Muchas iniciativas y proyectos solidarios de gastronomía han ido surgiendo desde los primeros momentos de la pandemia por coronavirus.  Es cierto que la hostelería está siendo muy afectada y poco a poco comienza a levantarse tímidamente. Muchos restaurantes han cerrado totalmente sus cocinas y sus gestores no saben aún si reabrirán algún día.  Otros las mantuvieron abiertas para servicios de comida a domicilio, delivery, etc.  Pero este impacto negativo en el sector no está impidiendo la actitud solidaria.  

Tras los temores y los lamentos de los primeros momentos, empresarios y cocineros se pusieron en marcha para ayudar a quienes lo necesitan. Con una mirada empática, se ha ido instalando una larga sucesión de proyectos solidarios. Algunos son tímidos y con alcance reducido,  otros alcanzan  más impacto, pero todos son igualmente valiosos a nivel local.

Iniciativas y proyectos solidarios de gastronomía

En los pequeños pueblos y en las grandes ciudades se han ido abriendo puertas que permitieron que las personas más afectadas pudieran alimentarse.  

World Central Kitchen

Uno de los proyectos más conocidos es el llevado a cabo por la organización World Central Kitchen. Surge por iniciativa del chef Iván Morales y de su compañero  Álvaro Castellanos, impulsores del grupo Arzábal de San Andrés. Como ocurrió a todos los gastronómicos, sus restaurantes se cerraron. Pero la sensibilidad de los chefs los llevó a abandonar los lamentos y asumir la acción solidaria.

Wolrd Central Kitchen se instaló en Madrid  para auxiliar a las familias. Ofrece comida fresca para las personas que lo necesitan. La convocatoria a los profesionales y trabajadores de la gastronomía tuvo sus frutos y rápidamente el proyecto se expandió. Los chefs se organizaron y se instalaron en diferentes cocinas para alimentar a miles de personas.

De la mano de World Central Kitchen se fueron activando otros comedores en asociación con Diego Guerrero, de DStage. A su vez, Pepa Muñoz, de El Qüenco de Pepa, ha puesto en marcha a otro grupo de cocineros en una cocina municipal cedida por el Ayuntamiento. La iniciativa se expandió a Barcelona y Valencia, y en la actualidad cocina en 10 ciudades de España. 

Todas estas iniciativas se agrupan bajo el hashtag #ChefsforSpain, que aspira a seguir sumando cocinas en todo el país. Además del Grupo Arzábal, se han unido Dstage, Buibiza, NH Colection Madrid, Eurobuilding, entre otras, que están preparando más de 10.000 platos diarios. La cocina se abastece con donaciones privadas particulares que se gestionan a través de la organización.

Comer Contigo

El cocinero Romain Fornell y su Grupo Groût Rouge han comenzado con el proyecto “Comer Contigo” en Barcelona. Se han sumado a la iniciativa Lluis Prats, (director comercial de Gramona), Viqui Sanglas (creadora de All Those Market), la periodista Yaiza Saiz.  La convocatoria a cocineros y voluntarios dispuestos a contribuir en la cocina ha sido ampliamente exitosa. La lista de chefs, colaboradores individuales y organizaciones, se extiende día tras día.

La cocina de Comer Contigo se instaló en la Casa Leopoldo, y ya supera los 1000 platos diarios que se reparten en comedores sociales y entre el personal de salud que trabaja en hospitales de la ciudad.   Están atendiendo a la Funcació Arrels, Cáritas, Madre Teresa de Calcula, Hospital Clínic u Hospital del Mar.

Delivery for Heroes

Entre el mar de iniciativas y proyectos solidarios de gastronomía, Delivery for Heroes tuvo su toque original desde su nacimiento.  Todo comenzó cuando Axel Peinado, director de operaciones de Pizza Market, tuvo la idea de entregar pizzas a cuatro hospitales.  Su intención fue contribuir con el personal de la salud, que han sido verdaderos héroes en esta pandemia. 

El proyecto se expandió y recibió  el reconocimiento de todos. Al comprobar que su trabajo realmente era necesario, extendió su radio de acción a residencias de ancianos. Muy pronto otros restaurantes y negocios gastronómicos se incorporaron el proyecto. El menú se diversificó al agregarse negocios especializados en burritos, suchi, tostadas veganas, hamburguesas, croissants y magdalenas, frutas y hasta agua para beber.  La logística se centraliza en Pizza Market.

Por ti

La Fundación Ángel Nieto, el Grupo Larrumba,  el Grupo Lalala y el Grupo El Escondite llevan adelante este proyecto.  Cada día distribuyen  un menú completo entre el personal sanitario que se encuentra trabajando en el hospital de campaña ubicado en IFEMA. También se extiende a familias sin recursos.

En sus cocinas solidarias, y con la colaboración de un gran número de voluntarios, se elaboran más de mil platos de comidas. Se valen de la solidaridad y donaciones de particulares para disponer de  los insumos necesarios para las preparaciones.

Una vez que los menús están listos, el Ayuntamiento los recoge, transporta y distribuye haciéndolos llegar a los destinatarios.  Es un buen ejemplo del esfuerzo conjunto de particulares y estado para paliar la triste situación de tantas familias.

Restaurantes: ¿qué alimentos son más seguros durante el coronavirus?

Uninicio

Con cocinas para la producción y furgonetas que hacen efectivo el reparto, Uninicio ayuda también a los grupos más vulnerables. Con su logística logra llegar a las familias más necesitadas y a personas dependientes que viven situaciones de extrema necesidad.

Para lograr su objetivo, Uninicio ha creado una campaña de crowdfunding para recibir donaciones de alimentos.  El proceso de esta iniciativa permite que los esfuerzos de los donadores sean distribuidos racionalmente entre los que han solicitado asistencia.

La particularidad de este proyecto es que personaliza las donaciones, prestando atención a las particularidades de cada grupo. Distribuye los alimentos en función del número de miembros del grupo, alergias y otras enfermedades que requieren dietas especiales, presencia de niños.  La comida elaborada en forma artesanal se envía en cajas. Se trata de cremas, guisos, carnes, pescados, caldos y otros alimentos. En cada caja hay comida para que la persona se sustente durante cinco días.

Estos grandes proyectos, se complementan con grupos de vecinos que atienden a personas vulnerables en sus barrios. La organización social es una gran fortaleza en estos tiempos de crisis y rescata  la empatía que impulsa a la solidaridad.

La mayor parte de estas iniciativas y proyectos solidarios de gastronomía se sostienen gracias a las donaciones de empresas y particulares que proveen las materias primas. Con las las organizaciones de productores de alimentos más reconocidas hasta las donaciones individuales, cada aporte suma para sobrellevar la crisis.