Disponer de una sartén basculante en el restaurante permite tener en una sola máquina múltiples procedimientos de cocción.  La multifuncionalidad es una característica de esta herramienta, que justifica la inversión.  Además, es especial para cocinas en las que el espacio es reducido,  pues ocupa el lugar de una máquina y funciona como varias.

 Usos de la sartén basculante en el restaurante

La sartén basculante tiene una estructura que le permite transformarse en plancha, sartén, freidora, marmita. Solo hay que poner en marcha los elementos adecuados, integrados a la máquina.

¿Qué funciones tiene una sartén basculante?

  • Freidora.  Se vierte aceite en la cuba interior y se vuelve una freidora perfecta para pescado, croquetas, papas, huevos.
  • Plancha.  El fondo y el sistema de calor conforman una plancha en la que cocinar carnes y verduras.
  • Marmita.  Trabaja también como una marmita con gran capacidad.

Sofritos, sopas, estofados, fondos, salsas, frituras, planchas, todo queda bien en la sartén basculante.  Además, estas máquinas tienen capacidad entre 70 y 120 litros, por lo que permite preparar simultáneamente varias porciones.  El volumen de producción es, precisamente, una de las ventajas de usar una sartén basculante en el restaurante.

Utilidades sartén basculante

Componentes de la sartén basculante

Es importante conocer los elementos que componen una sartén basculante para poder realizar una buena elección. De estos componentes depende la capacidad, la velocidad en los procesos, la seguridad del sistema.

Se combinan diferentes elementos:

  • La cuba basculante determina la capacidad de la máquina. En ella se colocan los productos a cocinar.  Por lo tanto, es una parte clave en la sartén basculante. 
  • El panel electrónico. En él se encuentran los comandos de los programas de cocción, de temperaturas y tiempo.
  • La tapa aislante. Cierra herméticamente la cuba, y evita que se pierda calor y líquido en la evaporación.
  • El eje basculante, que permite volcar la cuba para retirar los alimentos.
  • El grifo de entrada de agua para el llenado de la cuba. No todas las sartenes basculantes lo traen.
  • Manguera de limpieza. También es un accesorio optativo.

Tipos de sartén basculante

Según la energía que utiliza para generar calor, las sartenes basculantes pueden ser eléctricas o a gas. La elección dependerá de las instalaciones de la cocina del restaurante. 

¿Qué diferencias implica el gas o la electricidad?  Las máquinas eléctricas siempre tardan un poco más en el momento de alcanzar la temperatura adecuada para la cocción. Por otra parte, frecuentemente son menos potentes, aunque más estables en los procesos.

La sartén basculante que funciona a gas, logra el calor más rápidamente y con un control más preciso a través de la llama.El calentamiento se produce por medio de quemadores tubulares de alto rendimiento, generalmente de acero inoxidable. Son resistentes al choque término y mecánico. Hay marcas y modelos que admiten gas natural y gas propano o butano.

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir la sartén basculante para tu restaurante?

El principio básico de la elección de cualquier máquina para el restaurante es tener presente el uso. En el caso de la sartén basculante, habrá que evaluar los platos y el volumen de cocina en simultáneo. Estos aspectos son muy importantes a la hora de elegir, porque condicionarán la capacidad y la potencia necesarias.

Además de la capacidad, de la fuente de energía y de la potencia, a la hora de comprar una sartén basculante se debe considerar:

  • El mecanismo de inclinación de la cuba. Hay sartenes con sistemas manuales y otras con mecanismos motorizados.  En los primeros, la inclinación se regula con una manivela generalmente ubicada al frente de la máquina.  En los motorizados, se acciona con un interruptor.
  • El tipo de encendido. En las máquinas a gas, es necesario controlar que tenga las condiciones de seguridad necesarias: llama piloto, encendido piezoeléctrico,  termopar y válvula de seguridad, válvula termostática de gas.
  • El material de la cuba, especialmente del fondo.  El acero inoxidable es una muy buena opción.
  • Rangos de temperatura.  Los diferentes modelos incorporan rangos distintos de temperatura. Pueden ir desde 40º C hasta 300º C.  Este rango es el que permite la activación de diferentes funciones.
  • Sistema de limpieza.  Hay modelos en los que las cubas y la integración de los elementos calefactores evita que la suciedad se acumule en el interior de la máquina.  Es importante que la limpieza de la cuba no afecte los distribuidores de calor y que se pueda limpiar el suelo debajo de la máquina.
  • Servicio técnico y repuestos.  Es otro factor a tener en cuenta. Hay que investigar si hay técnicos que reparen la máquina.

La sartén basculante se destaca por su gran versatilidad. Es una inversión que realmente se recupera con el uso.