Las puertas del éxito y de los reconocimientos se han ido abriendo para Carlos Maldonado. Joven y entusiasta, el ganador del Marterchef 3 camina con pasión y profesionalismo hacia un futuro muy prometedor.  Supo evolucionar y aprender de cada paso que dio en el camino de la gastronomía.  Fue empleado, dueño de un foodtruck  y abrió las puertas a la alta cocina en su restaurante Raíces.  En tres años, consiguió una estrella Michelin, un Sol de la Guía Repsol y el premio Bib Gourmand.  Una carrera vertiginosa que muestra a Carlos Maldonado como un chef con un valioso potencial.

Es la primera vez que un concursante Masterchef recibe una estrella Michelin. En realidad, el concurso solo lo visibilizó, porque la grandeza y el don de hacer las cosas bien están en su esencia. Se integró al Basque Culinary Center, cursando un Máster en Cocina, Técnica y Producto.

Orgulloso con su reconocimiento, Carlos aconseja a los jóvenes que la meta no es conseguir un premio o fama, sino que deben aspirar a ser felices en su profesión. Este consejo sintetiza la clave del éxito. El amor a la cocina, disfrutar de cada elaboración, es su principio de vida.

Carlos Maldonado y su vida antes de la cocina

Nació en Talavera de la Reina, Toledo, y allí creció, estudió y trabajó Carlos Maldonado. Probó varias profesiones, pero ninguna le satisfizo plenamente. Trabajó como vendedor ambulante, vigilante de seguridad, socorrista e intentó ser mecánico.  Y fue la necesidad la que lo puso frente a frente con su actual pasión. Para ganar dinero, los fines de semana ayudaba a un amigo cocinero a lavar los utensilios y hasta se atrevía a montar algún plato.  Luego trabajó en un restaurante en Valpalacios haciendo ensaladas, y aprendió mucho del jefe de cocina.

Pronto se dio cuenta de que en la cocina se sentía feliz, porque la tarea le permitía alejarse de la realidad e involucrarse con su creatividad. Después llegó Masterchef, y si bien el programa no determinó su éxito, lo puso en el escaparate nacional, le dio imagen.  Él supo aprovechar estos beneficios y caminó buscando la excelencia.

Su primer emprendimiento gastronómico fue un foodtruck con el que recorrió casi toda España vendiendo hamburguesas. Tenía muy buena venta, pero Carlos sentía que necesitaba una cocina fija en algún lugar. Entonces, decidió comprar un pequeño local junto al río Talavera de la Reina, que finalmente se transformó en Raíces, su restaurante premiado. Libros, televisión, presencia en toda España, son huellas de su trayectoria

Como a todos, la pandemia lo afectó. Había puesto todo lo que tenía en el restaurante y se había endeudado bastante. Pero lejos de rendirse, siguió adelante, produciendo hamburguesas y llevándolas a domicilio. Su emprendimiento El Círculo tuvo gran éxito, y sigue creciendo. Y Raíces, su gran apuesta, sigue ofreciendo experiencias sorprendentes a los comensales.

El estilo de la cocina de Carlos Maldonado

Una cocina en base a productos de cercanías es un rasgo destacado de Carlos Maldonado. La producción del entorno y de su tierra estimula su creatividad, y el chef se lanza a crear. Un toque de originalidad y provocación atrapa al comensal. “Déjame entrar en tu paladar y te daré un trozo de mi alma” es el leitmotiv de su restaurante Raíces. Y con esta sencilla y profunda frase sintetiza ese lazo que une al chef con su cocina y con su público. Degustar el menú de Raíces es aventurarse en una experiencia gastronómica integrada por la tierra, la cultura y la artesanía, todo lo que es la cocina y lo que está detrás de ella.

Sus platos provocan sabores intensos, algunos creados a partir de la tradición de Talavera. Se mezclan en ellos el mundo del fooktruck que lo inició, los ingredientes asiáticos y la cocina de siempre de su tierra.  Tradición, vanguardia y mundo, una tríada que marca la genialidad del chef.

Carlos Maldonado y su gusto por la cerámica

El chef crea su propia vajilla en cerámica. En su restaurante todo el menaje es cerámica pintada a mano. Su aspiración es que los restaurantes de toda España usen vajilla diseñada por ellos mismos. Una idea innovadora que muestra su capacidad de ir a más.

Con este objetivo, se propone abrir en Talavera una tienda de cerámica enfocada al menaje de hostelería. En ella podrá fabricar la vajilla para los restaurantes en forma personalizada.  Ya cuenta con un local y conoce un ceramista dispuesto a acompañar la idea.

Para el 2021, Carlos Maldonado se propone desarrollar aún más a su restaurante Raíces. Además, su foodtruck El Círculo se instalará en Madrid, Barcelona y Valencia. Estas son sus metas a corto plazo, pero seguramente debe estar pensando en ir a más. Carlos Maldonado ya brilla en el universo gastronómico de España. Y seguramente su luz seguirá potenciándose porque la intensidad, la creatividad y la alegría de su profesión son parte de su esencia.

Comparte