muchos sitios, no es siquiera necesario pedirla como parte del menú, sino que se incorpora como elemento básico gratuito.

Los pros y contras

A la hora de evaluar ventajas y desventajas de los tipos de agua, hay que tener en cuenta que la embotellada es una costumbre muy extendida. La ventaja está en la confianza que inspira y en el bajo riesgo que acarrea.

Respecto a los equipos de filtrado, si confiamos en ellos, a mediano- largo plazo puede que resulten un hallazgo. Y esto fundamentalmente por dos cuestiones:

  • Porque representan un ahorro espacial y económico: no tienes que contar con los stocks de botellas en tu local, ni con el gasto que supone la continua reposición del producto.
  • Porque ayudan al cuidado del ambiente: menos botellas, menos residuos tóxicos.

Tendencia que crece: agua gourmet con diseño

A la par del agua de grifo filtrada, crece otra tendencia caracterizada por el consumo de agua de lujo. Siempre que el bolsillo lo permita, claro está.

Estos productos son considerados Premium, porque se presentan dotados de ciertos minerales y libres de contaminantes, convirtiendo una acción tan indispensable como beber agua en una práctica sofisticada de moda.

La apuesta que hacen las marcas está en diferenciarse por lo que llega a manos del consumidor: la botella. En España es posible encontrar tiendas especializadas en aguas de diseño, donde la creatividad vuela a la hora de pensar la mejor forma de presentarlas. Recipientes de colores, minimalistas, simulacros de perfumes y todo lo que logre un efecto de impacto.

Las más caras

Agua de Cristal

Considerada la botella de agua más costosa en todo el mundo. Su procedencia está en el deshielo del agua de glaciares y en agua de Fiji (Islas Fiyi). Cada botella de este sorbo gourmet puede alcanzar los 200 euros.

Supernariwa

Entre el marketing y la salubridad. Un agua procedente de una fuente milenaria, asociada a la juventud eterna. Se comercializa en minibotellas y un litro puede costar más de 9.000 euros.

Fillico

Una delicatesen, el lujo en el más alto grado. Esta agua japonés está embotellado en reproducciones de piezas de ajedrez.

Bling

Una marca que se ha hecho famosa porque la eligen las celebrities americanas. Un agua conocido tanto por la pureza que tiene como por su presentación, con materiales de lujo y ediciones limitadas. El precio de una botella está alrededor de los 35 euros.

Veen

agua lujo

El círculo polar ártico y los fiordos de Noruega y Finlandia surten al mercado de un agua con un elevado grado de pureza. Otra marca de agua asociada al lujo, que puede adquirirse por 20 euros la botella.

Conclusión

La calidad del producto que ofreces abundante, sabroso o gourmet, es importante y una de las primeras cosas que el cliente busca y evalúa. Sin embargo, algo tan sencillo como el uso del agua, imprime a tu establecimiento un elemento primordial: la confianza ¿Eres consciente de ello?
Fuentes imágenes: YouTube / La 100 – Cienradios    /  elEconomista.es