Los gobiernos de todo el mundo están regulando la actividad de restaurantes, bares y demás establecimientos de hostelería, para evitar la propagación de la COVID-19.  Estos tiempos en los que en los negocios hay que luchar contra una enfermedad sin precedentes, el coronavirus, están afectando seriamente al sector del turismo y la hostelería en todos los continentes.

La necesidad de adaptarse a las condiciones del mercado, ha hecho que las empresas del sector apunten a sustituir la atención directa al consumidor, por la compra online y la entrega de sus productos en el domicilio del cliente.

Ventajas de la venta online para restaurantes

Posicionar en un mercado en auge

Las ventas online están en auge y los restaurantes no pueden dar la espalda a las preferencias de los clientes. Es un error no prepararse adecuadamente para ellas. La salida para la gastronomía será muy dura y la alternativa de que el cliente haga su pedido online es una probable solución.

Reducción de costes

Si bien el proceso del envasado y la entrega en el domicilio del cliente pueden parecer engorrosos y más costosos que el servicio regular, algunos estudios realizados indican que los costes generales se reducen. Es significativo el ahorro en materiales de limpieza y desgaste de cubertería, platos y mantelería, lo que justifica cualquier inversión en la distribución de los alimentos.

Restaurantes y coronavirus

Ampliar el negocio

Agregar el servicio de restaurante online y realizar las entregas a domicilio diversifica el servicio, agregando una opción diferente a la propuesta comercial. Un cliente que compra online es un cliente potencial que puede visitar el establecimiento, y viceversa.

Vista interactiva de la carta

El cliente que accede a la compra online puede apreciar la versión digital de los productos manufacturados por el restaurante. Puede ver vídeos de elaboración, fotografías de calidad e historias de las recetas, entre otros detalles.

El restaurante online y la atención al cliente

La práctica del pedido online ha crecido mucho en los últimos años y los clientes, cada vez más, prefieren entrar en la web de sus restaurantes favoritos, o de alguna aplicación específica, para pedir comida a domicilio y disfrutarla sin moverse del sofá.

En el 2019, el 16% de la población española utilizó los servicios online de gran cantidad de restaurantes adheridos al sistema. El porcentaje aumenta al 28% si el rango de edades de los clientes se encuentra entre los 25 y los 35 años. Evidentemente, las nuevas generaciones tienen una relación más comprometida con las nuevas tecnologías, y marcan el rumbo del futuro del sector.

Existen dos grandes categorías en lo que se refiere a los sistemas de pedidos online para los restaurantes: los servicios que se ofrecen en la propia web del restaurante, que son llamados “de canal directo”, y las aplicaciones que reúnen información de muchos restaurantes y las muestran en un solo lugar, a las que se llaman “de terceros”.

Por canal directo

Hay varias empresas que administran y personalizan el servicio que ofrece el restaurante online. Las siguientes son algunas de las más conocidas:

Gloria Food

Ofrece pedidos ilimitados y sin ninguna comisión, en su versión gratuita. En la Premium, es posible anexar el pago en línea con tarjeta de crédito, hacer diferentes promociones, optimizar el sitio web de la empresa y ofrecer la opción a los clientes de descargar la aplicación, con el logo de la empresa personalizado.

Umappi

Este sistema permite al establecimiento integrar pedidos online en la web, sin depender de terceros, y contar con un panel de control para poder realizar el seguimiento de la operativa del cliente.

No es gratis; su tarifa comienza en 25€ mensuales, aunque sin comisiones por venta. En la versión Premium, es posible incluir una plataforma de pago electrónico, sistema de reservas de mesas y la posibilidad de realizar pedidos con un código QR dentro del restaurante, para evitar aglomeraciones de personas.

Mewo

Ofrece la posibilidad de personalizar el sistema de pedido online del restaurante y presentar la identidad del negocio mejorada. El establecimiento contará con un panel de control de seguimiento de todas las operaciones.

La instalación es gratuita y las comisiones son del 8% del valor del pedido.

Tumenuweb.com

Es posible capturar pedidos online por la web del establecimiento y también por Facebook, así como también hacer la reserva de mesas.

Tiene un panel de control en donde comprobar pedidos y entregas en tiempo real.

El servicio básico es gratuito y ofrece la creación de la web, promociones de marketing, servicio de pago online con tarjeta de crédito y la descarga de la app personalizada en Google Play y en Apple Store.

Compra online

Por intermedio de terceros

Estas grandes aplicaciones están en franco crecimiento y la razón principal es que navegar por ellas simula un paseo por un centro comercial. Allí se encuentran todas las opciones comerciales, por eso un restaurante online no puede mantenerse al margen de la propuesta global, ya que perdería las posibilidades de captación de nuevos clientes.

Todas facilitan plataformas de pago y, en algunos casos, incluso ofrecen la entrega a domicilio.

Entre las aplicaciones más conocidas se encuentran:

Just Eat

Comenzó hace años y hoy es líder del mercado. No declaran las comisiones que cargan en las ventas, pero aseguran que en 10 pedidos se recupera la inversión hecha en la plataforma. Es posible pagar en efectivo, con Paypal y con tarjeta de crédito.

Deliveroo

Cuenta con 80.000 restaurantes asociados y con una comunidad de riders que se encargan de hacer las entregas.

Glovo

Está en los primeros lugares de sistemas de pedidos para restaurantes online. Se centra en la recogida y entrega de casi cualquier cosa que pueda ser transportada en una moto o en una bicicleta.

Uber Eats

Tiene un costo inicial y se pagan comisiones por cada venta, además, es necesario enviar un email con los detalles. Cuenta con una gigantesca red de repartidores en coche, moto, bicicleta y patinete.

Restaurantes online en las redes sociales

El poder de convocatoria que pueden tener los clientes no debe ser subestimado, en particular en estos críticos tiempos de inestabilidad sanitaria. En todo el mundo se está luchando contra la pandemia y los restaurantes online están creando conciencia, y apoyando a los negocios locales.

El cliente que realiza compras en el establecimiento, comparte sus experiencias, hace publicaciones y envía mensajes, aumenta significativamente el alcance de la marca. En las redes sociales, esto tiene indudablemente un gran impacto directo en el reconocimiento de la marca y también, en las ventas del restaurante.