La realidad aumentada comienza a instalarse en los restaurantes, causando una verdadera revolución en la presentación de cartas y menús. En los locales en los que se ha adoptado, ya no es necesario imaginar cómo será el aspecto del plato que se desea solicitar.

Basta de imaginación. La realidad aumentada permite ver la imagen del plato en cuestión antes de pedirlo. Es una creativa aplicación de la tecnología, que responde a un mundo en el que la imagen y la virtualidad protagonizan la comunicación.

¿Qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada es una forma de visión del entorno real que se realiza a través de un dispositivo tecnológico. En ella se combina la realidad con elementos virtuales.

La visualización se realiza por medio de una tablet, de un smartphone o de instrumentos especiales para este fin, como las ‘gafas virtuales’. En la actualidad se está usando la realidad virtual principalmente como herramienta de marketing. Los expertos han descubierto que esta tecnología puede hacer mucho para mejorar sus campañas.

¿Cómo funciona la realidad aumentada en el restaurante?

En el restaurante la realidad aumentada abre una especie de ventana mágica. A través de los dispositivos de realidad aumentada, el cliente verá en su mesa frente a él, los platos del menú. La presencia será tan real que le parecerá que puede pinchar y cortar los alimentos.

Podrá observar detenidamente en una imagen 3D cada plato ya elaborado; leerá su composición y podrá elegir aquellos que prefiera.  La mesa, el mantel, las copas, el arreglo central, todo el entorno serán reales. Y sobre esa realidad estarán virtualmente los platos elaborados, que parecerán tan reales como si estuvieran allí.  

 El efecto psicológico en el cliente

La realidad virtual abre el apetito. La visualización de los platos produce más ganas de comer; el cliente observa los platos que tienen una apariencia muy apetitosa. La imagen los muestra como reales y  así  los percibe.

Inmediatamente su organismo reacciona; la persona imagina el placer de comerlo.  Las ganas de degustarlo crecen e impulsan a solicitar el plato.

Es interesante el efecto sobre los clientes de esta tecnología. Está comprobado que los comensales piden algún plato más de los que hubieran solicitado con una carta de papel. La tentación es una fuerza poderosa  y la realidad aumentada apela a ella.

Es, además, un instrumento muy valioso para las personas que deben ajustarse a una dieta. La visualización y la descripción de los platos les permiten apreciar con bastante exactitud  la cantidad de comida que contiene el plato y su composición.

Locales gastronómicos que ya utilizan la realidad aumentada

  • Autogrill

Es una cadena que posee un gran número de restaurantes instalados en las estaciones de servicio de gran parte de Europa.  Ha creado una App con realidad aumentada, “AutogrillOn”. El viajero puede conocer detalladamente el menú antes de llegar al restaurante.

La App es muy amigable, fácil de navegar y con gran contenido. Cada imagen del menú está acompañada de la información del producto. Integra, además, una red social en la que los usuarios comparten comentarios y fotografías.

  • Starbucks

La afamada empresa de cafetería ofrece café con realidad aumentada en algunos de sus locales. La cafetería más grande del mundo, Starbrucks Shanghái, ofrece a los clientes una experiencia muy animada a través de la realidad aumentada.

Mientras degustan su exquisito café, los clientes de Starbucks Shanghái pueden conocer cómo se cultiva el café. Visualizarán, como si lo estuvieran viviendo, todo el proceso que lo lleva a su taza y a su mesa.

Son también famosas las tazas especiales de la cadena de cafeterías. Mediante realidad aumentada transmiten mensajes navideños, de nuevo año y  de San Valentín. 

  • Mono+Mono

Este restaurante neoyorkino dispone de su menú 3D View-Master para presentar sus platos y cócteles destacados. El sistema es el del antiguo aparato en el que se visualizan imágenes esteroscópicas que simulan profundidad.

Con suma paciencia, y con ánimo de originalidad, el empresario logró comprar ochenta cámaras de este tipo para utilizarlas en su local. La experiencia conmueve a los clientes, porque los traslada a su infancia. Un estilo original que apela a las emociones.

La realidad virtual ya es presente en los restaurantes. Su popularidad aumenta y cada día surgen nuevas iniciativas sofisticadas y efectivas. El límite es la creatividad humana, que parece ser infinita.

 ¿Cómo se logra un menú con realidad aumentada?

Las necesidades y estilo del local serán factores determinantes a la hora de elegir la solución más conveniente de realidad aumentada. Si el empresario no es hábil en herramientas tecnológicas deberá acudir a un experto.

Sin embargo, no son necesarias grandes inversiones; se venden en el mercado softwares estandarizados a los cuales acudir. Variados SDK (kit de desarrollo de software) permiten diferentes funcionalidades.  Algunos de estos útiles instrumentos son:

  • On Appetit

Este sistema consiste en un proyector con webcam colgado del techo, que proyecta en 3D sobre la mesa los menús disponibles en la carta. Un sensor de movimiento permite al cliente navegar por el menú a su ritmo; también es posible elegir el plato y ordenarlo.

  • Auggy

Surgió como resultado de un concurso de innovación. La App incluye la imagen 3D de los alimentos y paneles flotantes, con la información sobre los mismos.

  • ARCore

Se trata de un SDK creado por Google. Sirve para el sistema operativo Android y se adapta a diferentes necesidades del ámbito comercial.

  • Augment

Permite una impecable visualización en realidad aumentada en tiempo real. La empresa ha creado también una aplicación para móviles y otra para webs; la soportan bien todos los dispositivos.

Sea cuál sea el software elegido, es importante  decidir el tipo de visor que se instale en el restaurante.  La pantalla tiene que ser lo suficientemente amplia para permitir visualizar los platos en detalle. Deberá, además, resultar cómoda para manipular.

La realidad aumentada abre posibilidades que agregan valor de atracción de clientes. Al fin y al cabo, la valoración de un restaurante está condicionada por factores que van más allá de lo estrictamente culinario.  Y la tecnología tiene mucho que ofrecer.

 

Fuentes de imágenes: Diego Coquillat  /  Welcometoibiza.es    /  Clarín