El ingenio de Marck Zuckerberg permanece en acción. La apuesta a seguir liderando el área de los entornos tecnológicos está siempre vigente. Una de sus grandes creaciones, Facebook, tiende a ser superada por otra: Meta.

Algunas opiniones dicen que Meta nació como un intento desesperado de distraer la atención pública de Facebook, criticada por temas de privacidad. La famosa red social ha sido invadida por formadores de opinión anticientíficos, autoritarios y estafadores, perjudiciales para la sociedad. Se responsabiliza al creador de la red social de la ética de los usuarios.

Otras opiniones, en cambio, entienden que Meta es la respuesta a la evolución tecnológica y a esa necesidad de sorprender del gran líder tecnológico. En su equipo tiene el potencial más capacitado del mundo. Cuenta con el dinero necesario para cualquier inversión. Capacidad tecnológica y recursos económicos son los dos ingredientes imprescindibles para las innovaciones. Y Marc Zuckerberg los tiene.

El metaverso y la realidad paralela

¿Qué es el metaverso?  Es un espacio virtual en la que las personas y empresas  se vinculan  Se trata de un mundo paralelo al real, en el que los usuarios interactúan entre sí y con el entorno.

En el metaverso es posible comunicarse con otras personas, mover objetos, tener experiencias en diferentes ambientes. A través de   un avatar las personas viven en un mundo al que  acceden con un dispositivo digital conectado a internet.

En este mundo virtual que crea el metaverso, se realizan intercambios sociales y comerciales. Se puede disfrutar de compañía simplemente para no estar solo. Pero también el metaverso permite los intercambios laborales, las reuniones y operaciones comerciales, eliminando las limitaciones del espacio y las necesidades de traslados.

Desde hace dos décadas, existen experiencias y desarrollos de metaverso que han impulsado esta tecnología. Los cascos y gafas de realidad virtual son instrumentos fundamentales para entrar a ese mundo del metaverso. Oculus, HoloLens, VR de PlayStation, son algunas de las empresas que crean metaversos.

Meta, el metaverso de Zuckerberg, aspira a convertirse en un espacio tan famoso como Facebook, en el que la vida social y comercial encuentre un nuevo entorno de realizaciones.

Meta: el metaverso de Marc Zuckerberg

Intentando mantenerse a la vanguardia tecnológica, en 2014 Zuckerberg compró Oculus, la empresa de gafas de realidad virtual. Y producto de una evolución que suma creatividad, capacidad y mucho dinero, ha surgido Meta. ¿Qué es Meta? El universo digital de Facebook que está naciendo y que pone a disposición de los cibernautas un nuevo mundo.

La clave de Meta está en que es totalmente inmersivo, mucho más de lo que ofrece la realidad virtual actual.  Además de las gafas tradicionales, Meta dispone de sensores que registran los movimientos físicos de los usuarios. El avatar que se mueve en el espacio virtual hará exactamente lo mismo que el usuario al que representa.

El realismo es tal, que los dispositivos interpretan hasta las expresiones faciales. El avatar se vuelve una extensión del usuario. Replica sus movimientos, sus gestos, sus expresiones. De esta manera, el lenguaje corporal se integra a la interacción virtual. Es una revolución en el sector comunicacional mediado por máquinas.

El afán de Zuckerberg y su equipo es evolucionar y trascender el ámbito de las relaciones personales. Se busca crear un espacio de uso empresarial y de presencia de emprendimientos económicos, con un sistema económico propio.

Metaverso

¿Qué  desafíos impone Meta al sector de hostelería y restauración?  

No se sabe muy bien todavía cómo reaccionarán los usuarios ante Meta ni cuál será el alcance de acuerdo con edades, niveles de vida, actividades, etc.  Su creador ha declarado que revolucionará la forma de vivir. Pero habrá que esperar algún tiempo para conocer si realmente a la gente le interesa este tipo de entornos digitales o si prefiere mantenerse dentro de los ya conocidos y usados.

Sin embargo, es necesario que el restaurante se vaya interiorizando del tema y vaya captando que insertarse en Meta será un gran desafío.  Implicará pasar de una realidad virtual bidimensional (las fotografías y los vídeos) a una tridimensional. 

Para empezar a concebir al restaurante integrado a Meta hay que imaginar una recreación virtual del restaurante en la que las personas, encarnadas en sus avatares, ingresarán e interactuarán tal como sucede en la realidad. Podrán circular, visitar cada uno de los espacios, sentarse a la mesa.

Una recreación en la que el cocinero preparará virtualmente sus platos y se moverá por su cocina.  Es decir, que se tratará de una réplica del restaurante en el espacio virtual. Y esto será solo el comienzo.

En ese restaurante virtual, los comensales podrán reunirse  y conversar.  Moverse en Meta es muy distinto a trasladar la realidad a la virtualidad, es vivir en esa virtualidad en tiempo real.

¿Qué impacto tendrá Meta en  el restaurante?

Las repercusiones de esta red virtual en la restauración son impredecibles. El metaverso está dando sus primeros pasos y aunque el proyecto Zuckerberg es muy ambicioso, quién sabe hasta dónde se concreta y qué tanto atrapa al público.

Pero es posible anticipar algunos efectos. La anticipación prepara para lo que se puede venir.

  • Todo parece indicar que Meta potenciará las oportunidades de los restaurantes que capten su esencia y se ajusten a ese nuevo mundo paralelo al real.  Será un potenciador de los pedidos en línea y del delivery. Las personas podrán comer cada una en su casa pero reunidas en el restaurante en Meta. Suena a locura, pero es posible.
  • El marketing es un área que ya está dando muestras de ajustar sus formatos al metaverso. Los escenarios del metaverso serán un espacio oportuno para mantener la presencia digital del restaurante.  Así como en la actualidad se compran anuncios, será posible comprar espacios virtuales. Algo parecido a lo que ya hacen algunas marcas que se introducen en los videojuegos.
  • Los potenciales clientes podrán visitar el restaurante y conocer las réplicas realistas de los platos.  De esta manera, conocerán si el restaurante y su propuesta se adecua a sus preferencias.  Un interesante desafío para los restauradores.
  • Las cocinas fantasmas tendrán una oportunidad de tener sus restaurantes en el entorno del metaverso. Podrán  capitalizar esa posibilidad de reunir a las personas, encarnadas en sus avatares, en un espacio virtual.
  • Seguramente, se afianzarán nuevos sistemas de pago virtual, a través de tokens o de criptomonedas.

Meta desarrolla un nuevo mundo social y comercial.  Sin embargo, la competencia por conquistar este mundo es feroz. Los más grandes desarrolladores intentan acaparar el mercado y ofrecer el metaverso que capte a las personas.

Comparte