Nadie puede negar las bondades publicitarias del mundo online. Sin embargo, esto no quiere decir que la publicidad offline no tenga también un enorme potencial para atraer clientes en el negocio de la restauración.

¿Qué tipo de publicidad haces en tu restaurante?, ¿solo online o sigues usando los recursos promocionales más tradicionales? A continuación, te mostramos la conveniencia de que hagas una combinación de los dos sistemas, para que todo el mundo conozca el estilo de cocina que ofreces, ofertas, platos estrella, tus novedades y promociones, etc.

publicidad offline

La publicidad offline está referida a la difusión y persuasión que se lleva a cabo a través de canales tradicionales, diferentes a Internet. Comprende cine, televisión, radio, prensa, vallas y todos aquellos medios y canales que no se consultan en línea.

¿Por qué siguen siendo válidos estos medios? Aunque Internet sea una vía económica y masiva para dar a conocer una marca o un producto, los otros medios siguen existiendo y también el público acude a ellos en busca de orientación. De hecho, continúan ejerciendo una importante influencia en la decisión de compra del cliente.

Ventajas y desventajas de la publicidad offline

La publicidad offline no se opone a la que se hace vía online. Por el contrario, se trata de dos espacios complementarios, que pueden, y deben, coexistir armónicamente. Cada ámbito tiene sus propias virtudes y defectos. Lo importante es diseñar una estrategia que saque el mejor partido de cada canal.

Estas son algunas de las ventajas de la publicidad offline:

  • Proximidad. Cuando el cliente encuentra una publicidad en físico la percibe como más cercana e inmediata y también más sólida
  • La red está llena de informaciones imprecisas y fuentes poco confiables. Los medios tradicionales brindan una sensación de mayor confiabilidad
  • Cobertura. Si bien es cierto que el mundo virtual llega a rincones remotos, también lo es que hay un segmento de compradores que no acceden a Internet. En particular, personas de mayor edad. Ellos son también, en general, un grupo con elevada capacidad de compra
  • El cara a cara y la evidencia. Algunos métodos tradicionales como el obsequio de muestras gratis, son imposibles de ofrecer en línea. Dicen que nada mejor que “ver para creer”. En ese sentido, la publicidad offline tiene más capacidad de persuasión

publicidad offline

Por contrapartida, la publicidad offline es más costosa, menos medible y no permite hacer ajustes en tiempo real. Es verdad que Internet llega a un número mayor de usuarios, pero un restaurante no siempre está interesado en que lo conozcan al otro lado del mundo. Si es un negocio de nicho, podría beneficiarse ampliamente de los medios tradicionales.

Estrategias de publicidad offline para tu restaurante

La publicidad vende cuando se basa en un concepto sólido y parte de un conocimiento detallado del segmento al cual se dirige. También, por supuesto, cuando es capaz de interpretar de manera creativa las necesidades y expectativas de los consumidores.

Hay algunas estrategias de publicidad offline que han probado ser muy eficaces. Son aplicables a los objetivos de la mayoría de nuestros restaurantes. Las principales son:

  • Marketing directo. Esto incluye todas las acciones de promoción destinadas a dar a conocer el establecimiento dentro del ámbito local, empleando medios tradicionales. Se utiliza principalmente para informar sobre ofertas puntuales, orientadas a captar el consumidor más cercano geográficamente. Algunos ejemplos son los avisos que anuncian la “Happy hour”, una decoración conmemorativa o evocativa, etc.
  • Street marketing. Generan gran impacto en los usuarios y así mismo demandan alta creatividad y, a veces, un importante número de recursos. Son acciones sorpresivas que se llevan a cabo en un lugar público. Por ejemplo, la presentación de una danza folclórica de un país, que a su vez promueve la especialidad del día en el restaurante
  • Directorios locales. En muchos lugares hay directorios especializados que dan a conocer los comercios de una zona o de un sector en particular. Los usuarios más exigentes acuden con mucha frecuencia a ellos para orientar sus preferencias
  • Anuncios en radio y televisión. El poder de estos medios convencionales no se puede subestimar. Son canales ideales para dar a conocer promociones especiales
  • Patrocinio de eventos. Los restaurantes que patrocinan eventos relacionados con una causa social, generan simpatía entre los consumidores. Lo importante es elegir un tipo de evento que coincida corporativamente con el establecimiento
  • Objetos publicitarios. Esta vieja estrategia nunca ha dejado de estar vigente. Obsequiar bolígrafos, tazas o cualquier otro souvenir siempre será un elemento eficaz para promocionarse

Hay muchas otras estrategias offline que tu restaurante puede llevar a la práctica. Lo importante es que su uso responda a un objetivo bien delimitado y que ofrezca variables que permitan evaluar el impacto real que tienen.

La información sobre los clientes

Internet es la clave en todos los negocios actuales, y en el nuestro de la atención a los clientes que nos visitan mucho más.  En general, la publicidad siempre incluye una estrategia online, que apunte hacia las redes sociales y los espacios de mayor impacto y difusión. El error está en creer que esto anula por completo las opciones offline y que será suficiente para lograr los propósitos comerciales.

El contacto físico con los clientes también es fuente de datos que tienen gran importancia. Los comensales de tu restaurante te pueden aportar mucho en sus visitas. En el primer caso, los datos son básicamente cuantitativos y estadísticos. Con un análisis de los datos obtenidos, la información es cualitativa e intuitiva.

Un enfoque adecuado es el de moverse en los dos ámbitos. Hay objetivos de mercado que solo se logran cuando se tiene acceso a una audiencia altamente masiva e indiferenciada. Otros, en cambio, se orientan a segmentos específicos y exigen máxima personalización.

Una complementariedad exitosa

Podría decirse que la publicidad offline y la publicidad online están destinadas a conformar un matrimonio perfecto. Esto no se logra simplemente con el deseo. Detrás de esa unión provechosa deben existir unas estrategias bien definidas.

Lo importante aquí es remarcar que Internet no lo es todo. Y más en el caso de un restaurante, pues se trata de un tipo de negocio en el que la personalización y el buen servicio ocupan un lugar privilegiado. No siempre una mayor difusión se traduce es más ventas.

Cada vez que se produce una revolución en las comunicaciones surgen anuncios apocalípticos respecto a la decadencia de lo que les precede. Esto ha demostrado ser falso. El cine no acabó con la televisión, ni esta con la radio. Y ninguno de esos medios terminó con la prensa. Simplemente todo se readapta y se especializa.

 

Fuentes imágenes: Ehosa  /  Éruga Comunicación

Comparte