El surgimiento de un brote de coronavirus en un restaurante ha puesto en alerta a la restauración.  La desescalada y las progresivas reaperturas atraen las miradas del mundo.  Los restaurantes y bares comenzaron sus movimientos esperanzados y con relativa seguridad de que todo iba a resultar bien. Pero  este brote de coronavirus en un restaurante en Alemania,  puede significar un obstáculo.  La incertidumbre aumenta y las opiniones se diversifican.

Aunque estén dadas las condiciones sanitarias y se hayan tomado todas las precauciones, un factor fundamental es el sentimiento de las personas. Una noticia como esta puede desalentar a quienes tímidamente estaban comenzando a salir de casa.

Alemania ha sido uno de los países más arriesgados, y en muchos estados hace tiempo ya que los restaurantes han abierto con restricciones de ocupación.  Este es el caso de la Baja Sajonia, lugar donde se encuentra el restaurante en el que se localizó el foco.

¿Cuál ha sido el impacto del coronavirus en un restaurante en Alemania?

Impacto coronavirus en restaurantes

El restaurante está emplazado en Leer, una localidad del norte alemán. Como era de esperar, el brote surgido en el restaurante ocasionó un aumento de contagios en la localidad.  Durante 10 días en Leer no se había registrado ningún nuevo caso de contagio de coronavirus. A partir del brote del restaurante, hay siete personas infectadas confirmadas y otras 50 en observación.

El estado federado de Baja Sajonia, donde está ubicada la localidad de Leer, ha sido el primero en autorizar las reaperturas. Se han establecido, ya estaban antes de este brote, las medidas de seguridad. Las mesas distanciadas, reducido número de clientes por mesa, ocupación restringida.  Pero nada de esto impidió que los contagios ocurrieran. Por el momento se habla de que ‘presuntamente’ se originaron en el restaurante. Las investigaciones están en marcha.

Se trató de un brote en personas con muchos contactos. Este hecho hace que sea muy difícil identificar a cada una de las personas que tuvieron contacto con los infectados. Todo hace suponer que se generarán muchos contagios.  Los siete enfermos son personas vinculadas entre sí, pero se ha hecho imposible identificar toda la cadena de contactos.

Las personas afectadas realizaron sus consultas médicas entre el martes 19 y el viernes 23.  El foco es muy  reciente todavía, por lo que es incierto el impacto. Es posible que el número de las personas que deban entrar en cuarentena en los próximos días tenga un crecimiento extremo.

¿Fallaron las medidas de prevención y el plan de higiene?

La Federación de Hoteles y Restaurantes Alemanes afirma que con las medidas de prevención acordadas es imposible que el contagio se produjera en el restaurante.  Por lo tanto, se está pensando en la posibilidad de que estas no se hayan cumplido estrictamente.  Las autoridades sanitarias están investigando qué pasó en el restaurante, revisando minuciosamente los procedimientos y la higiene.  Es posible que clientes o personal no hayan respetado las normas. Y si esto se confirma, el restaurante en cuestión quedará muy malparado.

¿Qué opinan los expertos de la reapertura de restaurantes cerrados?

La mayor parte de los científicos coinciden en que el contagio se produce en ambientes cerrados. La concentración de virus en ambientes cerrados en los que el aire no se renueva es el entorno propicio para los contagios.  La recomendación de los profesionales médicos es abrir solo terrazas y patios. Sin embargo, en la Baja Sajonia no se tuvo en cuenta esta sugerencia.

¿Qué ventaja tienen las terrazas y patios? Precisamente la permanencia a cielo abierto  reduce la posibilidad de contagio. En ambientes al aire libre no existe gran concentración de virus, el aire se renueva constantemente y, por tanto, son considerados entornos seguros.   

¿Impactó negativamente la reapertura de los restaurantes en los casos de coronavirus  en Alemania?

La comparación de los datos del viernes anterior a la reapertura de hoteles y restaurante y los de estos últimos días, muestra  un incremento de casos de infectados. 

A pocos días de la reapertura, surgen opiniones de que el reinicio de las actividades es la causa. Aunque es una posibilidad,  no hay datos fidedignos que validen esta opinión.  Si bien es el único brote en Leer, en Alemania ocurrió otro contagio masivo en un servicio religioso. 

Lo cierto es que el estado está en alerta y revisa su estrategia para reabrir los locales de gastronomía.  Y el mundo también inicia su desescalada con mayor expectativa y atención.