La comida rápida tiene un enorme éxito en el mundo. ¿Quién no se siente atraído por una pizza, una hamburguesa o un delicioso sándwich? Sin embargo, este tipo de comida tiene un gran problema: aporta demasiadas calorías, grasas, sodio, colesterol y muchas otras cosas perjudiciales para la salud.

El consumo de estos platos de comida rápida contribuye a la obesidad y al desarrollo de enfermedades graves. Es por eso que en la actualidad cada vez más restaurantes han optado por preparar comida rápida saludable, tratando de cambiar de esta forma la imagen negativa de este tipo de platos.

Si quieres incorporar platos de comida rápida en tu restaurante, sin dejar de pensar en la salud de tus clientes, a continuación te damos algunas recomendaciones.

¿Por qué tiene tanto éxito la comida rápida?

La mayoría de las personas se deja seducir fácilmente por la comida rápida o comida “chatarra”. A pesar de ser conscientes de que es perjudicial para la salud, este tipo de alimentos siguen siendo los favoritos, principalmente porque producen un efecto placentero al paladar. Hay muchos estudios que explican las razones de la preferencia por estos alimentos, que existe desde hace décadas a nivel mundial.

Los ingredientes de la comida rápida ayudan al cerebro a producir dopamina, una sustancia que ofrece una sensación de bienestar y saciedad. Por esta razón es muy común consumir este tipo de comida cuando se tiene tristeza, ansiedad o estrés.

Junto a lo anterior, hay que considerar que la comida rápida es una verdadera forma de vida para muchas personas. Por ello esta alimentación será un factor importante a la hora de relacionarse familiar o socialmente. Para muchas personas es difícil dejar de consumirla; y si van a un restaurante probablemente buscarán este tipo de platos.

Los nuevos estándares

Actualmente, los hábitos saludables están muy de moda. Esta tendencia se ve potenciada por el gusto social por una imagen corporal delgada y esbelta; a esto se suma el deseo de cuidar el medio ambiente, que ha generado una preferencia por lo orgánico y lo natural. Las dietas vegetarianas, veganas o sin gluten, están entre las últimas tendencias.

Sin embargo, a pesar de esta moda mundial hacia lo sano, la comida rápida sigue teniendo un lugar muy importante en las preferencias de los consumidores. ¿Cómo combinar estas dos posturas aparentemente opuestas?, ¿es posible preparar comida rápida saludable y de calidad en un restaurante? La respuesta definitivamente es afirmativa. La comida rápida ya no es necesariamente sinónimo de comida basura.

Existe un nuevo concepto de comida rápida que puede satisfacer las necesidades y los gustos de todos. Es una excelente opción para que esta comida tan popular no quede fuera del menú de un restaurante y las personas encuentren la alternativa saludable e incluso gourmet que estaban buscando.

Comida rápida saludable en tu restaurante

Es posible ofrecer platos de comida rápida nutritiva, natural y saludable en tu restaurante. Basta con crear nuevas versiones de las clásicas recetas de la comida rápida, utilizando ingredientes frescos, de calidad, menos calóricos y más gourmet.

Lo fundamental es que todo sea preparado en el mismo local, con la menor cantidad posible de ingredientes industrializados. También es importante que sean productos menos calóricos, que contengan menos grasa y menos sal. Los protagonistas deben ser los ingredientes principales y no los aliños ni las salsas.

También se pueden incorporar nuevas ideas de comida rápida, como burritos veganos, ensaladas con quinoa o hamburguesas de garbanzos. Las posibilidades son muy variadas.

A continuación, veremos algunas ideas de platos de comida rápida y de calidad que se pueden servir en un restaurante.

 

Pizzas saludables

La pizza es sin duda una de las estrellas de la comida rápida. Sin embargo, en los últimos años han surgido un gran número de restaurantes dedicados alas pizzas “gourmet”, que están lejos de ese concepto de comida basura.

Se trata de pizzas con una masa mucho más fina, preparada con aceite de oliva extra virgen, con tomates frescos y los más variados ingredientes: desde queso de cabra y hongos de todo tipo hasta peras, higos confitados, tomates deshidratados y las más variadas hierbas.

Las opciones son muy variadas. El resultado es una comida deliciosa, ligera y saludable que cautivará a los clientes de cualquier restaurante.

Sándwiches saludables

Los sándwiches son siempre una buena opción para incluir en el menú de un restaurante. Y no tienen por qué ser sinónimo de comida chatarra o poco saludable; se puede preparar sándwiches prácticamente con cualquier cosa. Pero la elección de los ingredientes marcará toda la diferencia.

El pan es un elemento clave a la hora de preparar un sándwich saludable y de calidad. Lo ideal es utilizar un pan artesanal, integral y con poca grasa; en cuanto a los ingredientes para el relleno, las posibilidades son muchas y se adaptan a todos los gustos y necesidades nutricionales.

Hay opciones para todos los gustos: desde sándwiches vegetarianos con aguacate, tomates confitados, rúcula, espárragos, pimientos, etc., hasta sándwiches de salmón ahumado, queso de cabra o tofu.

Fuentes de imágenes: Nattivos  /  América Retail   /  Mil Anuncios