La Nochevieja es una gran oportunidad para potenciar tu restaurante.  En esa última noche del año, las personas salen a cenar para encontrarse con familia y amigos y festejar a lo grande. En ella se viven las últimas horas del año que termina y las primeras del que entra, y en esa unión se mezclan emociones. Se desdibujan un poco los malos momentos vividos y renacen las esperanzas en un nuevo año  feliz.

El restaurante debe prepararse muy bien para la Nochevieja. Es preciso pensar en ese entorno emocional, de algarabía y festejos y acompañarlo. Es una noche muy valiosa para el marketing de tu establecimiento.  Además de los clientes habituales, seguramente llegarán otros que visitan el local por primera vez.  Una buena ocasión para conquistarlos y fidelizarlos.

Todo en el restaurante debe verse festivo, en especial el menú. ¿Tienes ya pensados los platos que ofrecerás a tus clientes la última noche del año? Si todavía tienes alguna duda, toma nota de estas ideas.

El menú de la Nochevieja

Cada restaurante ideará el menú de la Nochevieja de acuerdo con su estilo. Pero es importante que se note que es un menú especial. Los clientes frecuentes deben encontrar un restaurante que celebra con ellos ese día.

Segundos platos nochevieja

La idea es salir de lo de siempre, de lo convencional, jugar con ingredientes nuevos y con presentaciones especialmente cuidadas.  Por supuesto que el precio es un factor muy importante que debe estar adaptado al target del local.  Un menú acertado en platos y precios,  bien difundido, será el atractivo fundamental para los clientes.

El segundo plato: la estrella del menú de  Nochevieja

Todo el menú es importante, de eso no hay dudas. Entrantes y primeros platos son el primer punto de encuentro con la cena y deben impactar. Pero la estrella del menú de Nochevieja siempre es el segundo plato.  Por algo muchos lo llaman el ‘plato fuerte’. Es como si el primer plato fuera la antesala de la verdadera fiesta gastronómica que se disfruta con el segundo plato. Así lo viven las personas, y a esas expectativas responderá el restaurante.

¿Qué segundos platos incluir en el menú de Nochevieja? Para planificar la carta de esta noche tan especial, lo primero es analizar los gustos de los clientes potenciales.  No es tarea fácil. En esa noche llegarán los de siempre, los que el restaurante ya conoce, pero también se recibirá a los nuevos, a los que hay que sorprender gratamente.

Por lo tanto, la sugerencia es diversificar la propuesta. Será conveniente incluir platos que respondan a gustos diferentes. Carnes, pescados, marisco, verduras, elaboraciones simples y otras complejas, irán componiendo el menú.  Todos los clientes deben encontrar la opción adecuada a sus gustos.

Presentamos algunas recetas que servirán de fuente de inspiración. Son platos básicos y versátiles. Cada cocinero las podrá adaptar a su estilo y recursos disponibles.

Exquisito ‘Rape asado con manzana’

El rape es un pescado ideal para incluir en un menú de fiestas tradicionales, como el de Nochevieja. Es bajo en calorías y muy valioso nutricionalmente. Se cocina con facilidad y seguramente se adaptará a  los ingredientes disponibles y a la creatividad del cocinero. Se trata de un ingrediente de alto nivel culinario, sencillo de cocinar y especialmente ligero para integrar una cena en la que se come más de lo habitual.

Ingredientes:

  • 1 kg de cola de rape
  • ½ kilo de manzanas Granny Smith
  • ½ kilo de zanahorias
  • 1 puerro
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

  1. Se cortan las manzanas con cáscara, las zanahorias peladas y el puerro en rodajas finas.
  2. Se pincela el fondo de una fuente de horno con aceite de oliva y se distribuyen los vegetales cortados.
  3. En una sartén, dorar un poco el rape por ambas caras. Sazonarlo con sal y pimienta y  ubicarlo sobre los vegetales.
  4. Después de rociarlo abundantemente con aceite de oliva, se lleva a horno precalentado a 180º C durante 20 minutos.
  5. Cuando está listo, es momento de emplatar. Primero distribuir los vegetales y encima ubicar la pieza de rape. Se decora con perejil picado.

Está Listo para el disfrute del comensal, un plato original que sorprenderá a los clientes.

El cordero asado: imprescindible en un menú de Nochevieja

El cordero siempre es bienvenido en un menú. Si se lo prepara asado, al horno o a la parrilla, se transforma en platos diversos aderezado con salsas, hierbas y con guarniciones diferentes. El secreto del cordero asado es el tiempo, no debe haber prisas. Una sugerencia es no complicarlo con demasiados ingredientes, el sabor de la carne si es de calidad siempre marcará la diferencia.

Veamos una receta básica de cordero asado al tomillo. Esta hierba puede sustituirse por romero o estragón.

Cordero asado

Ingredientes:

  • Pierna entera de lechal de cordero
  • Manteca  de cerdo para untar
  • 20 mililitros de vinagre blanco de vino
  • 200 mililitros de agua
  • Tomillo u otra hierba aromática
  • Dientes de ajo.
  • Sal.

Elaboración:

El cordero requiere fuego lento para que quede sabroso y jugoso. Es conveniente  tenerlo a medio punto y darle el toque final en el momento de servirlo.  El secreto es asarlo en  un horno con vapor, o colocar una bandeja con agua debajo para que vaporice.

  1. Se frota la pierna con ajo y luego se unta abundantemente con la manteca de cerdo.  
  2. Se sala generosamente.
  3. Se coloca en una fuente de horno y se vierte sobre él el agua y el vinagre.
  4. Se incorporan unas hojas de tomillo.
  5. Se asa el cordero  en horno a 170 º C durante dos horas. Es necesario dar vuelta la pierna cada 30 minutos.
  6. Cuando el cordero está cocido y dorado, se retira y se mueve la fuente con una cuchara de madera hasta conseguir una salsa con el fondo. Si es preciso, se agrega agua y vinagre.

El cordero ya está listo. El toque creativo del chef ideará el acompañamiento y la preparación que crea más adecuada para la ocasión. Un buen menú es una parte de la experiencia del cliente en la Nochevieja. Pero todo el restaurante debe esmerarse para ser un buen anfitrión en una ocasión tan especial.