El diseño, las luces, los colores, la ambientación del restaurante, todo influye en la experiencia del cliente quizás mucho más de lo que en otros tiempos se pensaba. Las investigaciones en neuromarketing muestran que el ambiente resulta clave en las vivencias del comensal. Y de esas vivencias depende la vida y la rentabilidad del negocio.

La satisfacción del cliente no pasa solo por un buen plato. Probablemente estos aspectos sean el corazón y el sentido del restaurante. Pero el cliente va más allá de la comida en su valoración y en su sentir. El diseño del local es un factor que juega un gran protagonismo.

En sí mismo, es el primer punto de contacto del comensal con el restaurante. Si las sensaciones que la persona experimenta cuando visualiza el local son positivas, si el diseño le provoca grata sorpresa, placer, complacencia, se habrá generado la predisposición para que toda su estadía, incluida la comida y el servicio, sea satisfactoria para él.

Con esta premisa que tiene base científica, muchos restauradores han hecho de sus locales universos originales y asombrosos, que vale la pena conocer y disfrutar.

Ejemplos de restaurantes con diseño

Presentamos algunos de los destacados en el mundo por su diseño y estética.

1. Nota Blue Marbella

España, centro gastronómico por excelencia, cuenta con restaurantes con espectaculares diseños que se destacan en el mundo. Uno de ellos es el Nota Blue New Brasserie Marbella. El proyecto pertenece al Astet Studio que ha sido triunfador en el concurso 2023 que premió a los mejores diseños de la restauración y hostelería del mundo. 

El exterior del edificio es blanco. En el interior, una escalera conduce a un pasillo a cielo abierto, con agua en los lados. Desde esta plataforma se observan olivos, símbolo del mediterráneo.

Se llega al comedor por sólidas y un tanto misteriosas puertas de madera que sugieren las de una catedral. Y el techo con arcos de madera, mantiene esa idea. La naturaleza es protagonista en   todo el diseño. La ornamentación se ha realizado en base a detalles de hojas secas.

Una barra a través de la cual se puede observar la zona de la cocina, es un gran atractivo para los comensales que pueden observar a los chefs en funciones. Los colores de la madera, piedras naturales, cementos en crema y marrón se amalgaman y generan un ambiente cálido y elegante.

Una nota a destacar son las vitrinas de vinos que guardan más de 1.500 botellas de diversos vinos y de champán. El comedor se complementa con la terraza, que sugiere relax y distensión. Las mesas y sillas son de tela y cuerda conviven con sillones bajos.  En el espacio, espejos de agua pequeños reflejan la luz e invitan a la paz.  

2. Sidrería Tierra Astur El Vasco, País Vasco

También en España, merece destacarse por su diseño la Sidrería Tierra Astur El Vasco. Este espacio gastronómico combina la tradición de las sidrerías asturianas con la esencia del País Vasco.

El diseño del restaurante fusiona elementos rústicos con toques modernos para crear un ambiente acogedor y contemporáneo. Se han utilizado materiales como madera, piedra y metal, para reflejar la tradición asturiana, pero manteniendo la elegancia y la sofisticación.

Está decorado con barricas de sidra, utensilios de cocina tradicionales, símbolos regionales. También existen obras de arte que muestran la belleza natural de Asturias y el País Vasco.

La cocina está visible desde el comedor principal. Esta condición añade un toque de dinamismo al restaurante.

Restaurante

3. Alice & Fifth, Johanesburgo

Elegante y sofisticado, este restaurante sudafricano combina el encanto vintage con toques contemporáneos. La idea de sus diseñadores, Tristan Plesis Studio, ha sido crear un espacio suntuoso y decadente. El ambiente general es oscuro y misterioso. Una iluminación tenue crea una atmósfera íntima y exclusiva.

La decoración es de los años 1920 con detalles Art Déco. Se incorporan lámparas colgantes de cristal, espejos ornamentales, paneles de madera tallada y muebles tapizados de terciopelo.

4. Cardboard, Bombay

El diseño original del restaurante Cardboard responde a un concepto que se basa en la sostenibilidad y la creatividad.  Es un ambiente eco-friendly, centrado en materiales sostenibles que reflejan el compromiso con el medio ambiente.

