El acero inoxidable en el mobiliario de cocina es el mejor aliado.  Estética, durabilidad y fácil limpieza, son rasgos destacados que caracterizan a este noble material. Esas condiciones lo han transformado en el material más buscado en el mobiliario de cocina de hogares y de restaurantes.

Es, además, símbolo de modernidad y elegancia. Cualquier cocina brilla de forma especial con acero inoxidable en el mobiliario. Permite imaginar que todo lo que allí ocurre es pulcro, higiénico y fresco.

Con un uso muy extendido, al acero inoxidable se emplea en frigoríficos, estanterías, lavavajillas, fregaderos y maquinaria, en los propios bloques de la cocina, en las mesas de trabajo y en el menaje.

Las ventajas de este material compensan la inversión inicial. Es cierto que existen en el mercado otros materiales de menor coste, pero los beneficios del acero inoxidable justifican el gasto.

A medida que pasa el tiempo, el acero inoxidable en el mobiliario de tu cocina se mantiene intacto, mientras que los otros materiales se deterioran. La duración, la economía de esfuerzos y de tiempo en la limpieza contribuyen a la buena relación coste-beneficios para tu negocio.

lavavajillas industriales

 Características del acero inoxidable

  • La normativa europea UNE-EN 10088 define el acero inoxidable como la aleación de hierro con cromo y carbono. Estos materiales proporcionan resistencia a la corrosión.
  • El cromo que compone el acero inoxidable genera una capa superficial que hace que, si se raya o daña, se regenere siempre.
  • Esa capa superficial, llamada “capa pasiva”, es la que impide que el hierro se ponga en contacto con el oxígeno, por lo que no se oxida.
  • Existen más de cien variedades de acero inoxidable. A los componentes básicos se agregan otros, y se utilizan procesos que permiten aumentar la resistencia en ambientes especiales. Por ejemplo, cuando es necesario aumentar la resistencia a la corrosión se emplean otros aditivos, como níquel, molibdeno o titanio.

Ventajas del acero inoxidable en el mobiliario de cocina

¿Qué beneficios conseguirás si decides implantar el acero inoxidable en tu cocina? Hay muchas ventajas:

1- Higiene. La ventaja que encabeza la lista de los trabajadores de cocinas de restaurante, es la higiene. Este es un factor de primer orden a la hora de manipular alimentos. El acero inoxidable en el mobiliario de cocina es el material ideal, pues no es poroso ni tóxico; este rasgo contribuye a la desinfección, ya que las bacterias y gérmenes se eliminan fácilmente.  Además, no mantiene ni transmite sabores de los alimentos que sobre él se trabajen.

2- Resistencia a las altas temperaturas. Es un factor fundamental en el ambiente culinario. El acero inoxidable resiste cambios bruscos de temperatura; puede soportar sin problemas que se apoye sobre él un recipiente caliente recién sacado del horno o de los fuegos. No se quema ni se deforma.  Se trata de un material no inflamable, por lo que contribuye a la seguridad en la cocina. Estas características lo hacen especialmente práctico.

3- Durabilidad.  El acero inoxidable usado en la cocina es prácticamente indestructible. Una encimera de acero inoxidable no se astillará nunca, ni los bordes se dañarán, como sucede con la madera o la fórmica, por ejemplo. Por tanto, la inversión inicial es para siempre; esta es una razón económica muy válida, a la hora de equilibrar presupuestos.

4- Versatilidad.  El acero inoxidable es un material que se adapta fácilmente a distintas formas, por lo que se puede construir con él cualquier composición. Permite, por tanto, crear adaptaciones para espacios específicos y aprovechar cada centímetro cuadrado del ambiente de la cocina. Todo se puede hacer con acero inoxidable por lo que es posible remodelar el lugar manteniendo algunas piezas y renovando otras.

5- Estética. La homogeneidad que ofrece el acero inoxidable en muebles, mesadas y equipamiento en la cocina, transmite una sensación de asepsia, de desinfección, que pocos materiales ofrecen. Los diseñadores se han preocupado por crear formas modernas y visualmente muy agradables, que complementan las demás ventajas del material.

6- Luminosidad. El acero inoxidable refleja la luz, por lo que es especialmente útil en ambientes poco iluminados.

limpieza para restaurantes

Sugerencias para limpiar el acero inoxidable

El establecimiento de una sencilla rutina de limpieza del mobiliario de acero inoxidable bastará para mantenerlo siempre en óptimas condiciones.

  • Un paño con agua tibia y jabón líquido o en polvo será suficiente. Después del lavado, es conveniente secar con una toalla seca y absorbente para eliminar el exceso de agua. Estas simples precauciones evitarán las manchas y todo estará brillante y como nuevo.
  • Es frecuente que las huellas de los dedos se marquen en el acero. Para quitarlas, lo mejor es utilizar limpiavidrios mezclado con agua. La pulverización de la superficie del mueble con esta mezcla y la limpieza con un paño seco eliminará todas las manchas.
  • En caso de manchas resistentes, se pueden frotar con un trozo de papel de lija fina. También existen cepillos de limpieza de acero que ayudarán a pulir la superficie en casos extremos. 

A la hora de elegir mobiliario de acero inoxidable para cocina hay que tener en cuenta:

  • El espacio disponible. Aunque resulte un poco más caro, a veces conviene comprar estos muebles a medida, adaptados al espacio en el que se colocarán.
  • Calidad del acero. Existe una gran variedad de aceros inoxidables que responden a necesidades diferentes. Los más utilizados en mobiliarios de cocina son:
  • 316– Alta resistencia a ambientes muy corrosivos y a químicos agresivos. Es recomendado para zonas que necesiten una higiene muy cuidadosa.
  • 304- Especialmente apto para la constante exposición al agua, detergentes o químicos, pues resiste muy bien la corrosión.
  • 201- De menor calidad que los anteriores, suele ser más económico. Es un material muy apropiado para encimeras, armarios y, en general, para el mobiliario menos expuesto a abrasiones.
  • 430- Se utiliza para muebles que no tienen ningún contacto con ambientes agresivos.

La relación costo-beneficio del uso de mobiliario de acero inoxidable en la cocina favorece el día a día del restaurante y justifica ampliamente la inversión. En la actualidad, es el material más demandado para equipar bares y cocinas profesionales.