El picante es uno de los ingredientes principales que no debe faltar en ninguna cocina, especialmente en la de los restaurantes. Se trata de uno de los condimentos más importantes, clave para darle sabor a los diferentes alimentos. El uso del picante es fundamental para presentar platos únicos y deliciosos.

¿Cuáles son los beneficios del uso del picante?

El uso del picante tiene múltiples beneficios; pero también cuenta con detractores. Hay quienes aseguran que comer mucha cantidad de esta sustancia puede afectar de forma negativa el estómago. Por supuesto, al igual que otras especias y alimentos, los excesos siempre afectarán negativamente la salud.

En realidad, si el picante se consume con moderación puede traer múltiples beneficios, además de darle un delicioso sabor a los alimentos. En este sentido, la quema de calorías constituye uno de los mejores efectos secundarios del uso del picante.

La capsaicina

Los ingredientes con picante, suelen tener un componente conocido como capsaicina. Este componente es el que genera la sensación de ardor, pero también acelera el metabolismo a través del calor y, como consecuencia, se queman más calorías.

La capsaicina también es uno de los componentes que ayuda a disminuir el desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Diversos estudios han demostrado que esta sustancia es capaz de reducir algunos tipos de células cancerosas y combatir el dolor.

Esta sustancia también es muy efectiva para mejorar de forma considerable el sistema circulatorio. El picante hace que aumenta la temperatura del cuerpo, por lo que aumenta el flujo sanguíneo y por ende llega mejor la sangre al corazón. Este componente disminuye la inflamación de las arterias, por ello resulta tan beneficiosa para la salud cardiovascular.

Son múltiples los beneficios que tiene el uso del picante. Además de los anteriormente mencionados, también mejora el estado de ánimo, tiene un efecto afrodisíaco, ayuda a subir las defensas y a combatir de forma más efectiva los resfriados, entre otros.

Tipos de picantes

Existen una gran cantidad de picantes. Es importante conocerlos y saber cómo actúa cada uno de ellos. Los sabores de los mismos pueden ser considerablemente diferentes, así como también el picor que generan en la persona que los consume.

Estos cambios se sabor originan que no todos los picantes sean adecuados para todo tipo de receta. De hecho, en ello radica el secreto para sacar el máximo sabor a este condimento, utilizar el que mejor se adapte a cada plato que se prepara.

Piperina

La piperina es uno de los picantes más comunes; es el alcaloide activo que se utiliza en la pimienta negra. Se trata, sin lugar a dudas, de uno de los tipos de picantes más versátiles, ya que se pueden utilizar en una gran variedad de recetas.

Capsaicina

Por otra parte, la capsaicina es el compuesto que se encuentra presente en la gran mayoría de los pimientos que son picantes. Aunque otorga mucho sabor a los alimentos, se debe tratar con mucho cuidado, puesto que es extremadamente picante.

De hecho, la capsaicina se encuentra en el primer lugar en la escala de Scoville, una tabla de medidas que determina el picante y el calor de las diferentes pimientas.

Guindilla

La guindilla es uno de los picantes más utilizados en España. Sin duda alguna, este ingrediente ofrece un sabor muy especial a las comidas. No obstante, es importante usarlo con moderación, para evitar esconder el sabor de los demás ingredientes y también para no contar con un excesivo picor.

Variedades de picantes

Alrededor del mundo existen una gran variedad de picantes. Además de los anteriormente mencionados, también se pueden encontrar los famosos jalapeños y el thai dragon de Tailandia. En cuanto a la forma en que se puede consumir el picante, puede ser de forma natural, en infusiones, exprimido o molida.

¿Se puede disminuir la sensación de ardor que genera el picante?

En el mundo gastronómico existen una gran variedad de tipos de picantes. Cada uno de ellos posee un sabor único, así como también un nivel más o menos elevado de ardor. Adicionalmente, hay que agregar que el nivel de tolerancia al picante es tan variado como habitantes tiene el planeta.

En la elaboración de algunos platos se requiere el uso de este condimento, pero es importante utilizar una cantidad razonable para que el cliente no se sienta mal después del primer bocado. De igual forma, es importante aclarar a los comensales cuándo un plato tiene picante, ya sea en menor o mayor proporción, y asegurarse de que el cliente no sea alérgico a esta sustancia.

Además de tomar en consideración lo que el cliente expone, es importante saber que existen algunas técnicas que ayudan a disminuir rápidamente la sensación de ardor y picor que produce el picante. Masticar pan es una de las formas más sencillas y efectivas para disminuir el ardor; también lo es ingerir azúcar, así como también grasas y aceites.

Incorporar el picante a las recetas

El picante es uno de los ingredientes claves en la cocina de todo restaurante; se puede utilizar para realizar diferentes tipos de aliños, condimentar pescados, carnes, pastas, pollo y mucho más.

A continuación, veremos algunos ejemplos para el uso del picante:

Pescados

Una receta sumamente sencilla, pero al mismo tiempo deliciosa, es preparar el pescado con la guindilla, el picante más utilizado en España. Para ello se debe sazonar el pescado con sal y agregarle ajo muy finamente picado, o también una guindilla, también picada; después se procede a colocarlo en el horno o prepararlo frito. En cualquiera de los dos casos, el resultado es extraordinario.

Tapas de anchoas

Las tapas de anchoas siempre son una excelente opción para deslumbrar a los comensales. Tan solo se deben colocar unas anchoas desaladas sobre un trozo de pan crujiente, agregar tomate picado en cuadritos, guindillas también picadas finamente, y finalizar con un buen chorro de aceite de oliva.

Tartar de atún

El tartar de atún es una de las recetas más utilizada en la nueva cocina del producto. Además de ser muy fácil de preparar, es capaz de deleitar hasta a los exigentes paladares. Para darle un toque especial, se le puede incorporar un poco de guindilla a la preparación. El resultado es fantástico y los comensales quedarán sumamente satisfechos con esa explosión de sabores.

El uso del picante constituye uno de los elementos claves en cualquier cocina, especialmente en la de los restaurantes. Lo más importante es utilizarlo con mesura y en las proporciones correctas, para que no se cause un efecto indeseado en el comensal.

 

Fuentes de imágenes: El Carabobeño / T13  / YouTube