El chatbot es un software que permite la comunicación online. Se trata de una aplicación de inteligencia artificial que funciona como un asistente virtual. Útil, moderno y cómodo, ha comenzado a usarse en restaurantes. Una innovación que acompaña el camino tecnológico del mundo.

¿Qué hace el chatbot?

El chatbot ha sido diseñado para sostener comunicaciones de manera autónoma. No necesita de una persona que lo maneje. Se instala, se configura y funciona por sí solo; recibe y responde mensajes instantáneamente.

Es un chat virtual autónomo que ofrece asistencia al cliente las 24 horas los 365 días del año. Los clientes potenciales son atendidos en todo momento y reciben la respuesta inmediatamente. En tiempos en los que el ‘ahora mismo’ es importante, el chatbot es un auxiliar de gran valor.

No se trata de tecnología de uso exclusivo de ningún sector en particular. Se está utilizando en las más diversas áreas de la actividad humana, especialmente en la empresarial. Generalmente, funciona enlazado a una web, de modo que cuando el interesado la visita, encuentra al amable chatbot ofreciendo sus servicios.

Una ventaja importante del uso del chatbot es que no se descarga, no requiere actualizaciones ni ocupa espacio en el dispositivo digital.  Además, se inserta en cualquier interfaz, por lo que se adapta a todos los equipos.

¿Qué aporta el chatbot al restaurante?

¿Qué es el chatbot? ¿Cómo se aplica en restaurantes?

El área de las comunicaciones es fundamental en el restaurante. La competencia feroz obliga a acudir a todos los recursos disponibles para captar clientes. Hay que afinar el ingenio y poner en práctica todas las estrategias disponibles que satisfagan las inquietudes e intereses de las personas.

Veamos beneficios que el chatbot brinda al restaurante.

  • Agiliza la comunicación

El chatbot agiliza procesos y evita que el potencial cliente abandone el restaurante antes de entrar en él.  Las personas visitan webs y publicaciones en redes sociales para elegir a qué restaurante ir. Si se frustran por preguntas no respondidas o por demoras en las gestiones, buscarán otro restaurante con mejor capacidad de respuesta. Gracias al chatbot, la participación de las personas se intensifica.

  • Optimiza la atención al cliente

Esta aplicación estrecha los vínculos entre el restaurante y el cliente. Personaliza el encuentro virtual con el restaurante. El interesado siente que siempre hay alguien ahí, dispuesto a atenderlo. El sistema responde preguntas acerca de horarios, envía propuestas, promociones y datos de localización del local. Con la ayuda de guiones conversacionales, el chatbot mantiene conversaciones, hace preguntas y hasta bromas ocasionales.

¿Qué es el chatbot? ¿Cómo se aplica en restaurantes?

  • Visibiliza contenidos

El chatbot potencia los contenidos que el restaurante ha publicado. Puede guiar al usuario hacia otras publicaciones del restaurante. Es capaz de dirigir su atención hacia contenidos de su interés y hasta enviar en directo mensajes personalizados con propuestas de menú.

  • Libera personal y reduce costes

La plantilla de empleados se reduce y los gastos también. La inversión inicial se recupera en muy poco tiempo. El chatbot no se enferma, no se estresa ni necesita licencias, no cobra extras ni se pagan impuestos por mantenerlo en funciones.

  • Gestiona reservas

Con el chatbot, los clientes reservan su mesa en el restaurante sin llamadas y sin esperar que alguien responda. Todo es inmediato, y eso mantiene el vínculo con el cliente. También es utilizado para el sistema de pedidos online con reparto domiciliario. En definitiva, promueve las ventas y mejora la rentabilidad del negocio.

  • Favorece el registro de leads

Programado adecuadamente, un chatbot recopila información de leads.  Se trata de personas que entregan sus datos personales. Con acciones de marketing específicas, es posible transformarlos en clientes.

¿Qué es el chatbot? ¿Cómo se aplica en restaurantes?

  • Integra herramientas de fidelización

Se registran los datos que el cliente entrega. Con esta información, el chatbot personaliza la interacción, le muestra que ya lo conoce. Y esto impacta muy bien en clientes potenciales y reales. Además, recompensa e incentiva a los clientes asiduos y los impulsa a consumir más.

  • Aumenta la presencia online del restaurante

Cuando un restaurante usa recursos actuales, su imagen mejora. El usuario siente que el restaurante avanza y se adapta a los tiempos.  El chatbot es una señal de modernidad.

¿Quién fabrica chatbots?

Microsoft y la plataforma Slack son dos compañías que están liderando la creación de estos softwares. Google, una de las empresas que más ha desarrollado la inteligencia artificial, no se queda atrás.  Facebook, la compañía de Mark Zuckerberk, brinda herramientas API de programación de aplicaciones que permiten crear estos softwares de inteligencia artificial.

Es indudable que esta tecnología es una buena oportunidad de generar ganancias. Los desarrolladores informáticos lo saben y se han dedicado a atender los intereses específicos de cada sector, incluida la restauración.

Monitoreando el chatbot

El análisis de los recursos que el restaurante utiliza es siempre una fuente de datos importante para la mejora. El chatbot no es la excepción. Es interesante interpretar las métricas del funcionamiento y resultados del uso del chatbot para perfeccionar el sistema.

Se trata, en definitiva, de tecnología en pleno desarrollo y, por tanto, hay mucho para mejorar. Solo a partir de la observación de métricas e indicadores, se logrará valorar el recurso y tener claro cómo puede optimizarse su utilidad.

¿Cuáles son estos indicadores? Veamos algunos:

  • Duración de la sesión. ¿Cuánto tiempo el chatbot es capaz de sostener la interacción? Si el tiempo es muy corto, las posibilidades de captación del cliente serán menores.
  • Sesiones por usuario. ¿Vuelve el usuario a interactuar con el chatbots? Si lo abandona y jamás regresa, será indicador de que el recurso no está cumpliendo eficazmente con su función.
  • Vocabulario que el chatbots registra y ‘entiende’. Es un aspecto clave. Si el chatbot desconoce el vocabulario de uso común, no responderá a las interacciones y el interesado lo abandonará inmediatamente.
  • Tiempo de respuesta. Los usuarios quieren respuestas rápidas, en segundos.
  • Retención y satisfacción. Se evalúa observando las valoraciones de los clientes.

Una vez implementado el chatbot, el restaurante necesita seguirlo de cerca. Se incorporarán expectativas que exigirán modificaciones al programa, si se desea mejorar la eficiencia.

Los restaurantes españoles ya están en camino de incorporar los chatbots en sus procesos de gestión y de marketing. Sin dudas, en poco tiempo el chatbot será un recurso considerado indispensable.