La realidad virtual se ha instalado en el mundo. El avance de la tecnología logra generar realidades paralelas a la que vive el hombre. En el entretenimiento y en el arte se encuentran aplicaciones frecuentes.  La mente humana es tan poderosa y sorprendente que vive ese mundo virtual como si fuera real. Aplicada a la gastronomía y a la restauración, la realidad virtual ofrece un universo extraordinario de experiencias que promete.

A simple vista, la realidad virtual se visualiza como un recurso interesante para recuperar la presencia del cliente en el local. La gente se ha acostumbrado a las modalidades de comida a domicilio, y ha descubierto el placer de comer un buen menú en su hogar.  No es sencillo contrarrestar esta característica del consumidor gastronómico actual. La pandemia ha contribuido a esta situación y solo puede moverse ofreciendo una experiencia disruptiva que trascienda el saborear un plato.

¿Qué es la realidad virtual?

La realidad virtual es una simulación creada con un sistema informático. Se trata de un espacio poblado de seres y objetos de apariencia real pero que no lo son. Estas creaciones tecnológicas que desarrollan los informáticos  apelan a la forma de percibir el mundo del ser humano. La escena no es real en el sentido común del término, pero existe en la virtualidad y la persona la percibe como una realidad.

Realidad virtual

Hoy es posible recorrer un museo sin visitarlo, simplemente integrándose a la realidad virtual. Los médicos realizan estudios y prácticas con realidad virtual. La realidad virtual hace posible que los amantes de los videojuegos se sientan personajes de sus juegos preferidos y vivan la experiencia como si de verdad estuvieran en ese mundo. 

Aunque parece un invento de estos tiempos, en realidad los primeros dispositivos de realidad virtual son de la década del 50. Una máquina con asiento incorporado que reproducía películas en 3D, producía olores y creaba vibraciones, fue el antecedente de lo que hoy conocemos. Desde esa primera creación, llamada Sensorama, el desarrollo tecnológico fue vertiginoso y  ha permitido crear mundos increíbles.

La base del efecto de la realidad virtual

La gastronomía es mucho más que cocinar y comer. Es un concepto polifacético que tiene su centro en un plato, un menú, una preparación. Ese centro irradia  estímulos para experiencias que complacen al comensal.

Aromas, sabores, texturas, colores, formas, son algunos de esos estímulos que directamente impactan en la persona que degusta un plato. Y también juegan otros factores de raíz psicológica que un plato puede convocar. Evocaciones, recuerdos, sensaciones, emociones, todo puede surgir mirando, oliendo, saboreando o sintiendo en la boca una porción de comida.

La raíz de estas experiencias que un chef quiere que sus comensales vivan, se encuentra en el concepto de percepción. Percibir es interpretar la información que captan los sentidos.  El gusto, el olfato, el tacto, el oído, la vista proporcionan datos que la mente interpreta. Así se genera una percepción. Y esto ocurre con ese plato que el chef crea con la intención de provocar determinadas percepciones y experiencias en su comensal.

La realidad virtual proporciona ese estímulo que la mente interpreta y vive como real. Con ella es posible crear un mundo para que una persona sienta que realmente está en él, que lo ve, lo toca, lo huele, lo escucha.  Y todo este potencial de generador de experiencias, tiene su aplicación en la gastronomía y en la restauración.

La realidad virtual en el mundo de la gastronomía

Experiencias de realidad virtual en el restaurante

Hay empresarios, chefs y artistas que han dado el gran salto para marcar una gran diferencia. Grandes profesionales de la gastronomía apuestan a crear momentos únicos, exclusivos, que integren sus platos. 

Son lugares completamente diferentes que son uno y varios al mismo tiempo, donde el comensal no solo elige el menú sino su entorno. En estos espacios, un día el cliente elige comer en una playa, otro día en la montaña o hasta en el fondo del mar. Los espacios más insólitos se pueden vivir con la realidad virtual.

¿Algunos ejemplos?

SubliMotion

Creado por el gran chef Paco Roncero, SubliMotion crea en Ibiza la experiencia gastronómica más tecnológica del mundo. No se trata de aparatos complejos, sino que la magia comienza con los comensales sentados en torno a una mesa. Una especie de viaje gastronómico único y sorprendente planeado para los comensales.

El mismo Paco Roncero explica que SubliMotion es el logro de un sueño del chef que amalgama la vanguardia gastronómica y la innovación tecnológica.  La realidad virtual del restaurante, permite crear colores, controlar la temperatura y la humedad de la sala, aromatizar el ambiente. Un inmenso abanico de sensaciones capta al comensal.

El miedo, el humor, el placer, la nostalgia, se suceden en el espectáculo en el que el cliente es protagonista. Viajes al futuro y al pasado, la comida que viene del cielo, y todos los sabores, aromas y colores se despliegan durante dos horas y media. El menú degustación acompaña cada momento, cada emoción, cada vivencia. La realidad virtual y un plato especialmente diseñado para la ocasión lo hacen posible.

Es uno de los restaurantes más caros del mundo. El menú puede incluso superar los 2000 €, pero quienes han vivido la experiencia, opinan que bien vale la pena.

The Place Inmersive Gastroshow

En Madrid, la realidad virtual crea vivencias en The Place Inmersive Gastroshow. Una sala simple y blanca, se convierte mágicamente en una playa de Ibiza, en un chiringuito, en el Everest o en el fondo del mar. El cliente decide dónde decide disfrutar de su plato. En realidad, elige el entorno de la experiencia integral que quiere vivir.

La asociación de inMedia Studio, la compañía tecnológica, y B-Lab Gastronómico que atiende la innovación tecnológica del sector, han  creado este lugar.  Permite realizar reuniones comerciales, celebrar en familia o con amigos, o simplemente distraerse con una experiencia diferente.

Todos los sentidos se movilizan en The Place Inmersive. Los estímulos visuales, auditivos, táctiles, olfativos y gustativos envuelven a la persona y le hacen vivir una experiencia integral.  La integración de las percepciones traslada al comensal que se aleja de la sala blanca y se interna en una realidad especialmente ideada para él.

Aerobanquets RMX                       

Creado por el artista italiano Mattia CAsalegno, Aerobanquets RMX es una experiencia de realidad virtual aplicada a la gastronomía que se mueve por el mundo. Ha estado en China, Corea del Sur, Estados Unidos. Aerobanquets RMX dispone de tres menús distintos adecuados a diferentes estilos alimentarios, que incluye platos veganos y libres de gluten. La carta varía, porque la intención es sorprender a los visitantes.

El sistema utilizado por Aerobanquets RMX es sencillo. Los comensales se ponen un casco de realidad virtual que los introduce en un mundo cibernético adecuado a cada plato. Lo gastronómico y lo tecnológico se complementan para ofrecer una experiencia alucinante.

El costo es 125 dólares por persona. Se trata de una propuesta accesible y práctica que permite su rotación por el mundo.

El futuro de la realidad virtual asociada a la gastronomía

La realidad virtual es una tecnología con gran proyección de crecimiento. Se prevé que será clave dentro de la transformación de las empresas. Y los restaurantes no escapan a estas previsiones.

Es un momento propicio para intentar experiencias de realidad virtual que atraigan a los potenciales clientes el restaurante.  Hay caminos para implementar estas innovaciones que no requieren inversiones imposibles.

Comparte