Una tendencia muy actual e internacional que es imprescindible tener en cuenta: el brunch en tu restaurante. Comensales y turistas de todo tipo, en gran parte del mundo, han adoptado esta modalidad a la hora de comer.  Algunos locales la han incorporado como opción diaria; otros la incluyen en fechas especiales y días festivos.

Incorporar el brunch en tu restaurante: ideas de base

Es interesante conocer el origen de esta costumbre.  Surgió en los países anglosajones y los británicos la trasladaron a los Estados Unidos a fines del siglo XIX. Por tanto, lo nuevo no es la idea sino la evolución, que se va ajustando a las épocas.

La palabra brunch surge de breakfast  y lunch. La unión de ambas dio lugar a este neologismo con el que se designa a esta comida, que es un poco desayuno y un poco almuerzo. Es una ingesta tardía si se considera desayuno y temprana si se considera almuerzo. Pero no es ni lo uno ni lo otro, por tanto, posee características particulares.

¿En qué horario funciona el brunch? Generalmente, el restaurante que lo incluye ofrece este servicio desde las diez u once de la mañana hasta las tres o las cuatro de la tarde. El horario y el concepto que el término encierra, permiten  imaginar qué tipo de menú se ofrecerá en el servicio de  brunch en tu restaurante.

Sugerencias para el menú del brunch en tu restaurante

El servicio de brunch requiere de una organización y de un menú apropiados para ese concepto gastronómico.  Una relativa informalidad es el rasgo característico.

La idea general es que se incluyan tanto platos salados como dulces; la clave está en la variedad. Por tanto, el chef debe presentar un menú bien variado y diverso.

¿Qué ofertas no pueden faltar en el brunch en tu restaurante?

Batidos y jugos

Los licuados y los jugos son opciones muy consumidas por los clientes. Se pueden elaborar muchos combinados de verduras o de frutas, mezcladas con jugos o yogur. Se trata de una propuesta muy saludable que se adecua especialmente a los amantes de la cocina saludable.

Huevos

Son muy versátiles. Se presentan solos o en todas las formas en las que es posible cocinarlos: duros, fritos, revueltos. También son muy valorados en tortillas, omelettes y crepes.

La creatividad del chef generará combinaciones especiales que marcarán con originalidad el servicio de brunch. Las tapas formadas con pan tostado, jamón y huevos con alguna salsa siempre resultan un acierto.

Pan

El pan es fundamental en cualquier brunch; una buena oferta de diversidad de panes enriquece el servicio. Además del pan tipo baguette clásico, el brioche, el pan de centeno y de quinoa asombrarán a los comensales. El pan con frutos secos y con semillas de chía, de girasol o con sésamo, también son productos que deben estar en la mesa del brunch.

Canapés y sándwiches

Las personas que asisten al brunch esperan también saborear preparaciones especiales y diferentes.  Los sándwiches y los canapés con rellenos variados completarán un buen menú; en ellos se combinarán los productos estacionales y otros que marcan tendencia en la cocina.

Se incorporarán las carnes y pescados

Con presentaciones diferentes, estilos más tradicionales o vanguardistas, los canapés no tienen límites. Abren todas las posibilidades a la imaginación del chef.

Frutas

Son un alimento que no puede faltar en todo buen servicio de brunch. Enteras, cortadas, al natural o en almíbar, solas o mezcladas, lo cierto es que son un elemento saludable y también de aporte de colorido. Suelen incluirse también cremas batidas y nata para los golosos que prefieran agregar un toque a su copa frutal.

Postres

 Los postres son imprescindibles en el brunch. Las recetas propias del chef y del local harán la diferencia en este aspecto del servicio. En general, pasteles y tartas garantizan la satisfacción de los clientes.

Variedad de bebidas

Café, tés de diferente tipo, refrescos, cervezas y cócteles deben integrarse a la oferta; lo interesante es que cualquier plato puede formar parte de una carta de brunch. La creatividad y estrategia del chef lo adaptará a la especificidad del servicio.

Consideraciones importantes a la hora de gestionar un servicio de brunch

La competitividad en esta tendencia hace que los clientes se sientan satisfechos cuando encuentran algunas condiciones básicas. Además del menú variado, hay detalles que se deben cuidar.

Es preciso tener presente que el brunch hace de dos comidas una. Las expectativas de un cliente del servicio de brunch no son las mismas que las de quien asiste a un restaurante gourmet.

  • Los platos tienen que ser recién hechos y los ingredientes frescos.
  • La comida debe ser abundante. El comensal debe sentir que el brunch cumple realmente su función de desayuno-almuerzo.
  • Existen dos opciones para el brunch en el restaurante: en la mesa o buffet. Al elegir una u otra el restaurante valorará su capacidad de gestión y de atención. Hay restaurantes que ofrecen ambas opciones, con precios diferenciales.
  • La presentación y el aspecto visual de los platos debe ser atendida, tanto si se trata de servicio buffet, como de servicio en mesa.
  • Es necesario ofrecer opciones para personas con dietas especiales: diabéticos, celíacos e intolerantes al gluten, alérgicos al huevo, veganos y demás opciones alimentarias. Estas propuestas deberán estar bien marcadas en la carta y en la mesa del servicio.
  • El horario tendrá que ser amplio. Se iniciará a media mañana y finalizará unas tres o cuatro horas después de mediodía.
  • Los anuncios en internet son importantes. Especificar que existe servicio de brunch en tu restaurante contribuirá a visualizar el local. La web y las redes sociales permitirán gestionar las reservas anticipadas; de este modo, se podrán hacer las previsiones que correspondan.

Es muy útil que el restaurante analice datos de los clientes y de posibles clientes, para que el servicio de brunch se adapte a sus intereses y gustos. Los Big Data proporcionan información muy práctica para este fin.

Por supuesto, siempre es interesante agregar un plus. Una decoración especial, música en vivo, intercambios personales con el chef, startup, pueden ser buenos elementos que marcarán la diferencia del brunch.

 

Fuentes de imágenes: Restaurante Poniente Salamanca  /  The Objective  /  Guía del Buen Vivir gastronomía, viajes y experiencias