El plan de desescalada del coronavirus del gobierno llega a su fase 2. Si bien cada fase es importante, en la fase 2 las expectativas aumentan.  A partir del lunes 25 han comenzado a abrir espacios culturales y centros comerciales en los que habrá encuentros de más personas y contactos sociales más amplios.

El distanciamiento social continúa siendo la regla de oro para evitar el contagio, por lo cual, esta fase 2 de la desescalada del coronavirus viene cargada de incertidumbres.  Las previsiones son extremas y los locales que reabren tienen que cumplirlas. Pero en la cabeza de todos está muy presente la pregunta de qué pasará en esta nueva etapa.

¿Qué dispone la fase 2 de la desescalada del coronavirus?

El plan de desescalada del coronavirus previsto por el gobierno propone un proceso gradual de reapertura de nuestros restaurantes.  Las cuatro fases atienden básicamente a la concentración de personas en espacios cerrados.  De hecho, ese es la fuente de los contagios.

La fase 0, que comenzó el 4 de mayo, fue de transición.  Se reanudaron actividades con atención individual con cita previa.  Los restaurantes solo podían vender comida para llevar.  No se habilitó el consumo en el local. Algunas cocinas abrieron y dispusieron de modalidades de delivery y take away

¿Qué novedades tiene la fase 2 de la desescalada del coronavirus para tu restaurante?

El 11 de mayo se puso en marcha la fase 1, que cada provincia adaptó a su realidad.  Las terrazas de bares y restaurantes comenzaron a funcionar con ocupación del 30%.

Y llega ahora la fase 2 de la desescalada del  coronavirus. Aunque es una etapa considerada intermedia, en realidad permitirá tomar el pulso a la situación de la pandemia. Se habilitan espacios interiores aunque con restricciones en la ocupación.

Si todo va bien, llegará la fase 3 en la que se reducirán las restricciones, aunque seguirán vigentes las medidas dispuestas por las autoridades sanitarias.

¿Qué novedades tiene la fase 2 de desescalada del coronavirus?

Ya se habían dado a conocer en términos generales las condiciones de esta fase 2.  Las medidas se han recopilado en el Boletín Oficial del Estado del 16 de mayo, en el que  se establecen las precisiones y los detalles. En términos generales, se permite la circulación en grupos de 15 personas como máximo, siempre que mantengan distancia social.  Los bares de ocio nocturnos y las discotecas permanecerán aún cerrados en esta fase.

¿Qué novedades tiene la fase 2 de la desescalada del coronavirus para tu restaurante?

Con respecto a las actividades de restauración, se habilita el consumo en el interior del local regulado con medidas de control de número de personas. Los requerimientos que establece el sistema son:

Capacidad y distribución

  • Los locales deberán exponer al público el aforo máximo del local, el 40 % de su capacidad.  Para asegurar que la norma se cumple en el interior, deben establecer sistemas de recuento y control del número de personas. Se incluyen en este número a los propios trabajadores.
  • El distanciamiento social es fundamental. Por tanto, debe disponerse una distancia de dos metros entre las mesas. El consumo solo podrá realizarse sentado en mesa, preferentemente mediante reserva previa.
  • El personal que realice el servicio de mesas, deberá garantizar la distancia de seguridad con el cliente. Tendrá en cuenta, además, los procedimientos de prevención e higiene para evitar los contagios.

Medidas de higiene y desinfección

  • Se extreman las medidas de higiene y desinfección. Se destacan algunas, de especial consideración. Los restaurantes realizarán al menos una vez al día una limpieza y desinfección profundas de las instalaciones. Se atenderá especialmente a las superficies de contactos, como pomos, puertas, percheros y todo lo que las personas toquen.
  • Se deben utilizar productos de higiene especialmente útiles para la desinfección del COVID-19.  Se sugieren las diluciones de lejía recién preparada o los desinfectantes autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. 
  • Todas las medidas se ejecutarán en zonas de clientes y de empleados.
  • Los uniformes de los empleados se lavarán y desinfectarán regularmente.
  • La ventilación de los locales es fundamental. Se debe permitir la renovación del aire por lo menos una vez al día.
  • Los clientes y empleados tendrán a disposición geles desinfectantes.

Equipamiento

  • Se sugiere la utilización de mantelería de un solo uso. Si esto no es posible, hay que evitar utilizar el mismo mantel para diferentes clientes. 
  • Los elementos auxiliares del servicio, como vajilla, cristalería, cubertería o mantelería, se almacenarán en recintos cerrados y lejos de las zonas de tránsito.
  • Se fomentará el uso de medios electrónicos que reduzcan el contacto entre empleados y clientes y de todos con el efectivo.

¿Cómo se recibe la fase 2 en la restauración?

Los restauradores miran con buenos ojos esta nueva fase que parece acercarlos a una relativa normalidad en la actividad.  El sector gastronómico, hotelero y en, general, el turístico, han sido los más afectados por la pandemia. Fueron los primeros en cerrar y son los que están en procesos de reaperturas más controladas, con más cuidados y expectativas.

Excepto Madrid, Barcelona y Castilla y León que han entrado esta semana en la fase 1, muchos lugares en España estrenan la fase dos.  Las expectativas crecen, y las esperanzas también. Pero siempre sobrevuela una nube de incertidumbre que lleva consigo cierto temor.  A medida que transcurran los días, podrán valorarse las consecuencias de la nueva fase de la desescalada del coronavirus.