La época de las fiestas tradicionales navideñas es siempre una buena oportunidad para los negocios de gastronomía. Las comidas de empresa en Navidad permiten al restaurante beneficios extras que no pueden despreciarse. Además, son una ocasión propicia para mostrar todo lo que el local ofrece.

Si te gustaría llenar el comedor de tu restaurante con cenas de Navidad de empresas, a continuación, te mostramos unos tips imprescindibles.

La gente se anima cuando se prepara para esas comidas de empresa en Navidad. Hasta los más tímidos visten su personalidad y su carácter de ese espíritu festivo. Para algunas personas, es una de las pocas veces que salen a algún evento social en el año.

La Navidad es mágica no solo para los niños, también lo es para los adultos. El mundo se tiñe de luces, de  dorados, de rojos, de verdes y las personas intentan reconciliarse con sus propias vidas y con los demás.

Y en las comidas de empresa en Navidad generalmente se logra. Empleados que compiten a diario en sus trabajos, dejan atrás sus rivalidades. Los gerentes abandonan sus posiciones de poder y viven un lado diferente de la relación con sus subordinados.

Por todo esto, generar un ambiente propicio para esas comidas de empresa en Navidad es todo un desafío para los restaurantes. Las expectativas son muchas y deben ser colmadas. No se trata solamente de planificar un menú adecuado a los gustos de los clientes. Es mucho más; hay que asumir el concepto de la Navidad y hacerlo visible en el local.

comida de empresa

Las comidas de empresas en Navidad: datos útiles

A veces estas comidas son organizadas por las empresas y son ellas las que corren con los gastos. En otras ocasiones, son los empleados quienes asumen estos eventos, pues los consideran “su” fiesta. Si la empresa no paga, los trabajadores lo solucionan compartiendo los gastos. Lo cierto es que la mayor parte de las empresas, independientemente de su tamaño, tienen su festejo navideño.

La idea de organizar comidas de empresas en Navidad puede resultar una difícil misión para el restaurante. Pero no lo será si se organiza todo minuciosamente. Evitar la mayor parte de los imprevistos, permitirá trabajar sin presiones. No es necesario tener experiencia en estos eventos; solo hace falta anticipar y planear para hacer las previsiones necesarias.

¿Cuáles son algunos aspectos importantes para que el restaurante asuma la organización de las comidas de empresas en Navidad?

  • ¿Comidas, cenas o los dos? Es una primera decisión importante que dependerá de los recursos y de las posibilidades del local. Es necesario evaluar bien la situación, la capacidad y la concurrencia habitual. No es posible dedicar todos los esfuerzos a estas fiestas navideñas, pues el restaurante debe continuar funcionando como habitualmente lo hace.
  • Generalmente, la opción cena obliga a incluir otras ofertas. Copas previas, música y espacio para bailar, tiempo del restaurante para permanencia post-cena. Todo esto implica más esfuerzo pero también reditúa mejor. Es cierto que hay que pensar en música para bailar, y quizás eso sea un plus para la organización. Pero también es cierto que durante todo ese tiempo las personas continúan consumiendo y, por tanto, el restaurante sigue vendiendo.
  • ¿Para cuántas personas? Es otra de las definiciones previas. El número dependerá no solamente del lugar sino de las posibilidades de la cocina. No es lo mismo organizar una comida navideña para veinte personas que para setenta. El restaurante no debe dejarse tentar por el número si no está absolutamente seguro de que podrá brindar un excelente servicio. Los eventos navideños se comentan y se vuelven una herramienta interesante para el marketing. Por tanto, es necesario evitar desbordarse.
  • ¿Calendario abierto o días preestablecidos? Se trata de decidir si se establecerá un período para estos eventos o si el restaurante estará abierto todo el tiempo para las solicitudes. Muchos restaurantes optan por abrir una especie de ventana de una o dos semanas para que los interesados puedan agendar sus fiestas.

Planificar es la clave

También es preciso pensar si se habilitarán todos los días de la semana o si se marcarán algunos especiales. La experiencia indica que los jueves y los viernes son los más solicitados. Es un dato a tener en cuenta a la hora de estas determinaciones.

  • ¿Cuál será la oferta? Hay que definir con anticipación qué posibilidades se ofrecerán a las empresas que decidan contratar al restaurante para sus fiestas. Esta oferta tiene que ver con posibles menús, con las opciones complementarias de diversión, y con los

Cada restaurante planeará esta oferta de acuerdo con sus posibilidades. Si así lo decide, podrá ofrecer varias propuestas con presupuestos diferentes, de modo que las empresas puedan encontrar alguna que se adapte a su realidad.

Una opción que algunos restaurantes utilizan es la de organizar una gran fiesta para empresas. En ella, cada grupo reserva sus mesas. Es especialmente atractiva para empresas con pocos empleados,  pues el hecho de que haya otras personas en el evento lo hace más animado.

  • ¿Quién se encargará de la ambientación? En las comidas de Navidad, la ambientación es fundamental. Forma parte de la esencia del festejo. Si el restaurante no cuenta con personal que pueda lograr una buena decoración, será conveniente contratar a alguien que lo haga.

La ambientación no es solo la decoración del salón. También forman parte de ella los detalles de vestimenta del personal, la vajilla, la música de fondo. La idea es que al pasar la puerta de entrada, los clientes sientan que empezó la magia.

Mucho más que una comida

comida Navidad

Cuando una empresa organiza una comida en Navidad, habitualmente piensa en mucho más que en comer. Es un momento de revitalización de las relaciones humanas y de sanear algunas situaciones tensas que se han vivido en el año.

La diversión debe formar parte de estas fiestas. Por lo tanto, el restaurante debe proveerse de algunas herramientas para ofrecer en esos días especiales.

  • Karaoke. El karaoke siempre es bien recibido. Las personas se descubren unas a otras a través de esos momentos en que se muestran habilidades. Es una opción que no requiere gran inversión.
  • Cacería navideña. Una gymkana o cacería en equipos también entretiene. Armar un puzzle, encontrar un tesoro escondido, cantar un villancico, escribir mensajes de navidad, son algunas de las “pruebas” que pueden incluirse. Las posibilidades son muchas y dependerán también del espacio. La cacería puede realizarse solo con pruebas en los lugares o incluir movimientos, carreras y saltos.
  • Concursos de baile. Otra buena propuesta que no requiere grandes preparativos.
  • Show de coctelería acrobática. Es siempre bien valorado.
  • Música en vivo y animadores. La gente disfruta de las bandas o cantantes en vivo, especialmente si además de cantar se vuelven animadores e interactúan con el público.

La idea es que todos se sientan integrados en un ambiente diferente al que habitualmente lo están en el trabajo.

Marketing y difusión

Es fundamental realizar una buena difusión de los planes que el restaurante tiene para encarar las comidas de empresas en Navidad.

  • Las redes sociales y la web son una vía esencial. Mostrar las posibilidades tanto en las redes como en la web permitirá atraer a los clientes.
  • Elaborar algunos flyers para distribuir en la zona del restaurante es un buen recurso. Lo ideal es designar a una persona para que los lleve personalmente a las empresas del entorno cercano.

La planificación es muy importante. Las comidas empresariales en Navidad deben concebirse como eventos muy especiales para los que es necesario prepararse.