La Nochevieja reúne a familia y amigos en la última cena del año. Los recuerdos de buenos y malos momentos, tienen en la Nochevieja un tono especial. Nada parece tan grave, todo se filtra con la luz de las fiestas y de la buena compañía.

Y, por supuesto, brillan las esperanzas de lo que vendrá.  La gente disfruta compartiendo  esas últimas horas con las personas que formaron parte del año transcurrido. Y también con las que estarán en el año entrante. Especialmente, quieren disfrutar y divertirse.  

El restaurante es el ambiente especialmente apto para una cena de Nochevieja. Hay poco espacio en los hogares para reunir a los amigos y familia, nadie tiene tiempo ni ganas de cocinar ni de lavar platos. Así que una cena en el restaurante luce como una oportunidad ideal.

¿Qué busca la gente en el restaurante en la Nochevieja?

Hay personas que prefieren despedir el año en un restaurante conocido, del que son clientes frecuentes. Ya conocen el servicio, a los camareros y saben el tipo de menú que en él se ofrece. Otros, en cambio, se deciden por un restaurante totalmente distinto de los habituales, como para marcar el cambio de año con una noche bien diferente.

El restaurante debe estar preparado para recibir a ambos tipos de clientes. A los de siempre será bueno recibirlos con un menú engalanado y enriquecido, que muestre que el local está de fiesta. A los nuevos, habrá que mostrarles una propuesta excelente, puede que se transformen en clientes habituales después de esa noche.

El menú de Nochevieja

El restaurante se prepara para recibir a clientes con gustos diferentes y con presupuestos diferentes. De esta forma, el principio eje de la planificación del menú es que se adapte en calidad y precio a un público diverso.

Todas las innovaciones y elaboraciones especiales caben en un menú de Nochevieja, pero es necesario mantener la identidad del restaurante. Por eso hay que pensar bien en el target de clientes y en los recursos disponibles. Soñar es bueno, pero luego hay que adaptar esos sueños a la realidad para que todo marche bien.

Las ensaladas son primeros platos muy solicitados

Ensalada de jamón de pato

Un primer plato ligero y nutritivo es una buena apertura de la cena de Nochevieja. Por ejemplo, una sabrosa ‘Ensalada de jamón de pato y mozzarella’, con un emplatado especial, será perfecta para la ocasión.

Ingredientes:

  • 100 gramos de mozzarella fresca cortada en lonchas finas
  • 50 gramos de jamón de pato
  • Hojas de lechuga
  • Curry molido
  • Aceite de oliva virgen
  • Vinagre de Jerez
  • Semillas de sésamo
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración:

  1. Se lavan y secan las lechugas y se las coloca en trozos en el plato en el que se presentará la ensalada.
  2. Sobre las lechugas, se dispone la mozarela, intercalada con lonchas de jamón de pato desgrasadas.
  3. Se prepara el aliño con aceita, vinagre, curry sal y pimienta, mezclando hasta que emulsionen.
  4. Con esta vinagreta, rociar la ensalada. A continuación, distribuir unas semillas se sésamo y lista para servir.

El jamón de pato puede sustituirse por pollo u otro fiambre a elección. Se puede enriquecer la ensalada con algunas aceitunas negras.  Es posible tenerla preparada con antelación, sin aderezar.

Las vieiras a la plancha, ligeras y exquisitas

El mar y sus moluscos no pueden faltar en la Nochevieja. Para preparar esta receta pueden utilizarse vieiras frescas o congeladas. Esa es una de sus principales ventajas, pues es posible tener el producto a disposición en el congelador.  Se trata de un plato simple pero muy original y sabroso. El secreto está en el punto de cocción de las vieiras, que deben quedar doradas por fuera y jugosas por dentro.

Ingredientes:

  • Carne de 6 vieiras
  • 250 gramos de tomates maduros
  • 20 mililitros de aceite de oliva virgen
  • 1 lima
  • 5 hojas de hierbabuena
  • 10 ml de huevas de mújol u otro tipo de caviar
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración:

  1. Se cortan los tomates lavados y se colocan sobre un colador grande.  Se añade bastante sal y se los deja un rato para que suelten el jugo moviéndolos frecuentemente. Hay que apretar bien los tomates. La piel y las semillas deben quedar en el colador.
  2. En una plancha o sartén antiadherente se calienta un poco de aceite.
  3. Se disponen las vieiras previamente sazonadas con sal y pimienta. Permanecerán en la plancha a fuego medio alto dos minutos. Se dan vuelta y se cocinan 30 segundos más. Se retiran del fuego.
  4. En el plato en que se servirán, colocar un poco del líquido de tomate. Encima, poner las vieiras. Rociar con unas gotas de aceite de oliva y con el zumo de la lima.
  5. Finalmente, esparcir las huevas y las hojas de hierbabuena.

Es un primer plato muy sabroso, ideal para compartir.

Las ostras: el manjar del océano

Primeros platos Nochevieja

Un primer plato de ostras es elegante y exquisito. A continuación, presentamos la receta de ‘Ostas gratinadas con queso gruyere’.

Ingredientes:

  • 8 ostras
  • 1 diente de ajo
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de queso gruyere
  • 50 gramos de pan rallado
  • ½ limón
  • Sal marina y sal fina

Elaboración:

  1. Se vacían las ostras en un bol y se las moja con el jugo de limón. Se reservan  las conchas.
  2. Se bate la mantequilla con los ajos finamente picados hasta formar una crema.
  3. Aparte, mezclar el queso gruyere con el pan rallado.
  4. Sobre una fuente, extender una capa de sal marina y colocar las conchas encima.
  5. Se colocan las ostras, se coloca una cucharadita de mantequilla de ajo encima y se corona con la mezcla de queso y pan rallado.
  6. Van al horno durante tres o cuatro minutos, tienen que dorarse.
  7. Se sirven inmediatamente.

La Nochevieja requiere de un ambiente festivo.  Si bien el menú es el centro de la cena, hay que cuidar todos los detalles para que así sea.