La empresa española de helados veganos, Pink Albatross, se ha reinventado durante la crisis del coronavirus y, tras el éxito de su última ronda de financiación, donde ha conseguido más de medio millón de euros, ha apostado por reformular sus recetas para conseguir una textura más cremosa y lanzar nuevos formatos.

“Dado que la actividad comercial se paró completamente, centramos nuestros esfuerzos en temas estratégicos que el día a día no te permite porque te come todo el tiempo y atención” declara Luke Saldanha, uno de los fundadores de la empresa.

Mejora de su producto: los helados veganos

Sin perder su caracter artesanal, la empresa ha mejorado todos sus procesos de fabricación, ha aumentado la lista de ingredientes orgánicos de sus proveedores, y ha rediseñado el packaging para reflejar los nuevos ingredientes y la nueva formulación de una forma más clara.

Igualmente ha ajustado los precios para hacerlos mucho más competitivo.

“Estos cambios de procesos y máquinas nos permiten crear un producto mucho más suave, con una textura más cremosa, con una vida útil mayor, sin incorporar ingredientes artificiales”, ha asegurado Saldanha.

Apuesta por la innovación y la internacionalización en un mercado vegano creciente

Pink Albatross es la primera marca española de helados elaborados al 100 % con ingredientes naturales de origen vegetal y máxima calidad, sin gluten ni aditivos.

En diciembre de 2019, Pink Albatross se convirtió, en la primera start-up española seleccionada por la incubadora de ProVeg International, un proyecto de aceleración de negocios de nueva creación con potencial de transformar la cultura alimentaria mundial.

Desde su nacimiento, la firma ha apostado por la innovación, estando presente ya en más de 80 puntos de venta, tomando posición en un mercado creciente, y con la vista puesta en la expansión internacional. También ha cerrado acuerdos con plataformas digitales de envío a domicilio como Deliveroo y Uber Eats.

Su fundador nos explica: “La consultora LANTERN cifra al público veggie en 3.8 millones de españoles, donde España se sitúa como uno de los principales países con lanzamientos de este tipo de productos(4%). No queremos quedarnos solo a nivel nacional sino apostar por lanzar nuevos sabores como pistacho, mantequilla de cacahuete o café, entre otros, que también lleguen a otros mercados donde las primeras pruebas con distribuidores y consumidores han sido muy positivas”.

En plena fase de crecimiento, la firma cerró en Junio su primera ronda de Smart Capital por valor de 550.000 euros con Katjesgreenfood, el brazo de inversión del grupo alemán Katjes, y un grupo de inversión de exdirectivos de Nestlé.

Fuente: pinkalbatross