El espíritu de la Navidad se respira ya en los restaurantes.  Las luces, los brillos, los villancicos, los renos y Papá Noel están por todos lados e invitan a prepararse para la fiesta. Ese espíritu tiene que mostrarse también en carta de tu restaurante. Aperitivos, entrantes, platos principales y postres, se moverán también al ritmo de la Navidad.  Esto no implica que haya que cambiar toda la carta, lo importante es que los clientes descubran algunas novedades y platos especiales. De este modo sentirán que el restaurante se ha esmerado para recibirlos. ¿Tienes ya preparado tu restaurante para estas próximas fiestas? Si no es así, toma nota de estos consejos.

Tips para diseñar el menú del restaurante para Navidad

¿Qué tener en cuenta cuando se piensan menús para Navidad?

El cliente es el centro del servicio, por lo tanto siempre hay que pensar en él.  En tiempos de fiestas, las personas están especialmente sensibles. Algunas viven la Navidad con cierta tristeza y nostalgia, otras explotan de alegría y euforia, renace la necesidad de familia.  Y esa sensibilidad es parte de la experiencia que la gente vivirá en el restaurante en Navidad.

La cocina es otro punto clave de la Navidad. Los platos deben salir lo más rápido posible. Por lo tanto, es conveniente pensar en preparaciones que puedan tenerse listas previamente.

Los segundos platos  en Navidad

Los segundos platos se vuelven el centro del menú.  Algunas personas omiten el primer plato o lo sustituyen por un aperitivo. Los segundos platos  son los verdaderos protagonistas de las comidas navideñas.

Cochinillo, pavo, pescados, pollos, en general todas las carnes se prestan para los segundos platos del restaurante en Navidad.  Asadas son ideales para el menú, pero también caben otras técnicas de cocinado. Se realzan con salsas, aliños y guarniciones.

Algunas sugerencias para segundos platos navideños

Algunos platos encierran tradición. Es el caso del pavo. El pavo relleno navideño recuerda historias familiares propias, de películas o de cuentos. La típica imagen del pavo en el centro de la mesa es casi una postal navideña. Pero el clásico pavo relleno no es la única forma de prepararlo para Navidad.

Una propuesta que agrada a todos: terrina de pavo y ciruelas

Acompañada con una salsa de turrón, será un plato inolvidable.

Presentamos la receta.

Terrina pavo ciruelas

Ingredientes:

  • 1 kilo de pechuga de pavo picada
  • 1 manzana
  • 1 cebolla chica
  • ½ vaso de brandy
  • 200 gramos de ciruelas pasas
  • 2 dientes de ajo
  • 100 mililitros de nata
  • 2 huevos
  • Hierbas aromáticas, sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva, cantidad necesaria

Elaboración:

  1. En una sartén, sofreír en un poco de aceite de oliva la cebolla, el ajo y la manzana finamente picados.
  2. Se agrega el pavo  y la nata, y se mezcla todo bien.
  3. Sin dejar de remover, agregar el brandy y el huevo.
  4. Se sazonar con sal y pimienta al gusto.
  5. En moldes individuales para horno, colocar hierbas aromáticas al fondo.
  6. Encima poner una capa de la preparación de pavo.
  7. Sobre la carne, colocar ciruelas pasas y cubrir con otra parte de carne.
  8. Cocinar al horno a 180º unos 40 minutos.

Se desmoldan y se emplatan.  Quedan muy bien acompañados de una espléndida y versátil Salsa de Turrón

¿Cómo se prepara la Salsa de Turrón?

La Salsa de Turrón es un buen comodín para el segundo plato del menú de Navidad. La podrás utilizar con muchos ingredientes, sobre todo con platos de carne.  Además de acompañar las terrinas de pavo, combinan perfectamente con solomillo de cerdo o de vaca, filetes de lomo, y en general con cualquier carne.  No es una salsa dulce, pero tiene un sabor muy original. Se puede preparar con cualquier turrón, aunque el de Jijona es especial para esta receta. 

Ingredientes:

  • 100 gramos de turrón blando
  • 200 mililitros de nata
  • ½ vaso de vino tipo Jerez u Oporto.
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Elaboración:

  1. Se cubre el fondo de una cazuela con aceite de oliva y se lleva al fuego.
  2. A continuación, agregar la cebolla picada finamente. Mover hasta que esté tierna.
  3. Se añade el turrón en trozos y la nata. Se cocina a fuego bajo, revolviendo continuamente. El turrón debe fundirse y mezclarse con la nata y la cebolla.
  4. Es momento de agregar el vino, la sal y la pimienta al gusto.
  5. Cuando la preparación se ha unido un poco, se tritura con procesadora para que termine de ligarse bien.

La salsa ya está lista para servir. Se puede tener lista de antemano, por lo que solo habrá que cocinar las carnes a las que esté destinada.

La pierna de cochinillo asada: un plato rico y sencillo

No todo tiene que ser complicado en el menú de Navidad. Hay personas a las que les encantan los platos sencillos y saludables.  Este es el caso de la pierna de cochinillo asada. El secreto está en el proceso de cocción, que no es complicado. Veamos la receta

Ingredientes:

  • 1 pierna de cochinillo de aproximadamente un mes de vida.
  • 50 gramos de manteca
  • Sal gruesa

Elaboración:

La pierna se pone sobre una rejilla ubicada en una fuente para horno.

  1. Se sazona abundantemente la pierna de cochinillo.
  2. En la fuente, verter un vaso de agua, para que genere vapor.
  3. Se coloca la pierna en la rejilla con la piel hacia arriba. Los jugos irán goteando en la fuente y, a su vez, el vapor impedirá que la carne se seque.
  4. Se cocina en horno a 180º C durante dos horas como mínimo. El tiempo dependerá del tamaño de la pieza.
  5. Periódicamente rociar la pierna con sus propios jugos y agua de la fuente.
  6. Cuando la piel comience a dorarse, pincharla con un tenedor y engrasarla.
  7. Se sube la temperatura del horno a 200ºC para dorarla bien unos minutos finales.

Se deja reposar  y estará lista para servir. Bastará una ensalada de hojas verdes para acompañar esta riquísima carne. Diversas propuestas de segundos platos que tengan una base común, facilitarán el trabajo y permitirá un servicio adecuado en Navidad.