La edad de los clientes influye en las características del restaurante. Para atraer a clientes jóvenes es necesario satisfacer sus demandas, que son diferentes de las de un adulto de 40 o más años. 

¿Qué les gusta a los jóvenes?, ¿cuáles son sus hábitos cuando salen?, ¿cómo sociabilizan?, ¿cuál es la tendencia que marca las preferencias de la juventud? Las respuestas a estas preguntas serán el punto de partida y se proyectarán a todo lo que el restaurante involucra. La estética y la ambientación, el mobiliario, las bebidas y los menús tienen que ser pensados especialmente para esos clientes jóvenes.

Algunas características de los clientes jóvenes

Existen algunos rasgos que caracterizan a los jóvenes que deben ser tomados en cuenta. Veamos algunos:

  • Valoran la comodidad y la informalidad. Sin embargo, informalidad no es lo mismo que desorganización. Son exigentes y quieren recibir un buen servicio, pero sin demasiado protocolo.
  • Les agradan los ambientes dinámicos, con mobiliario que facilita los desplazamientos. Les gusta probar opciones diferentes al formato tradicional.
  • Son actuales, por tanto, si se enteran de una innovación en un restaurante, allá irán a experimentar lo nuevo. Esta característica se refiere tanto al ambiente como a la oferta de menús.
  • Son amantes del ocio, además de la comida. Y eso es lo que buscan en el restaurante. De esta forma, preferirán un restaurante que les ofrezca un plus de entretenimiento.
  • No tienen horario para comer. A cualquier hora pueden pedir cualquier plato. Esta es una variable que hay que atender si se pretende atraer a clientes jóvenes. La flexibilidad en la cocina es condición imprescindible.
  • En general, son sociables. Suelen salir con amigos, pues esta sociabilidad es parte importante de sus vidas.
  • Son ‘coquetos’, se preocupan por su salud y su aspecto personal, pues les gusta presumir de su look y de su imagen.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de diseñar los menús para clientes jóvenes?

No es difícil satisfacer las demandas de los clientes jóvenes. El punto de partida está en tener en cuenta las preferencias que hemos presentado. En ellas se descubren algunas pautas a la hora de diseñar los menús y de planificar las acciones en el restaurante para recibirlos.

Generalmente, se asocia a la juventud con la comida chatarra. Siempre han sido grandes consumidores de hamburguesas y de papas fritas. Pero la tendencia actual muestra cierta inclinación por lo saludable.

El cuidado del cuerpo,  asociado a la estética, impacta en la alimentación. Pero no solo tiene que ver con los kilos, sino también con los nutrientes que favorecen la vida sana.

La atención a la alimentación, que antes era bastante común solo en las mujeres, se ha generalizado. Los jóvenes varones también cuidan su cuerpo, en estética y salud. Y este es un rasgo fundamental a la hora de componer un menú para clientes jóvenes.

Sugerencias para los menús destinados a clientes jóvenes

Con habilidad e ingenio es posible crear menús que satisfagan a los clientes jóvenes. Aunque la diversidad es una nota distintiva, las características que hemos mencionado son un eje transversal en todos.

¿Qué debe tener un menú para jóvenes?

  • La comida saludable debe ser una opción. Se trata de conjugar lo sano y el sabor, esa será la clave. Menos grasas trans y carbohidratos y más verduras es la marca de la tendencia. 
  • Formatos de siempre con ingredientes especiales conforman una buena combinación. Deben existir en la carta alternativas vegetarianas y que atiendan a modos alimentarios especiales. Por ejemplo, las hamburguesas vegetarianas o parrilla de vegetales, son siempre bienvenidas.
  • Raciones flexibles que permitan el compartir platos, tan típico de los jóvenes. La posibilidad de pedir ‘medios menús’ y ‘medias raciones’ es valorada por estos clientes.
  • De todo a toda hora. Es posible que los clientes jóvenes ingresen al restaurante a media mañana para comer un plato fuerte. Es conveniente disponer por lo menos de algunas opciones.
  • Lo nuevo y lo diferente atrae. La sugerencia es aprovechar las modas gastronómicas para innovar en la carta. Los platos de países exóticos y otros que resulten de la reinvención de los tradicionales generan una variedad que a los jóvenes les encanta.
Menús para clientes jóvenes
  • Recetas abiertas. Se trata de propuestas en las que el cliente decida qué ingredientes prefiere en su plato.
  • Bebidas variadas, jugos y zumos, smoothies, helados.  Los clientes jóvenes disfrutan de la bebida. Les gusta el vino y la cerveza, pero también eligen otro tipo de bebidas. El restaurante que intenta atraer a un público joven, debe poner énfasis en la barra y el barman.

Pero no se trata solo de comida

La idea es ofrecer a los clientes jóvenes una experiencia completa que los satisfaga.  ¿Qué quiere decir esto? No solo se trata del menú. El ambiente, la decoración, la música,  la oferta cultural, todo incide en la captación de este público.

La organización de eventos culturales y gastronómicos especialmente protagonizados por jóvenes, traerá público al restaurante. Exposiciones fotográficas o de pinturas, actuación de músicos locales, concursos de juegos de mesa, etc., son motivos que convocan.

Un detalle que no se puede olvidar: internet es imprescindible. Wifi gratis y puntos de carga de teléfonos móviles en el local, son aliados importantes. No olvides que la tecnología atrae especialmente a este sector de la población. El equipamiento tecnológico moderno es también un rasgo diferenciador y atractivo.  

Y no puede dejar de mencionarse el tema de los precios. Los jóvenes son propensos al consumo, pero generalmente tienen poder adquisitivo limitado. Viven condicionados por las limitaciones de sus familias o por trabajos de pocas horas mientras estudian.  Por lo tanto, en la carta deben existir opciones adecuadas para todos los bolsillos. Serán muy valoradas por estos clientes las propuestas especiales de dos por uno, premios a clientes fieles o precios rebajados de determinado menú.

La difusión de la atención a los clientes jóvenes es fundamental. Es el sector poblacional que más participación tiene en las redes sociales y que más consulta y comparte por Internet. Por lo tanto, hay que hacerles llegar el mensaje de que el restaurante les convoca.

¿Qué tienes en tu restaurante para atraer a clientes jóvenes?, ¿consideras interesantes las ideas que hemos expuesto?, ¿te plantearías llevarlas a la práctica?