Los cambios sociales impactan en la vida de las empresas, y los restaurantes no escapan a esta realidad.  Son negocios que deben actualizarse constantemente. Por ello, adaptar tu restaurante al cliente tiene que ser una meta permanente.

Cambios en horarios para comer, dietas con exigencias específicas, modelos de comidas saludables, búsqueda de la comodidad, son algunos de los factores a los que atender.

¿Qué cambiar para adaptar tu restaurante al cliente?

Los nuevos hábitos de la gente obligan a nuevas ofertas de los restaurantes. La idea es concebir el restaurante focalizando la atención en el cliente; el cliente es el centro, y a sus necesidades, gustos y exigencias debe responder el negocio.

Un menú inclusivo:

  • Oferta respetuosa de la diversidad. Las intolerancias, alergias, opciones específicas, tiempos, edades y aspectos étnicos y culturales, determinan especificidades que es necesario conocer bien. Adaptar tu restaurante al cliente implica reconocer grupos por sus tendencias en la alimentación y brindar opciones en el menú.

En la actualidad, hay muchos clientes intolerantes al gluten y a la lactosa, vegetarianos y veganos, alérgicos a los mariscos, niños y jóvenes, personas procedentes de zonas geográficas con hábitos propios, por ejemplo, merecen la posibilidad de comer en el restaurante sin problema.

Esto obliga a la cocina a investigar, a aprender y a recrear recetas e ideas y platos para incluir a estas comunidades alimentarias específicas.

  • Alimentos saludables para todos. La promoción de la salud alimentaria está impactando con fuerza en los hábitos de la gente. Por tanto, para adaptar tu restaurante al cliente, es preciso atender a esta demanda en la carta. Muchas verduras y frutas, sistemas de cocción reducidos en grasas, la posibilidad de platos sin sal agregada, son ya una necesidad en la Hostelería actual.
  • La renovación estacionaria de platos e ingrediente, el uso de los productos que ofrece cada estación, es un punto destacado que se ha vuelto lema en la cocina de muchos negocios del sector.

Funcionamiento a ritmo del cliente

cocina abierta

Hay algunos hábitos de los clientes que necesitan una respuesta apropiada por parte de tu restaurante. A continuación, veremos algunos ejemplos de ello:

  • Cocina permanentemente abierta. El ritmo de la vida de las personas ha cambiado las rutinas y los tiempos de alimentación. Levantarse y desayunar, comer al mediodía, luego una merienda y cerrar la jornada con la cena es privilegio de unos pocos.

Vivimos tiempos caracterizados por nuevos horarios laborales. Estos determinan jornadas en las que la separación entre la mañana y la tarde desaparece, para transformarse en un continuo. 

El cliente necesita hoy una cocina abierta todo el día en la que pueda encontrar todo tipo de alimentos a la hora que quiera, para sus horarios especiales. Menús adaptados a estos tiempos, con alternativas ligeras aunque placenteras, son imprescindibles para atender a estos clientes.  Y además ofrecer un servicio con tiempos de espera reducidos.

  • Opción “fin de semana”. Estas nuevas demandas deben compatibilizarse con las costumbres tradicionales. No debe perderse de vista que las personas siguen mirando al restaurante como una opción de entretenimiento y disfrute de fin de semana. 

Una modalidad que resulta efectiva, es la presentación de promociones o cenas temáticas, en las que el restaurante se vuelve un centro de espectáculos.

Música en vivo, algún show, detalles temáticos en la vestimenta de los camareros, platos especiales, todo ello atrae a los clientes que deciden vivir un fin de semana diferente.

  • La “cuarta comida” o brunch. También consecuencia del cambio del estilo de vida de las personas la “cuarta comida” se ha instalado en las costumbres de muchos. Se trata de un pequeño snack que se come a media mañana o después de hacer deporte, por ejemplo, y que sustituye el almuerzo.

Precisamente, la palabra “brunch” como se la designa en los Estados Unidos, reúne breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). Son comidas rápidas y ligeras, con ingredientes casi al natural, que pueden volverse una excelente alternativa.

brunch

Como ejemplos de un buen brunch, puedes incluir: brochetas de queso de cabra y tomate, tostadas con queso blanco y mermelada, tortillas, platos en frío con ensaladas o embutidos, crepes, atractivas presentaciones con fruta, platos bien elaborados de huevo, patés, etc.. Incorporar esta posibilidad es otra buena forma de adaptar tu restaurante al cliente.

El restaurante en su casa 

Pasan los días fuera de casa, sin tiempo para disfrutar de la calidez del hogar. Esta es la realidad de mucha gente que a la hora de disfrutar de una cena o de un almuerzo de fin de semana lo prefiere en casa.

Una propuesta interesante a la que adhieren muchos restaurantes es la de trasladar los platos al hogar de los clientes. Es un servicio que se ha extendido mucho y que ha recibido el beneplácito del público.

  • El delivery es una modalidad que se expande en la gastronomía. Algunos restaurantes ofrecen kits de comita (meal kits), menús especialmente preparados para deliverys que incluyen alimentos saludables.

Otros brindan la posibilidad de elegir a la carta. Es importante no perder de vista que la rapidez en la preparación y en la entrega es clave para el éxito de este servicio. 

  • Servicio en casa. Inspirado en el tradicional catering, generalmente contratado para eventos y fiestas, se va imponiendo en la cotidianeidad. Esta modalidad permite disfrutar en la intimidad de la familia o con amigos de un restaurante a domicilio. Otro interesante camino para adaptar tu restaurante al cliente.

La clave de este modelo de comidas a casa está en ofrecer opciones variadas y  asegurar un servicio rápido y eficiente a domicilio que se adapte a las exigencias del cliente.

La indispensable tecnología 

tecnología

El uso extendido de Internet, de aplicaciones para celulares, tablets y PC  permiten acceder desde cualquier lugar a todo tipo de restaurantes. El entorno de competencia se amplía con estas modalidades, por lo que es necesario mantener actualizado todo el sistema de atención a distancia.

Contar con Webs simples y fáciles de navegar, una respuesta inmediata a las consultas y a posibles quejas y reclamaciones, posibilidades de reservar y de pagar por la web,  mover el negocio virtualmente, todo ello es una adaptación imprescindible a las nuevas exigencias del cliente.

El restaurante gira alrededor del cliente

Esta es la premisa. Milenials, centenials, públicos convencionales, todos deben ser atendidos en un restaurante que aspire a mantenerse exitoso en el mercado. Conocer qué, cuándo y cómo consume el cliente es el primer paso; a continuación, esta información tiene que mantenerse actualizada y siempre a mano.

 

Fuentes imágenes: Gran Vida Madrid  / Diario Uno  /  Te cuento lo mejor de mis viajes  /  ManagementPro ERP