El verano es una estación especialmente favorecedora de las salidas de todo tipo de público. Si bien hay días que el calor abruma, es cierto que hay como un efecto psicológico que mueve a las personas a salir de casa. Y los cócteles veraniegos son los grandes protagonistas de la estación.

Bebidas refrescantes, combinaciones de zumos con toques de alcohol, mucho color, sabor y hielo granizado. Esta es una presencia habitual en restaurantes y bares a cualquier hora del día.

Por tanto, los cócteles veraniegos no pueden quedar afuera de ningún menú. De ellos puede depender que el local sea el elegido para la temporada o que quede fuera de ruta.

Cócteles veraniegos bienvenidos para los clientes

La coctelería ofrece diferentes opciones, muy simples algunas, más elaboradas otras, que permitirán ese toque veraniego al restaurante. Cócteles clásicos y cócteles innovadores, pensados para diferentes momentos del día, abren un abanico de posibilidades que refrescarán al cliente y al local.

Cócteles veraniegos sin alcohol

Café helado

Un clásico de origen griego que se ha extendido por el mundo. Es fácil de preparar y es especial para esos clientes que necesitan despabilarse. ¿Cómo se hace? Se prepara café normal y se lo congela en cubos; a la hora de servir, se graniza y se agrega un poco de agua. Si el cliente lo prefiere, en lugar de agua se incorpora leche; también puede incorporarse canela. Así de sencillo, listo para beber.

Smoothie de frutas

Rico, sano, natural y refrescante es este cóctel muy frutal, ideal para un desayuno o merienda refrescante.  Los smoothies son aptos para niños, mujeres embarazadas y personas que no beban alcohol.

Ingredientes:

  • Medio vaso de jugo de mandarinas (150 ml)
  • Dos rodajas de piña (100 g)
  • 20 g de jengibre
  • 50 ml de leche o de crema de leche

Elaboración:

Unir todos los ingredientes en el vaso de la licuadora y licuar hasta que la preparación quede cremosa. Una variante es llevar a congelador y luego granizar.

Cóctel de sandía y zanahoria

Muy saludable por sus valores alimenticios, refrescante, colorido y de excelente sabor; es un cóctel muy apropiado para personas que cuidan mucho su salud.

Ingredientes:

  • 200 g de sandía sin semillas
  • 50 g de zanahoria
  • 5 g de jengibre
  • 20 g de yogur natural azucarado

Elaboración:

1- En licuadora triturar bien la sandía y la zanahoria, peladas y cortadas.

2- Agregar el jengibre y continuar procesando.

3- Incorporar el yogur y mover unos segundos más.

4- Llevar a heladera hasta que esté bien frío.

El gusto del cliente puede exigir modificaciones en el jengibre y quizás haya que agregar azúcar. Se sugiere servirlo en vaso tipo alto.

Cócteles veraniegos con alcohol

Campari tonic

Es una bebida refrescante ideal. El cóctel se construye en una copa grande sin pie con hielo granizado hasta las tres cuartas partes de su capacidad. Se vierten 50 mililitros de Campari y se completa con agua tónica. Basta revolver un poco solo para mezclar; una rodaja de lima o de limón flotando en el vaso cierra la preparación.

Vodka watermelon

El vodka es un ingrediente muy presente en los cócteles veraniegos, y se ha convertido en una bebida muy consumida en toda estación, especialmente por los bebedores jóvenes. Este cóctel es muy frutal y el vodka le da un toque de fuerza.

Ingredientes:

  • 60 ml de vodka
  • 45 ml de jugo de sandía
  • 15 ml de jugo de pomelo
  • 1 toque de soda
  • 15 ml de almíbar
  • Rodajas finas de pepino
  • Triangulitos de sandía 

Elaboración:

1- Mezclar los ingredientes líquidos en una coctelera.

2- Agregar hielos grandes y continuar agitando.

3- Servir en un vaso amplio sobre hielo picado.

4- Decorar con el pepino y la sandía.

Mojito

Es un típico del verano y no puede faltar en el restaurante. Seguramente habrá clientes que lo soliciten; la hierbabuena y la lima le aportan un refrescante sabor.

Ingredientes:

  • 1 medida de ron blanco y seco (30 ml)
  • 2 medidas de agua gasificada (60 ml)
  • 1 parte de jugo de lima (30 ml)
  • 2 cucharaditas de azúcar (10 g)
  • 5 o 6 hojas de hierbabuena fresca
  • Hielo para completar la mitad del vaso
  • 1 pajita para sorber

Elaboración:

Se prepara directamente en el vaso en el que se sirve.

1- Colocar  el azúcar.

2- Agregar el zumo de lima.

3- Incorporar el agua gasificada.

4- Sumergir la hierbabuena y revolver con fuerza sin romper la hoja.

5- Integrar el ron.

6- Finalmente se agrega hielo y una ramita verde para decorar. No olvidar la pajita.

Se sugiere utilizar un vaso ancho, para que sea fácil la integración.

Laguna azul

Uno de los cócteles veraniegos que tiene más reminiscencias románticas, y no solo por su nombre, sino también por su color. El universo se tiñe de azul intenso con este espectacular cóctel de sabor exótico; acompaña muy bien a los eventos en piscina o playa.

Ingredientes:

  • 30 ml de vodka
  • 30 ml de licor Curaçao azul
  • 15 ml de licor Curaçao blanco
  • 50 ml de limonada
  • 1 rodaja de piña
  • 1 guinda

Elaboración:

Mezclar en una coctelera todos los ingredientes, excepto la guinda.  Agregar hielo y agitar bien. Servir en copa margarita. Incorporar la guinda.

Daiquiri

De corte tradicional, presente siempre, no puede quedar afuera de una lista de cócteles veraniegos. Es perfecto para la playa, el día o la noche y se adapta a cualquier contexto.

Ingredientes:

  • 7 medidas de ron blanco ( 150 ml)
  • 3 medidas de jugo de limón (75 ml)
  • 1 medida de azúcar (30 g)

Elaboración:

Mezclar todos los ingredientes en una coctelera. Agitar bien y luego servir en copa para daiquiri; adornar con una rodaja de lima introducida en el borde de la copa.

Equipamiento básico para preparar cócteles veraniegos en el restaurante

No es necesaria una gran inversión, ni hacerse un experto en tragos, pero conviene tener a disposición algunos elementos básicos.

  • Es el utensilio típico del barman que prepara tragos.
  • Vaso mezclador. Es un vaso ancho que se utiliza para mezclar.
  • Medidores. Son indispensables para dosificar la cantidad de cada ingrediente. Los hay de diferentes medidas, para licores y zumos. Generalmente tienen dos caras de medición, con diferentes medidas en cada lado.
  • Filtro colador. Es un utensilio de acero inoxidable que permite colar el cóctel dejando fuera del vaso las pulpas y los hielos utilizados durante la mezcla.
  • Otros de uso múltiple: Tablas de cortar, cuchillos afilados, batidoras, licuadoras, exprimidores que seguramente ya existen en el equipamiento del restaurante.
  • Vasos y copas. Es parte fundamental del equipamiento. Cada cóctel requiere ser servido en un recipiente de formato adecuad; esto forma parte del efecto visual que el cóctel debe producir. Copas margarita, vasos tipo frascos, vasos tubo, copa de cóctel clásica, copa flauta, copa de balón, copa hurricane, etc., son algunas de las que no pueden faltar.

La presentación de los cócteles es fundamental. Por tanto, más allá de las recetas se puede jugar con la imaginación, tanto en las creaciones como en la presentación en vaso del trago.

Fuentes de imágenes: Bon Appetit  / Procesadora Zumey