Posiblemente sea el sueño de toda tu vida. Algo que ya tenías en mente desde niño, cuando muchos de los juegos con tus amigos tenían la temática de cocina. Es aquello por lo que has trabajado largo tiempo. Lo quieres, lo visualizas en todo su esplendor, lleno, alegre, vivo. El menú, el estilo, los platos principales. Tienes todo definido. Pero…falta el nombre de tu restaurante.

Es lo primero que los clientes ven

nombre restaurante

El nombre será la primera conexión que tendrán los clientes con tu local, con tus productos, y en algunos casos, contigo. La elección del “nombre correcto” está minada de contradicciones. Tal vez es algo que tienes definido desde la primera vez que te dijiste: “voy a abrir un restaurante”. Pero también puede ser que se lo hayas comentado a alguien, y el efecto no sea el que esperabas. En ese momento, comienzan las dudas.

¿Cómo debería ser el nombre de tu restaurante?

De entrada, se entiende que el nombre de tu restaurante debería ser original, sencillo, con sonoridad, único, fácil de recordar, y que sobre todo, contenga el espíritu de tu local. Suena fácil, pero posiblemente no lo es.

El primer paso sería analizar una serie de cuestiones básicas:

  • Qué clase de comida voy a servir: ¿será variada o te especializarás solo en un tipo?, ¿será étnica (de algún país en especial), de una región  (Madrid, Castilla La Mancha, etc.), internacional, fusión, moderna, tradicional, creativa?
  • También se debe considerar qué tipo de restaurante será: uno de comida rápida, por ejemplo. Esto te puede influir decisivamente en el nombre de tu restaurante.
  • Cuál es el target: hay quienes se incomodan con esta pregunta, pero al momento de arrancar cualquier negocio, es algo que debe estar perfectamente delimitado, ya que esto define muchos aspectos, uno de ellos el nombre. No es lo mismo el público que visita frecuentemente un sitio de comida rápida en un Centro Comercial, que el que come con su familia o amigos en un local de una zona exclusiva.

Un nombre difícil de olvidar

 Más arriba mencionamos que ese primer acercamiento que tendrás con tus comensales a través del nombre de tu local, debe ser algo fácil de recordar y con sonoridad. Esto nos lleva a listar varios aspectos a tener en cuenta en este sentido:

  • No debe ser demasiado extenso. Hay quienes incluso recomiendan no utilizar más de siete letras. En todo caso, cuanto más corto, mejor.
  • Debe ser pegadizo: como un spot publicitario, como esa canción que pasamos tarareando todo el día.
  • Debe ser claro y conciso. Si debemos deletrearlo para hacernosentender, está claro que ese nombre no funciona. Por esta misma razón, debe estar bien escrito, respetando las reglas ortográficas. En la actualidad, vemos muchos nombres llenos de anglicismos, que quieren parecer más técnicos, más modernos e innovadores, solo por “sonar raro”. En realidad, si quienes escuchan el nombre de tu restaurante no son capaces de retenerlo, es un recurso que hemos desaprovechado.
  • Evitar cacofonías y la “dislexia selectiva”, como es el caso de saltarte una letra porque te parece “cool”.

nombre

¿En qué te diferencias de tu competencia? 

Para que el nombre de tu restaurante te diferencie claramente de ellos, debe ser original y único. Analiza a tus competidores. Qué te gusta de ellos, pero sobre todo, qué cosas no.

Haz un repaso a los nombres de los restaurantes más exitosos, revisando cada uno de los aspectos expuestos hasta ahora. Seguro que la mayoría son pegadizos, no demasiado largos, fáciles de recordar, con sonoridad y reflejan el espíritu del lugar.

Un nombre SEO 

Con el boom de los medios digitales y el desarrollo de internet, hoy en día hay un aspecto esencial a la hora de ponerle nombre a cualquier cosa: cómo destacarlo en los buscadores web.

Por ello, además de todo lo anterior, hay otros aspectos imposibles de obviar:

  • ¿Está disponible?: deberías empezar colocando en el navegador elnombredemirestaurant.com. Si después de dar enter se abre el site de algún local, ya sabes que debes pensar en otro título.
  • Utiliza herramientas como Google AdWords: esto es válido hasta para estudiar a tu competencia. También te permitirá tener una idea más clara de hacia dónde se mueve el mercado, cuales son las palabras claves que funcionan mejor y hasta qué nombres ya están carentes de originalidad por exceso de uso.
  • Evita incluir números o símbolos: la URL (Localizador Uniforme de Recursos) debe ser tan clara como el nombre en sí mismo, para que Google o cualquier otro buscador pueda ubicarlo con facilidad. Por ejemplo, si tu local se llama “Mi-Restaurante”, el guion (o cualquier otro símbolo que utilices) no aparecerá en la URL, por lo que será más difícil de encontrar, digitalmente hablando. En el caso de los números, aplica el mismo principio.

 

El nombre te define 

Si optas por un nombre “étnico”, algo así como Solo Japonés, no es buena idea que en algún momento empieces a servir comida mexicana o vietnamita. Nadie te tomará en serio.

Y si decides utilizar tu nombre propio para identificar tu local (cosa que por lo demás es absolutamente válido), la opinión que tengan los comensales de lo que consuman en él, será la opinión que tengan de ti como persona. Definirá tu reputación y tus logros.

Si todavía no lo tienes claro, tómate tu tiempo y piénsalo bien. La diferencia entre el éxito y el fracaso puede estar en esta aparentemente  simple decisión.

 

Fuentes imágenes: Rankia  /  123RF   /  Bodas.net