El riesgo de contagiarse de coronavirus en bares y restaurantes existe. Es el mismo riesgo que hay  en cualquier lugar cerrado en el que se pasa cierto tiempo compartiendo el espacio con personas con las que no se convive.

La principal vía de transmisión de la COVID 19 es el aire. Permanecer en un bar o un restaurante obliga a quitarse la mascarilla. Generalmente las distancias entre las personas son insuficientes y es posible que el virus se transmita de personas infectadas a otras que no lo están.

¿Qué factores inciden en la probabilidad de contagiarse de coronavirus en bares y restaurantes?

La probabilidad de contagiarse de coronavirus en un bar o en un restaurante depende de las condiciones en las que funcione el local.

  • El número de personas y la distancia entre ellas es clave.  A mayor número de personas, mayor es la probabilidad de que haya un infectado en el grupo. Y si todos están cerca unos de otros, probablemente habrá un mayor número de contagios.

Por eso es fundamental disponer las mesas, taburetes, sillas con la debida distancia.  La gente sabe que si entra a un bar en el que hay una aglomeración de personas, se expone mucho más que si se sienta en un local con poca gente que está separada.

  • La ventilación es imprescindible. Un local que renueva permanentemente el aire, se expone a menos riesgo de contagio. Se han constatado brotes de Covid 19 en locales abarrotados que estaban mal ventilados. No solo en bares y restaurantes, sino en iglesias, medios de transporte, gimnasios.
  •   El tiempo en que las personas permanecen en el lugar también puede aumentar el riesgo de contagio. Bares y restaurantes son ambientes propicios para la distención con unas copas o comida con familia o amigos. El tiempo pasa rápidamente y sin darse cuenta, las personas han permanecido varias horas encerradas en el mismo lugar compartiendo el aire con otras personas que pueden no estar sanas.
  • La organización que evite contactos físicos con el personal y con las superficies, es una condición que puede reducir los riesgos.
  • La actitud y comportamiento de los visitantes también es un factor muy importante. La conciencia de  que es fundamental mantener distancias, usar la mascarilla en momentos en los que no se ingieren alimentos, evitar contactos, quedarse en casa si hay síntomas, también son cuestiones que impactan en los riesgos de contagiarse de coronavirus en bares y en restaurantes.
Covid-19

La publicación Environmental Sciencia & Technology, la revista científica respaldada por la Universidad de Iowa, ha realizado un estudio del riesgo de contagiarse de coronavirus en diferentes espacios que congregan gente.

En la publicación del estudio, los científicos llegan a la conclusión de que la probabilidad de contraer coronavirus en bares y restaurantes es del 45 %, en conciertos asciende al 63% y aumenta al 81% en iglesias y coros.  En atención a los datos relevados, proponen algunas medidas básicas para reducir riesgos de contagio de coronavirus en bares y en restaurantes.

¿Qué pueden hacer los bares y restaurantes para reducir el riesgo de contagios de coronavirus?

Las sugerencias de los investigadores de Iowa son las mismas que han recomendado las entidades sanitarias en España. Está todo dicho, no hay novedades, solo es preciso volver a las precauciones que nunca debieron ser dejadas de lado.

No hay duda de que el cansancio y la necesidad de trabajar provocaron que se aflojara un poco la atención a las medidas de prevención. Las comunidades autónomas van levantando las restricciones en aforo y horarios.  Sin embargo, como el coronavirus  sigue en carrera, es fundamental que locales y clientes tomen precauciones.

Se trata de cuidar a los clientes y de mostrarles que se han tomado todas las medidas para evitar los contagios por Covid.  Eso puede hacer la diferencia en la elección de las personas.

Distancia y aforo

Evitar las aglomeraciones es fundamental en la reducción de riesgos. Es cierto que menos mesas equivale a menos clientes y menos rentabilidad, pero es una medida necesaria.  

Sistemas contacless

La tecnología ha demostrado ser la gran aliada de los negocios en tiempos de coronavirus.  Sustituir las cartas en formato papel o cartón por códigos QR o cartas virtuales que se pueden consultar en el celular personal, son medidas muy acertadas. También lo son los sistemas de cobro sin plásticos ni efectivos. Las instalaciones automatizadas en los gabinetes higiénicos,  los aparatos que detectan temperatura en los clientes son inversiones que valen la pena.

Purificadores de aire

La contaminación del aire con el virus puede evitarse renovando el aire, ventilando o instalando purificadores de aire.

El pasaporte sanitario es otra medida interesante

Es cierto que genera opiniones contrarias con argumentos de discriminación. Pero también es cierto que la experiencia demuestra que las personas vacunadas con la pauta completa  se enferman menos y, por tanto, exponen menos a los demás.

Nuevos estudios, nuevos resultados

La revista MedRxiv  ha publicado una reciente investigación que puede ser de alto impacto para bares y restaurantes. Los resultados obtenidos en laboratorio muestran que  el riesgo de contagio no depende tanto de la ventilación o no,  o de lugares abiertos o cerrados.

El factor clave en los contagios de coronavirus está en la cercanía entre las personas. Cuando una persona está muy cerca de otra y esta está infectada, es muy posible que el virus le llegue. En cambio si ambas están distanciadas, el virus perderá efecto en el aire en menos de 10 segundos y ya no contagiará.

La humedad es otro factor determinante del riesgo. A mayor humedad, mayor capacidad de contagio.

Hasta ahora,  estos resultados han quedado circunscriptos al laboratorio. Todavía no se ha experimentado en entornos normales ni tampoco han tenido en cuenta la variante ómicron, que es la que más fácilmente se contagia.

Sin embargo, la precisión de estas observaciones puede abrir caminos interesantes para que los bares y restaurantes se vuelvan lugares seguros en los que exista mínimo riesgo de contagiarse con coronavirus. Mientras tanto, hay que seguir tomando las precauciones de siempre.

Comparte