Los postres en la Nochevieja son el broche de oro que cierra no solo la cena, sino el año. A medida que se acerca la medianoche y que la cena transcurre, las emociones afloran: charlas sobre proyectos, ideas, recuerdos, acompañan la cena en espera del momento culminante: las doce campanadas.

Ninguna cena queda completa y se vive como gran experiencia si no está coronada con un buen postre. Y mucho menos la de Nochevieja. Los clientes que han ido a tu restaurante siempre esperan sorprenderse con la carta de postres, y mucho más en la noche de fin de año.

¿Qué postres proponer para la Nochevieja?

Cada persona quiere encontrar en la carta el postre que se ajuste a sus gustos y a su estado del momento. Leerá el nombre y sin pensarlo mucho mirará los ingredientes. Si hay fotos estas atraparán su atención. 

Algunos clientes habrán comido mucho y requerirán un postre ligero y frutal. Otros, los más golosos, buscarán elaboraciones de esas que solo se consumen en cenas especiales.  Además, las personas que han optado por dietas diferenciales intentarán encontrar algún postre que se adapte a su estilo alimentario.

En todo eso hay que pensar al diseñar la carta de postres de la Nochevieja.  Diversidad tanto en composición como en elaboración es la sugerencia fundamental.  Veamos algunas recetas que servirán de inspiración para estimular la creatividad del cocinero. Cada restaurante podrá adaptarlas a su estilo y posibilidades.

Uvas en un fresco postre para Nochevieja

Uvas mojito

Las uvas suelen estar presentes en la cena de Nochevieja, son un buen ingrediente para preparar un exquisito postre. La tradición propone comer una uva con cada campanada a la medianoche. Por ello, un postre con uvas será una verdadera sensación. Presentamos la receta de estas ‘Uvas en mojito’.

Ingredientes:

  • 48 uvas blancas, enteras y sin daños en la piel
  • 150 gramos de azúcar moreno, azúcar moscabado
  • 150 gramos de agua
  • ½ vaso de ron
  • Zumo de 3 limas
  • Hojas de hierbabuena picada fina

Elaboración:

El primer paso es elaborar el mojito. Para ello:

  1. Se mezclan en un cazo el agua y el azúcar. Se lleva la mezcla a fuego hasta que empiece a hervir. El azúcar se disolverá en el líquido.
  2. Se retira del fuego y se deja enfriar.
  3. Cuando está frío, agregar el ron,  la hierbabuena picada y el zumo de lima.

Segundo paso: las uvas

  1. Se pelan las uvas y si tienen semillas, hay que quitárselas. Las uvas deben quedar enteras.
  2. Se sumergen en el almíbar preparado anteriormente. Se dejan macerar durante 12 horas en la nevera.

Se sirven en una copa tipo Martini. Si está cerca la medianoche y la cuenta de las doce uvas para despedir el año, mejor.

El turrón presente en la Nochevieja

Las fiestas de fin de año son momentos en los que el turrón siempre está presente.  Las estanterías de los supermercados se llenan de la más amplia diversidad de estos dulces que gustan a todos.  Integrado a un postre, el turrón es un toque muy adecuado para la Nochevieja.  Una ‘Mousse de turrón’ será realmente tentadora.

Ingredientes:

  • 300 gramos de turrón de Jijona
  • 3 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 mililitros de nata batida
  • Licor de almendras
  • Almendras fileteadas para decorar

Elaboración:

  1. Se separan  las yemas de los huevos de las claras.
  2. Las yemas van a la batidora. Se incorpora la nata y el turrón triturado y se bate hasta obtener una crema homogénea.
  3. Se agregan unas gotas de licor de almendras.
  4. Aparte, batir las claras con el azúcar a punto de nieve.
  5. Se incorporan las claras a la crema de turrón con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen.
  6. Se sirve en copas o moldes individuales y se lleva a la nevera durante dos horas por lo menos.
  7. En el momento de servir, se decora con las almendras.

Es un postre muy sencillo, que se puede tener preparado previamente.

Para los amantes del chocolate

En una mesa de familia y amigos, seguramente habrá algunos fanáticos del chocolate y de las cremas. Para ellos, este riquísimo ‘Tronco selva negra’.

Ingredientes:

  • Un pionono de chocolate grande, hay que cortarlo en tres partes.
  • 250 gramos de cerezas en almíbar
  • 100 mililitros de agua
  • 100 gramos de azúcar
  • 70 mililitros de kirsch o licor de cereza
  • 480 gramos de nata líquida
  • 20 gramos de miel ligera
  • 60 gramos de chocolate negro
  • 50 gramos de azúcar glas
  • 2 gramos de extracto de vainilla
  • 50 gramos de mermelada de cerezas
  • Virutas de chocolate para la decoración

Elaboración:

Menú para Nochevieja, ejemplos y recetas de  postres

Preparación para el relleno:

  1. Se funden 30 gramos de chocolate negro al baño maría.
  2. Se hierven 30 gramos de nata con la miel.
  3. Se mezclan ambas preparaciones hasta que se integran.
  4. Se agregan 150 gramos de nata bien fría y se lleva a refrigerador durante unas cuatro horas.

Preparación del almíbar:

Se hierve el agua y el azúcar hasta obtener punto de almíbar ligero. Se agrega  el kirsch y se deja enfriar.

Preparación de la crema chantilly:

Se baten 300 gramos de nata, se agrega por cucharadas el azúcar glas y el extracto de vainilla. Debe quedar bien consistente.

Armado del tronco:

  1. Se corta el pionono en tres partes iguales.
  2. Se coloca una de las partes en una bandeja y se humedece con el almíbar.
  3. Se unta con una capa fina de mermelada de cerezas y encima, se coloca la crema de chocolate.
  4.  Sobre este relleno, se ubican unas cerezas.
  5.  Se dispone una nueva capa de pionono de chocolate y se humedece con almíbar.
  6. Igual que en la etapa anterior, se unta con mermelada de cerezas.  Encima se distribuyen 2/3 del chantilly.
  7. Se ubica la última parte del pionono, que se pincela con el resto del almíbar. Sobre esta capa, se extiende el chantilly restante. Se lleva a la heladera durante 30 minutos.

Por último, se decora con rulos de chocolate y cerezas frescas.

Estas y otras recetas llenarán de sabor y de color esa cena de Nochevieja que los comensales disfrutarán con gran placer.