Los dulces navideños son una excelente oportunidad para renovar la carta de tu restaurante en diciembre. Son  un toque de innovación que permite brindar algo nuevo a los clientes habituales y atraer a los nuevos. ¿Qué tipo de dulces navideños ofreces, solo los comerciales?

El rescate de recetas tradicionales, que recuerden las costumbres familiares, puede ser un punto a favor de tu establecimiento, que tus clientes sabrán apreciar bien. La memoria gustativa está asociada a las emociones. Y apelar al plano emocional hace feliz a la gente.

Pero las costumbres en lo que a dulces navideños se refiere han evolucionado.  Poner en práctica recetas nuevas y creaciones propias también es interesante. La combinación de ambas opciones permitirá que cada persona satisfaga sus expectativas.

En Navidad, la gente se predispone a gastar un poco más. También olvida por unos días la silueta y las dietas. Los dulces navideños atrapan la atención de las personas, por tanto, merecen el esfuerzo del restaurante.

dulces navideños

El lugar de los dulces navideños en el menú del restaurante

Es cierto que, durante el año, a veces por economía o por dieta, se prescinde de los dulces en el restaurante. Sin embargo, en estas épocas festivas el cliente se guarda lugar y dinero para ellos. Así que hay que esmerarse en la oferta de los dulces navideños.

En un almuerzo o una cena en tiempos próximos a la Navidad, las personas sucumben a la tentación. Siempre que el dulce tiente, claro está. Y no solo se disfrutan en las grandes comidas, también se aprovechan en un desayuno o merienda. Por tanto hay que pensar en varias opciones que se adecuen a diferentes momentos del día.

Estas son algunas ideas para tener presentes.

  • Los turrones. Son los clásicos de la Navidad. Las especialidades regionales se suman a los de siempre para brindar una diversidad casi infinita. Para todos los gustos y los bolsillos, los turrones no pueden faltar en el menú de dulces navideños del restaurante. A veces los clientes los consumen en el salón, otras los compran para llevar; lo cierto es que son buena fuente de recursos.

Los chefs más osados suelen preparar sus propios turrones. La originalidad de estas preparaciones puede ser una nota diferencial para tu restaurante.

  • Panettones, budines con frutos secos, roscas de Navidad son infaltables en una oferta navideña. Existen buenas marcas si se opta por comprarlos elaborados. Pero la elaboración casera artesanal siempre es la más valorada. Estos productos tienen una vida prolongada; pueden prepararse anticipadamente y mantenerlos en condiciones adecuadas para su conservación durante varios días.
  • Los postres surgen con protagonismo en estos días. Helados y mantecados, combinaciones de cremas, frutos secos y frutas naturales abren un abanico de posibilidades. El chocolate siempre es bienvenido en los postres, pues es el dulce favorito de muchísima gente. La piña y los cítricos también son muy solicitados, porque crean la sensación de alivio luego de una opípara cena o almuerzo.
  • Polvorones, galletas, muffins, cupcakes, alfajores individuales se consumen especialmente en desayunos y meriendas. Es sencillo prepararlos en el restaurante y dejar volar la imaginación para adaptarlos temáticamente a las fiestas.

Algunas recetas de dulces navideños

roscón

Exif_JPEG_PICTURE

  • Amandini

Es una receta suiza. Puede servirse como postre, solo o con un copo de crema o helado de vainilla. También se sirve para una merienda.

Ingredientes:

  • 125 gramos de harina
  • 70 gramos de manteca
  • Una pizca de sal
  • 125 gramos de azúcar
  • 125 gramos de almendras ralladas
  • Ralladura de medio limón
  • 1 clara natural
  • 1 clara batida
  • Nueces picadas a gusto

Elaboración:

1- Poner la harina sobre la mesa de trabajo en forma de corona.

2- Agregar la manteca y la sal. Formar la masa.

