Si estás pensando en comprar una freidora industrial para tu restaurante, en el mercado de tus proveedores encontrarás mucha variedad, propuestas muy interesantes, de todo tipo de características y para los más diversos usos.

¿Qué freidora te interesa?

A la hora de escoger una freidora eléctrica es muy importante que tengas en cuenta las necesidades que tienes en tu restaurante, además de tus preferencias. ¿Qué tipo de géneros tienes que freír en ella?

Hasta hace unos años, eran frecuentes las freidoras que tenían una zona con agua en su parte inferior, para acumular ahí los restos de las frituras. Pero en la práctica existía el riesgo de accidentes. En la actualidad, los nuevos modelos cuentan con un área fría de aceite en la parte de abajo, donde irán a parar los restos y desperdicios, y que vaciará con el grifo.

En cuanto a los litros de capacidad que necesitas, como hemos visto irá en consonancia con la cantidad de producto. No debes comprar una freidora con mucha capacidad, para cubrir la eventualidad de que haya mucha producción. Entre otras cosas porque el consumo será mayor, y el rendimiento menor. No olvides que todo el aceite debe coger la temperatura adecuada, y además mantenerla.

El funcionamiento de la freidora eléctrica

Se trata de un funcionamiento sencillo. Un cable alimenta la resistencia eléctrica de la maquinaria, y un termostato regula la temperatura. Hay un interruptor general que sirve para cortar el suministro o para iniciar el sistema.

Entre los elementos y dispositivos para evitar riesgos, está el termostato de seguridad. Su finalidad es evitar que el aceite alcance temperatura mayor de la permitida, en caso de avería o mal funcionamiento de la freidora.

La resistencia suele estar fabricada en acero inoxidable, y sirve principalmente para transformar la energía eléctrica en calor.

Otros elementos y dispositivos de la freidora son:

Los pilotos de señalización, nos informan de la temperatura de trabajo, encendido y apagado, etc.

La cuba, el cuerpo principal de la máquina, normalmente construido en acero inoxidable.

El grifo de vaciado, para los cambios de aceite.

Las cestas de alambre, para cargar los ingredientes, sumergirlos en el aceite y luego escurrir.

El cableado de la freidora puede ser fuente de averías graves, entre otras cosas porque tienen la presión de temperaturas muy altas. La revisión de los contactos, posibles zonas requemadas en el cable, etc., es de una importancia vital.

freidora

Las averías más frecuentes en las freidoras

  • El calentamiento excesivo hace saltar el termostato de seguridad. Normalmente ocurre esto porque hay una avería.
  • La freidora no calienta o no lo hace de forma suficiente. Suele haber una anomalía en cable, resistencias, contactos, interruptor, etc.
  • La freidora calienta menos cada vez. Puede deberse al deterioro de la resistencia o del termostato, a un exceso de suciedad, etc.

Algunos consejos para elegir freidora industrial

¿Qué capacidad?

La cantidad de aceite, como hemos visto, va en función de las necesidades de trabajo. Si tu restaurante necesita la fritura de diversos tipos de alimentos a la vez, la solución puede ser lo que se llama batería de freidoras.

La limpieza

El mantenimiento y la limpieza deben ser dos operaciones sencillas de ejecutar.

Controles sencillos

Los mandos de la freidora deben ser intuitivos y aptos para su funcionamiento por cualquier persona. En la actualidad, además de los modelos analógicos, los hay digitales, con temporizadores incluidos, etc.

fritos

Tipos de freidoras

  • Las más básicas y económicas no disponen de programadores, ni levantado automático de cestos, ni filtro de residuos incorporado.
  • Las freidoras de rango medio tienen más precisión en sus labores.
  • Las de alto nivel o Premium son más caras, pero aportan más eficiencia a los trabajos, y más duración del aceite. Cuentan con sistemas de filtración, programación de los controles, mecanismos de elevación automática de cestos, etc.
  • Freidoras a gas. Estos modelos consiguen temperaturas más altas que las freidoras eléctricas y en menos tiempo.
  • Eléctricas. Mantienen la temperatura y se recuperan mucho mejor que las de gas. Suelen ser más caras y también con más coste en su consumo.
  • Las freidoras industriales de alto rendimiento están diseñadas para elevadas cantidades de producción.
  • A presión. Se caracterizan por el poco tiempo que utilizan para la fritura y con un menor consumo. Además, los alimentos absorben poca grasa.
  • Hay otros tipos de freidoras, como la de infrarrojos, de convección, etc.

Algunos consejos para el uso de las freidoras industriales

  • Para una larga durabilidad de tu freidora, la limpieza y el mantenimiento deben ser continuos. Además, una revisión anual de cables, conexiones, etc., también garantiza una larga vida de la maquinaria.
  • El aceite no debe degradarse mucho. Además de un acabado imperfecto de la fritura, puede afectar al sabor del producto final, y ralentizar el trabajo en la cocina.
  • Los expertos recomiendan que compremos la freidora industrial con sistemas de filtrado de aceite, aunque sea un poco más cara. De esta forma, los alimentos se fríen mejor, conservan sus aportes nutricionales, el consumo será inferior y la vida útil de la freidora más larga.
  • Es recomendable elegir una máquina con grifo para vaciar la cuba de aceite rápidamente y de forma sencilla, y sin cuba de agua.

 

Fuentes imágenes: Dimoba Suministros  /  Servicios integrales de hosteleria