Las paredes están revestidas con cartón reciclado y papel Kraft. Los muebles son de madera reciclada o bambú. Se han incorporado al diseño elementos creativos hechos de cartón reciclado, como las lámparas colgantes creadas con tubos de cartón.

Ventanales y claraboyas definen una iluminación natural muy cuidada. Un jardín vertical ubicado en una de las paredes, es símbolo de aire puro y de ambiente saludable.

El restaurante se divide en zonas temáticas, cada una con su propia decoración enmarcada en el concepto general.

5.  Icha Chateau, Shangai

El diseño del Icha Chateau fusiona la elegancia del estilo chateau francés con la sofisticación moderna de esta vibrante ciudad china. Posee elementos arquitectónicos de los elegantes chateaus franceses, como techos altos, molduras decorativas, arcos y detalles ornamentales.

Todo está realizado con materiales de alta calidad que genera la idea de lujo y distinción. Se destaca la madera tallada, la piedra natural y el mármol. Se ha elegido una paleta de colores suaves y neutros, que otorga sensación de calma.  También presenta frescas y delicadas pinceladas de colores pastel.

El mobiliario es elegante y funcional. En él destacan las sillas tapizadas en terciopelo y cuero, mesas de madera maciza, lámparas de cristal.

Cuenta con varios espacios de comedor, para comensales individuales, para grupos pequeños y para eventos especiales o cenas íntimas. La barra de vinos es un elemento relevante en el diseño. Sus estanterías son de madera tallada y acompañan a la extraordinaria calidad de los vinos que albergan.

6. Annabel’s, Londres

Es un restaurante muy chic, glamoroso y selecto de Londres. El edificio es una mansión que fue convertida en club privado. Se caracteriza por un diseño clásicamente elegante, con detalles lujosos y acabados de alta calidad. 

La iluminación ambienta los espacios diferenciales del restaurante. Algunos están amoblados con mesas formales y sillas elegantes de terciopelo. Otros muestran una condición más informal, aunque no menos sofisticada.

Dos sectores muy valorados en el Annabel’s son la barra de cócteles bien surtida y el jardín interior decorado con fuentes de agua, plantas exóticas y muebles elegantes.

7. Burleigh Pavilion, en Queensland

Inspirado en el entorno natural de la costa de Queensland, este restaurante provoca la sensación de estar tomando una copa o comiendo en el mar. Su estilo costero contemporáneo utiliza materiales propios de ese paisaje.

Tanto la arquitectura como el mobiliario están diseñados para amalgamar lo cómodo y funcional con lo elegante y chic. Las sillas son de mimbre y ratán, con cojines suaves. Las mesas de madera y metal se adaptan perfectamente al ambiente costero.

El diseño responde a un concepto de restaurante minimalista y limpio. Por su privilegiada ubicación frente al mar, el restaurante cuenta con amplios espacios al aire libre. Integra una barra de playa grande y abierta con vistas panorámicas al mar.

8. Beefbar, en París

El diseño contemporáneo de este sofisticado espacio gastronómico parisino combina lo moderno con el lujo. El Beefbar es un steak house referente en diseño de espacios, que luce todo el estilo y la belleza del Art Nouveau y del Art Déco. Todo es espectacular en este restaurante.

Bajo un techo de vidrio, las paredes espejadas y otras portadoras de arte mural, dejan sin aliento a los visitantes.  Las mesas de cristal se rodean de sillas con asientos de terciopelo en rojo y verde.  Por su diseño ha sido premiado en 2019 con un Bar & Design Award.

Mármol, cuero, acero inoxidable, madera, conforman un ambiente refinado y elegante. La iluminación es clave en este restaurante. Lámparas colgantes, focos empotrados y luces ambientales resaltan las características arquitectónicas del edificio.  

Una experiencia muy visual se mire hacia donde se mire, colma a los comensales de sensaciones y de imágenes que complementan las vivencias gastronómicas.

La lista no se agota en estos ocho restaurantes. Cada vez son más los establecimientos que valoran los espacios como fuente de satisfacción de los comensales.

La competitividad del sector de la restauración trasciende la cocina.  La espectacularidad de diseños innovadores, creativos, originales, con gran atención a los detalles, se transforma en símbolo del interés del restaurante por ofrecer lo mejor a sus clientes.

Comparte