El marketing gastronómico tiene vida propia. Hay puntos en los que se identifica con el marketing en general y hay otros en los que adquiere rasgos  diferenciales.  Y no podía ser de otra manera, pues la actividad gastronómica es especial. 

Cuando se piensa en marketing para un restaurante, siempre es bueno tener esto en cuenta. No será suficiente con seguir las líneas generales del marketing del momento en líneas generales.  Para poner en marcha una estrategia exitosa de marketing gastronómico hay que atender a las tendencias específicas del sector.

En pocos sectores de la actividad humana existe tanta competencia como en la gastronomía.  Día a día el restaurador debe conquistar a potenciales clientes que tienen a disposición un gran número de propuestas.  El restaurante en sí mismo y todo lo que allí ocurre es su principal sin duda. Pero con esto no alcanza.

Por más que se haya logrado el mejor restaurante que ofrezca un servicio excelente, de poco servirá si los clientes no se enteran y no llegan a él. Es por ello que una buena campaña de marketing gastronómico se convierte en una necesidad imperiosa.

¿Qué muestran  las tendencias en el marketing gastronómico?

La tecnología es el punto de apoyo

La ola tecnológica se ha apropiado de varias ramas del mundo comercial. Entre ellas, del marketing.  Es impensable una completa estrategia de marketing gastronómico, si no se tiene en cuenta internet y los dispositivos digitales.

Pero en el interior del ámbito tecnológico, la vida evoluciona y cambia. Los intercambios comunicacionales en tiempo real sustituyen al email y los mensajes postergados en el tiempo. El cliente pregunta y espera una respuesta inmediata.  De eso se trata.

La instantaneidad es un requisito de la vida actual. A la gente no le gusta esperar y se queja cuando tiene que hacerlo. Por tanto, quien contesta primero se lleva al cliente.  Hay una consecuencia básica y clara: es preciso disponer de un sistema para responder inmediatamente en tiempo real cualquier consulta.

Hay restaurantes que tienen sistemas especialmente creados para ellos. Otros utilizan WhatsApp o una plataforma de chatbot. No importa el mecanismo, lo que sí importa es la instantaneidad de la respuesta.

Tendencias actuales de marketing gastronómico

En el marketing gastronómico no se vende comida, se venden experiencias

Es este un aspecto en el que el marketing gastronómico une sus estrategias con el marketing en general. Se trata de crear el concepto publicitario con el que se publicitará el restaurante.  ¿En qué hay que pensar para componer el concepto publicitario del restaurante, que será objeto del marketing?

Este concepto no se refiere solo a las características del restaurante y de sus platos. Si así fuera, estaría compitiendo con muchos negocios similares. Para distinguir al restaurante sobre los demás, es preciso salirse del concepto del restaurante en sí y del de la comida.  Lo fundamental es  apelar a las emociones, a los deseos, a las aspiraciones y  al placer del potencial cliente.

Por todo ello, es necesario pensar qué sensaciones y percepciones se pretende evocar en las personas a las que se quiere captar.  En esas sensaciones y percepciones están, precisamente, los rasgos de diferenciación que son los que hay que explotar.

La tendencia ecofriendly

El marketing gastronómico tiene que mostrar que el restaurante suscribe la tendencia del cuidado del ambiente y al aprovechamiento de los recursos.  Los mensajes e imágenes que se expongan al público deben tener en cuenta esta tendencia.   Los textos y fotos mostrarán el uso de materiales reciclables o no contaminantes, de productos locales de cercanía y de materias primas ecológicas

Tendencias actuales de marketing gastronómico

La tendencia mundial a la reducción de desperdicios alimentarios

El hambre en el mundo nos conmueve. Por otra parte, un 30% de los alimentos que se producen se desperdician sin ser consumidos.  De esta forma, alinear al restaurante con la tendencia a reducir desperdicios y hacer conocer esta idea, generará reacciones positivas. 

Si se pierde menos, se alimenta a más personas, este es un noble objetivo. Es una idea exitosa organizar periódicamente alguna campaña en favor de los necesitados y canalizarlas a través de organizaciones sociales.  A la gente le gusta colaborar, y, al mismo tiempo, conocerán el restaurante y posiblemente regresen.

El restaurante inclusivo

El concepto de ‘inclusivo’ abarca una amplia diversidad. Por un lado, se refiere a la inclusión de personas con dietas especiales (vegetarianos, veganos, paleos, omnívoros, flexiterianos).No es fácil organizar un restaurante en la que se ofrezcan platos para todas las opciones, pero no es imposible lograrlo.  Se pueden encontrar algunos puntos comunes a algunas de estas dietas especiales y poner menús a disposición.  El marketing se ocupará de dar a conocer estas opciones.

Junto con lo anterior, hablar de un restaurante inclusivo alude también a otras posibilidades, por ejemplo, incluir a los animales.  Las mascotas son parte de muchas familias y quienes así lo entienden abrazarán un restaurante en donde se las atienda. 

No se trata solamente de permitirles entrar, sino también de generar propuestas específicas para los animales. Algunas ideas: menús especiales, zonas de juegos, zonas de descanso, todo para mascotas.

La apertura a todos los estilos de vida es tendencia en el mundo y el marketing gastronómico debe recogerla y atenderla.

Los influencers son tendencia en el marketing

El marketing de influencias se potencia día tras día, las redes sociales lo favorecen y lo vuelven una opción muy útil. Los influencers son verdaderos profesionales del marketing. Es buena opción trabajar una estrategia con la colaboración (o contratación) de influencers. Los influencers reúnen un auditorio de miles o millones de personas de forma online, y sus mensajes llegan a todas ellas.  Sus presentaciones en las redes impulsan a sus seguidores a seguir sus consejos. Una tendencia que hay que tener en cuenta.

En líneas generales, el marketing gastronómico es una forma de marketing muy social y de cercanías. Se circunscribe en las grandes tendencias que la actualidad marca para la vida. Los intermediarios indispensables son internet y la tecnología.