3- Añadir el azúcar, las almendras ralladas, la ralladura de limón, la clara y unir todo.

4– Formar un rollo y pintarlo con clara previamente batida.

5- Distribuir las nueces picadas sobre la mesa y hacer rodar el rollo sobre ellas para que se peguen.

6- Llevar a la heladera y dejar reposar una hora.

7- Cortar rodajas de un centímetro de espesor.

8- Cocinar en horno bien caliente entre ocho y diez minutos.

  • Almendras empiñonadas

Típicas de Navidad en España, las almendras combinadas con piñones son un bocado exquisito que no puede faltar en la oferta de dulces navideños

Ingredientes:

  • 150 gramos de piñones
  • 200 gramos de almendras crudas molidas
  • 1 huevo (yema y clara por separado)
  • 200 gramos de azúcar
  • 60 mililitros de agua

 Elaboración:

1- Colocar el agua en un recipiente y llevar al fuego.

2- Cuando comience a hervir, incorporar el azúcar y remover.

3- Agregar las almendras molidas.

4- Cocinar a fuego medio hasta que se forme una pasta homogénea. Remover de vez en cuando.

5- Retirar y dejar reposar hasta que se vuelva tibia.

6-Batir la clara a punto de nieve.

7- Agregar la clara batida a la pasta de almendras y mezclar con movimientos envolventes.

8- Llevar al refrigerador durante dos horas.

9- Esparcir en una bandeja los piñones.

10- Formar bolitas con la pasta y rebozarlas en los piñones

11- Colocar las bolitas empiñonadas sobre una bandeja de horno.

12- Pintarlas con la yema apenas batida.

13- Llevar a horno a 180º previamente precalentado, y hornear durante siete a diez minutos. Deben quedar doradas.

  • Turrón a la crema

 Es un postre que agrada a grandes y pequeños, pues combina dos sabores y texturas muy apreciados. La suavidad de la crema se lleva muy bien con el crocante del turrón.

Ingredientes:

  • 1 barra de turrón de jijona
  • 3 huevos
  • 200 mililitros de nata

Elaboración:

1- Triturar el turrón con procesadora o licuadora.

2- Agregar la nata y las yemas y continuar procesando,  hasta obtener una crema muy lisa.

3- Llevar la crema al fuego bajo para que espese un poco. Es necesario revolver continuamente. No debe hervir.

4- Retirar del fuego y dejar enfriar.

5- Batir las claras a punto de nieve firme.

6- Incorporar a las claras la crema de turrón con movimientos envolventes y suaves.

7- Llevar a la heladera hasta el momento de servir.

Explosión de chocolate

El chocolate siempre es bienvenido en todas las fiestas, también está presente en las mesas navideñas.  Preparar una fuente de chocolate es una excelente idea. ¿Cómo se prepara el chocolate para servir en una fuente?

Ingredientes:

  • 1 kilo de chocolate de leche, líquido o en tableta.
  • 1 taza de aceite vegetal o de canola

Elaboración:

 1- Disolver a baño de María el chocolate y remover con cuchara de madera.

2- Agregar el aceite y continuar removiendo hasta que esté totalmente derretido y suave.

3- Luego proceder de acuerdo con las sugerencias establecidas en la fuente.

4- Preparar bocaditos pequeños insertos en palos de brochetas para sumergir en la fuente. Pueden ser fresas, pretzels, merengues.

5- Disponer la fuente en una mesa ubicada estratégicamente en el salón para que los clientes puedan acercarse y disfrutar de la misma.

  • Los minipostres

 Una opción que se está extendiendo en el mundo son los mini-postres. Son pequeños bocados dulces, mini creaciones del chef que pueden presentarse como menús degustaciones.

 Los dulces navideños se constituyen en un cierre perfecto para una velada que ha sido bien disfrutada. Por tanto merecen buena atención. De ellos dependerá, en gran parte, el recuerdo que los clientes conserven del restaurante.