La reapertura de los locales está realizándose paulatinamente, después de este largo y angustiante período sin actividad. Son muchas las incertidumbres, pero hay una certeza absoluta: la vida en el restaurante tras el coronavirus no será igual que en el momento del cierre.

Se han dispuesto medidas de restricción y  de higiene que cambian las rutinas que antes de la pandemia se mantenían en los establecimientos.  Los establecimientos gastronómicos se preparan para las reaperturas, con la esperanza de que la actividad económica se reactive y les permita sobrevivir.  Renovaciones en la organización de los locales, nuevos hábitos de higiene y exigencias para el personal, requieren de planeación y de inversión. Los cambios suponen gastos, que es necesario asumir para seguir funcionando.

La fase 2, que marca la autorización para recibir a los clientes en el salón comedor, ya está en marcha en algunas comunidades autónomas y en otras pronto lo estará.  Pero siempre es bueno revisar algunas sugerencias para evaluar si el plan de reapertura es adecuado a las normas. ¿Está preparado tu restaurante para la reapertura?

¿Qué características tendrán los clientes del restaurante tras el coronavirus?

La fase 2 establece que los restaurantes podrán servir mesas interiores y exteriores. Funcionarán con capacidad reducida a un 40% de la habitual en los espacios cerrados y un 50% en las terrazas. Y, por supuesto, la distribución de las mesas y sillas respetará los dos metros necesarios de distanciamiento social.  No se autoriza el consumo en barras, por lo que todos los clientes estarán en las mesas.

Coronavirus restaurantes

¿Cómo será el encuentro con los clientes del restaurante tras el coronavirus? Para entenderlo, la mirada empática es siempre la mejor consejera. Es preciso ponerse en el lugar de las personas que empiezan a salir luego de estos meses angustiantes. El foco del restaurante tras el coronavirus sigue siendo la satisfacción del cliente, y a él deben apuntar los mayores esfuerzos.   Generalmente, los restaurantes conocen a sus clientes y por lo tanto pueden adelantarse a sus requerimientos. 

Para los restaurantes que tienen bases de datos de clientes, es buen momento de enviar una encuesta de expectativas, que permitirá conocer el sentir de las personas.  Además de las medidas de seguridad del ambiente, de higiene y desinfección, quizás sea necesario tomar medidas que atiendan a los precios. La pandemia alteró el ánimo de las personas, pero también los bolsillos. 

¿Qué esperan los clientes que deciden salir a un restaurante tras el coronavirus?

La reapertura del restaurante tras el coronavirus encuentra a los clientes con intereses y necesidades diferentes a los de antes de la pandemia.

  • Seguramente, el primer punto a la hora de elegir un restaurante será la seguridad frente al contagio. Los clientes se mostrarán muy exigentes a la hora de evaluar la seguridad alimentaria y del local.  Este es un aspecto fundamental al que hay que atender, es necesario que el restaurante muestre esa seguridad que el cliente requiere. 
  • Será buen momento para realizar una revisión de la carta.  Muchas familias han visto disminuidos sus ingresos, y los que los tienen igual que antes, tienen miedo de que las cosas se pongan más difíciles. Por lo tanto, el momento de la reapertura del restaurante tras el coronavirus encuentra a una población que no está dispuesta a gastar demasiado.  Los clientes  valorarán las propuestas sencillas y saludables, con precios moderados. 
  • Hay que revisar los horarios.  Reducir horarios siempre es una buena manera de achicar costes. Redistribución del personal, menos gastos fijos y una racionalización de los recursos será una base para este recomienzo.  La idea es que se avance paso a paso.
  •  Nuevos proveedores ingresarán a las listas de los restaurantes tras el coronavirus.  Geles desinfectantes y materiales de limpieza especialmente  indicados son imprescindibles. También hay que comprar mascarillas y guantes, y tal vez sea necesario disponer de más cantidad de uniformes por empleado.
  • ¿Cómo está el restaurante en tecnología?  Es momento de pensar en la actualización tecnológica, para reducir los contactos físicos entre las personas.  Sistemas de pago mediante tarjetas o transferencias instantáneas, comandas por medio de Tablet o códigos QR desde un celular, sistemas de puertas que se abren con sensores deben pensarse como insumos a futuro.

El marketing online es un gran aliado

Recuperar el vínculo con las personas es una acción a la que hay que dedicar esfuerzos.  A través del marketing, los potenciales clientes  lograrán  empezar a recuperar la confianza en los restaurantes y se animarán a salir. 

Los mensajes tienen que tender, precisamente, a eso, a convencer al cliente de que se lo está cuidando.  Y es necesario conjugar estas medidas de cuidado y sanidad con mensajes que aseguren una grata experiencia.   La gente quiere salir para relajarse un poco y para recuperar la alegría, y el restaurante debe ofrecer esa posibilidad. La reapertura en el restaurante tras el coronavirus será una instancia de mucha planeación, atención y paciencia. Nada ocurrirá de un día para otro, hay que ofrecer confianza y seguridad.  Después los clientes comenzarán a llegar.