Toda actividad comercial tiene como meta satisfacer a los usuarios. Y esta premisa es válida para los restaurantes. Los gustos cambian, las costumbres cambian y los servicios gastronómicos tienen que acompasarse a estos cambios. No hay dudas de que los nuevos estilos de vida de tus clientes marcarán el rumbo del local.

Es imprescindible que el empresario se mantenga informado acerca de cómo evoluciona la vida de la gente. Pero no alcanza con la información, además de saber, hay que actuar.

La información será la base para los cambios. Un restaurante que no se adapta a los nuevos estilos de vida de tus clientes, sucumbe. La mirada atenta al mundo y a la aparición de nuevas tendencias que se van consolidando, permitirá detectar las necesidades del restaurante.

Los nuevos estilos de vida de tus clientes implican un nuevo concepto de restaurante

Es esta una época en la que se afianzan algunas tendencias que poco a poco conquistan más y más adeptos. Las costumbres sociales se mueven como en círculos concéntricos que paulatinamente envuelven a más gente.

Algunos de estos nuevos estilos están vinculados a las preferencias, específicamente alimentarias. Se multiplican los vegetarianos, veganos, ovolactovegetarianos y sus matices. Otras tendencias tienen que ver con el uso del tiempo libre en general.

Los nuevos estilos de vida de tus clientes exigen cambios en el restaurante; se trata de desarrollar un concepto renovado, ajustado a la época actual. El restaurante actual ya no es el local que espera a los clientes. No alcanza con una sala atractiva, con las mesas bien situadas y camareros elegantemente parados cerca de la puerta.

Es preciso salir a buscar comensales, hay que acercarse a ellos y traerlos al local. La competencia es feroz y para conquistarlos se debe ofrecer un servicio que responda a los gustos y necesidades del momento.

Las fronteras se desdibujan. La tecnología difunde por el mundo las modas, que se vuelven internacionales. Los estilos de vida se copian y se contagian, y lo mismo sucede con las expectativas con respecto a los restaurantes. Si en tal o cual lugar del mundo existe un nuevo servicio, el usuario espera encontrarlo también en su entorno.

Tendencias actuales que impactan en el restaurante

  • Dietas diferenciales. En ocasiones por problemas de salud, en otras por una elección personal, las dietas diferenciales marcan un punto importante. Hoy en día las personas defienden su derecho a ser atendidos de acuerdo con sus necesidades y gustos.

La personalización del servicio en los restaurantes es un foco que no debe perderse de vista. Un menú amplio y variado es una primera necesidad. La meta es que cualquier persona pueda encontrar platos que se puedan integrar en su estilo de vida.

Los Big Data brindan información muy útil. Los historiales de pedidos y las preguntas formuladas en la web y en las redes, son datos fundamentales a la hora de conocer qué quieren los clientes.  Esta es la forma de poner a su disposición lo que la gente busca.

  • Presencia en internet. Al elegir un restaurante, las personas consultan en su Smartphone los locales y sus ofertas. Un restaurante no puede permanecer al margen de esta realidad. La presencia en la web y en las redes sociales es el escaparate en el que el restaurante se vende.

La tecnología y el ocio, a la búsqueda de emociones

  • La tecnología es parte de los nuevos estilos de vida de las personas. Está presente en sus hogares y en sus lugares de trabajo. La gente se ha acostumbrado a los automatismos, pues le ahorran tiempo, errores y explicaciones.
  • Es importante incluir en el restaurante sistemas que agilicen los procesos, para adaptarse a los nuevos estilos de vida de tus clientes. En este sentido, son muy útiles las aplicaciones para solicitar los platos y para el pago de los mismos.
  • Por otro lado, están las innovaciones modernas, cada vez más sorprendentes. Es el caso de las cartas en realidad aumentada, o los robots camareros de sala. Todos recursos modernos que responden a las nuevas tendencias, y que atraen a clientes por la novedad.
  • Las personas salen a comer a un restaurante como parte de un momento de ocio y recreación. Generalmente, los comensales buscan más que un buen servicio gastronómico; se trata de ofrecer entretenimiento, nuevas emociones y una experiencia inolvidable.

Cocina en vivo, shows musicales, juegos, material multimedia de todo tipo, pantallas o paredes digitales, son algunas de las posibilidades. La idea es que la salida al restaurante sea un momento divertido, además que un espacio para comer.

marketing restaurante

  • El auge de los weekenders. El concepto de weekenders designa una tendencia muy actual. Son personas que cuidan su salud y su estética, y una parte de ese cuidado tiene que ver con la comida.

 Durante la semana los weekenders requieren platos sanos, con poca cantidad de alimentos y que sean preparados rápidamente.  El fin de semana, se permiten algunos excesos.  Esta es, sin duda, otra tendencia a considerar.

  • Servicios por internet y delivery. Las reuniones familiares o de amigos en casa se han vuelto costumbre. Disponer de un servicio de e-commerce captará a estos clientes que prefieren el hogar al local del restaurante. Ellos también buscan calidad y buena atención. 

Estos clientes buscan la posibilidad de elegir los platos, pagarlos y recibirlos con poca espera, sin moverse de su casa.  Pero nadie quiere complicarse con este proceso, por tanto, el sistema tiene que ser muy amigable y fácil de usar.

  • Servicio para niños. Se vuelve costumbre que grupos de niños amigos coman en restaurantes. Generalmente el motivo es un cumpleaños o el triunfo de un equipo deportivo; los clientes adultos disponen para ello de un espacio preparado y dejan allí a los pequeños, con alguna recomendación al personal. El restaurante debe prepararse para este target al que no solo le interesa la comida.  

En general, la cocina a la vista, los ‘platos verdes’ para dietas naturistas, la coctelería original, las novedades en el maridaje, son otros factores que responden a los nuevos estilos de vida de la gente. Actualizarse siempre es el mejor camino.