La industria hotelera y la gastronómica se han unido para gestar una propuesta integral para los amantes del buen vivir.  Los mejores restaurantes de hotel se abren a experiencias que responden a un público ávido de complementariedad.

El hecho de visitar solo el restaurante o disfrutar de unos días de relax en un hotel con gastronomía de calidad, son buenas opciones que animan a cualquiera. ¿Has visitado alguno de estos establecimientos?, ¿gestionas uno de ellos? A continuación, algunos datos interesantes.

La integración hotel-restaurante ha resultado todo un éxito y ha revolucionado la oferta gastronómica característica de la hostelería. Atendiendo a la comodidad de los clientes, los hoteles han entendido que les faltaba un buen servicio de comidas.

Los chefs también han ido apreciando los beneficios de la integración y comenzaron las asociaciones. Y así fue se ha ido consiguiendo este maridaje que ya es habitual en el mundo.

Muchos Chefs destacados han instalado sus restaurantes en hoteles de prestigio, consiguiendo un reconocido éxito. Ambos sectores, gastronómicos y hoteleros, se potencian mutuamente, en una relación de ganar-ganar.  Actualmente, cualquier hotel que pretenda un servicio de calidad, ya en el momento de abrir sus puertas debe integrar un buen restaurante.

Algunos de los mejores restaurantes de hotel

  • DiverXO

Hace cuatro años, el afamado David Muñoz recibió la invitación de la cadena hotelera NH. La aceptó y se instaló en el Eurobuilding, uno de los hoteles más prestigiosos de Madrid.

El chef creó en el DiverXO el mundo de sus sueños. En el restaurante no hay carta, el servicio funciona con dos menús degustación, uno corto y el otro más completo.  El ambiente es informal, pero elegante. Una decoración muy onírica, con imágenes que evocan los sueños, crean una atmósfera tan especial como la comida.

¿El costo? Entre doscientos y trescientos euros, precio promedio. Es preciso reservar con seis o siete meses de anticipación; en el momento de la reserva, se paga una fianza de cien euros que luego se descuentan del importe final de la visita ¿Qué pasa si la reserva se cancela? El dinero no se devuelve.

  • Dani García

Dani García

En una lista de mejores restaurantes de hotel, no puede faltar Dani García. En su restaurante emplazado en el Hotel Puente Romano Beach Resort & Spa (Marbella), Dani García reinventa la cocina tradicional andaluza.  El chef con dos estrellas Michelin, ofrece una carta cosmopolita y global que integra sus más de veinte años de experiencia.

El restaurante tiene capacidad para cincuenta personas, y dispone para atenderlas de un número igual de personal de sala y de cocina. Todo es arte y maestría en este restaurante.  Cada plato es original porque es un plato de autor. El ambiente elegante y cálido acompaña la experiencia de formas, sabores, texturas y aromas de la comida.

  • Lasarte

El Lasarte, con sus tres estrellas Michelin, integra la nómina de los mejores restaurantes de hotel. El  Monument (Barcelona) tiene el privilegio de contar con él.  Martín Berasategui es el director, y Paolo Casagrande tiene a cargo la jefatura de la cocina.

Los dos genios conjugan sus habilidades para hacer de Lasarte un restaurante de primera línea. Quienes disfrutan de la cocina de alta gama aspiran visitar Lasarte alguna vez.

El menú es estacional, respeta al campo y el mar. La sabiduría de Casagrande permite disfrutar de sabores y aromas autóctonos en toda época. Como es de esperar, las reservas deben hacerse con seis o siete meses de anticipación.

  • Línia

Ubicado en el nuevo hotel Almanac (Barcelona), el restaurante Línia tiene como jefes de cocina a Ferran López, Joan Lleixà y Lucila Canero. Los tres con una trayectoria de primer nivel marcada por desempeños en restaurantes de alta gama.

Es la del Línia una propuesta muy planificada, fruto del trabajo de equipo de los tres chefs a cargo. El objetivo es acercar el restaurante a la gente para que no se cohíba por el hecho de su localización en un hotel de lujo.

En este cálido restaurante, es posible disfrutar de una carta diseñada para compartir. Pescados y mariscos frescos, arroz y carne a la parrilla de leña, quesos y panes artesanales componen una propuesta para todos los gustos. Completan la oferta una nutrida lista de dulces caseros y buenos vinos.

  • Zuu

ZUU

El remodelado hotel Sofia (Barcelona) ha incorporado a su estructura a Zuu, un espacio caracterizado como de ‘lujo gastronómico y estético’. Con una ambientación que evoca el cabaret parisino, este restaurante integra la comida de alta gama con espectáculos artísticos que amenizan la estadía.

Se trata de una experiencia única para los que desean complementar su experiencia gastronómica sin renunciar la calidad de la misma. El menú de Zuu es, de por sí, espectacular, igual que todo el ambiente.

Platos fríos y calientes, crujientes y blandos, vegetales y animales, cocteles de cava y champán sorprenden a los comensales.  El chef y empresario Carles Tejedor tiene a su cargo la exótica propuesta.

  • The Captain

Los hoteles boutique, de moda en estos tiempos, también han incorporado al restaurante  en su propuesta. Un ejemplo es The Captain, instalado en el Hotel Icon Wipton,  en el exclusivo barrio de Serrano de Madrid.

Con una oferta accesible y de calidad, dispone de un menú original. El pastrami de salmón, la sardina ahumada con daikon encurtido, el helado de sirpe de arce con bacon glaseado y pan dulce crujiente, son emblemas de esta mesa. ¿Cuánto nos cuesta comer allí? Entre veinticinco y treinta euros.

  • Ginkgo Restaurante & Sky Bar

Su localización privilegiada genera el ambiente ideal para la propuesta gastronómica de Ginkgo. Ubicado en la planta doce del hotel VP Plaza España Design, el restaurante permite una experiencia única. El comensal siente que flota con la panorámica del Palacio Real, la Plaza de España y el Templo de Debod a sus pies.

Pero no todo lo bueno es solo visual. La gastronomía de fusión mediterráneo-japonesa se vuelve el centro de la visita. Ensalada vietnamita de mango, anacardos y langostinos, pollo frito con yakiniku y ensalada fresca, rodaballo con hongos y vinagreta, son algunos de los platos del menú.

La tendencia muestra que los restaurantes con estrellas Michelin renuncian a los enclaves independientes y se integran a prestigiosos hoteles en una simbiosis que favorece a ambos.

 

Fuentes de imágenes: Teléfonos Gratis  / Selenta Group   /  Revista Novias