El veganismo es tendencia que crece. El consumo de productos sin contenido de procedencia animal está ganando terreno. Algunas personas han adoptado una dieta vegana estricta. Otras, matizan su alimentación e incorporan aquello que les gusta o que sienten que beneficia su salud.  Por eso este verano los helados veganos tienen que integrarse a la carta del restaurante.

Un informe de The Green Revolution sostiene que un 8% de los españoles siguen una dieta en base a vegetales. Atender a este sector de la población, permitirá atraer a clientes que mantienen está línea alimentaria. 

En las recetas tradicionales de helados, la presencia de lácteos y de huevos  es el punto crítico que los deja fuera de las dietas de veganos.  Y no solamente de quienes siguen esta tendencia, sino también de las personas que padecen intolerancia a la lactosa.

Por otra parte, evitar las grasas trans es otra preocupación frecuente de la gente. Precisamente, los helados veganos están libres de grasas hidrogenadas, conocidas como grasas trans. Por todas estas razones, disponer de helados veganos es beneficioso para la satisfacción de los clientes, y, por tanto, para el negocio. Es una forma de sumarse a la tendencia a la alimentación saludable y a la inclusión alimentaria, que supone respetar y atender los requerimientos especiales.

Ingredientes para los helados veganos

La preparación de helados veganos ha evolucionado. A los tradicionales sorbetes y granizados hechos con agua, fruta y azúcar, se suman recetas que han permitido diversificar la oferta.  Se han eliminado las proteínas de origen animal e incorporado productos vegetales que aportan cremosidad.

La leche de soja, de avena, de arroz, de almendras sustituye perfectamente la leche animal. La  nata o mantequilla pueden cambiarse por un tofu blando o por mantequillas o cremas de frutos secos. La crema de cacahuetes y de almendras, el queso de soja untable, por ejemplo, también brindan untuosidad a las preparaciones de helados veganos.

El aguacate, el mango, y el plátano también son apropiados como base para preparar helados veganos. Se combinan con otras frutas frescas y se pueden saborizar con especias o esencias para variar el sabor.

Canela, vainilla, anís, menta, son aromatizantes que permiten elaborar helados veganos deliciosos y de buena calidad. Existe el chocolate sin lácteos que se integra perfectamente a los helados veganos.

Todos estos ingredientes aportan nutrientes saludables y permiten evitar las materias primas de origen animal. Una idea es adaptar la receta tradicional del restaurante al veganismo, cambiando los ingredientes de origen animal.

Algunas recetas de helados veganos

Las recetas que presentamos a continuación servirán de base para la inspiración del cocinero. A partir de estos ejemplos, se podrán crear helados veganos originales que no sean exclusivamente granizados o polos de agua frutales.

Helado vegano de vainilla y caramelo de dátil

Preparado en base a plátano y dátil, es un helado que tiene un sabor exquisito y una textura espectacular.

Ingredientes:

  • 2 plátanos bien maduros.
  • 5 dátiles
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • Agua
  • Cacao en polvo
  • Canela en polvo
  • Cerezas frescas

¿Cómo se prepara este delicioso helado vegano de vainilla y caramelo de dátil?

  1. Pelar los plátanos y cortarlos en trozos. Es necesario congelarlos entre 2 y 8 horas.
  2. Triturar los dátiles deshuesados incorporando dos cucharadas de agua. Luego que esté bien molido, se integra poco a poco más agua. La cantidad de líquido dependerá de la consistencia deseada. Se guarda en el refrigerador para que esté bien frío.
  3. Se licuan los trozos de plátano congelados y se agregan dos cucharas de vainilla.  Se formará una crema helada suave y con buena densidad.
  4. Para servir, se pueden alternar capas de crema helada con otras de caramelo de dátil. Otra opción es colocar en la base la crema helada y decorar con el caramelo.
  5. Se espolvorea con canela y cacao.
  6. Unas cerezas frescas coronarán el helado vegano.

Listo para llevar a la mesa.

Helado vegano de menta y chocolate

La menta y el chocolate resultan una combinación deliciosa y muy refrescante.

Ingredientes:

  • 150 gramos de anacardos crudos sin sal
  • 125 ml de leche de coco
  • 6 dátiles sin hueso
  • 30 gramos de hojas de menta
  • 10 gotas de esencia de menta
  • 100 gramos de chocolate negro sin leche

Elaboración del helado vegano de menta y chocolate:

  1. Poner los anacardos en remojo durante un mínimo de 5 horas.
  2. Después de ese tiempo, colarlos y colocarlos en licuadora.
  3. Agregar la leche de coco, los dátiles, las hojas y esencia de menta y licuar hasta que se forme una pasta bien integrada.
  4. Llevar a la nevera durante 5 horas. Si se dispone de máquina para helados, se puede llevar al freezer, porque la máquina evitará que se cristalice. En este caso, estará listo en 30 minutos.
  5. Servir en vasos y arriba distribuir el chocolate troceado.

Es conveniente que los recipientes en los que se emplatarán estos helados veganos, estén bien fríos. Se pueden mantener en la heladera hasta el momento de llevar a la mesa.

Bizcochos helados rellenos de caramelo

Se trata de una receta en base a un bizcocho muy ligero relleno con caramelo de dátil. Es esta una opción deliciosa y original que enriquecerá la oferta del restaurante.

Ingredientes:

  • 1 taza de harina
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 4 cucharadas de vainilla líquida
  • 50 gramos de margarina vegetal
  • 4 cucharadas de sirope de agave
  • 200 mililitros de yogur de soja sabor vainilla
  • 1/3 taza de leche de soja
  • 150 gramos de chocolate vegano para fundir
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 250 gramos de dátiles deshuesados
  • Agua
  • Almendras

¿Cómo se preparan estos bizcochos rellenos helados?

  1. Mezclar la harina con el polvo de hornear.
  2. Agregar la vainilla, el yogur y el sirope de agave y mezclar bien.
  3. Fundir a baño de María la margarina vegetal e incorporarla a la mezcla anterior.
  4. Añadir la leche de soja y mover integrando, hasta lograr una masa cremosa y suave.
  5. Forrar una fuente con papel de horno y extender encima la masa en una capa de 1 cm de espesor.
  6. Hornear durante 30 minutos a temperatura media. Cuando está dorado, retirar y dejar enfriar.
  7. Cuando está frío, cortar discos del tamaño deseado con cortador de pasta.
  8. Licuar los dátiles con 1/3 taza de agua. Debe quedar un caramelo denso, cremoso y sin grumos. Si hace falta, se agrega más agua. Reservar en la heladera durante 1 hora.
  9. Fundir el chocolate a baño de María. Agregarle las almendras picadas y el aceite de coco y mezclar bien.  Reservar unas almendras para la decoración.

El montaje

19. Cubrir con caramelo de dátil un disco y colocar encima otro. Ubicar el bizcocho relleno sobre papel de horno y bañar con el chocolate fundido.

20. Espolvorear con almendras picadas.

21. Se llevan al congelador durante 30 minutos como mínimo. Es conveniente retirarlos 15 minutos antes de servir.

Las posibilidades de helados veganos con muchas. Lo importante es ofrecer esta opción que conquistará nuevos clientes y que, además, fortalecerá la imagen del restaurante.

Comparte