El mundo está cambiando a un ritmo impresionante y los restaurantes, obviamente, no escapan a esa dinámica. Este fenómeno obedece principalmente a las nuevas tecnologías, que día a día transforman la forma de ser, de ver y de hacer todo. ¿Cómo serán las tendencias del futuro?

Restaurantes del futuro

¿Cómo será tu restaurante en el futuro?, ¿qué tecnología integrará?

Hasta los establecimientos más conservadores han tenido que hacer cambios. Los clientes no están dispuestos a renunciar a lo que les ofrece la modernidad, aunque reaparezcan tendencias nostálgicas, que finalmente solo terminan reafirmando la tendencia hacia lo más actual.

Los nuevos usuarios están muy influenciados por el uso de los teléfonos inteligentes. Son, además, fanáticos de las apps. En todas partes del mundo surgen nuevos modelos de economía colaborativa. Y todos los sectores, incluido el de la restauración, son empujados hacia la digitalización.

No es casualidad que hasta el 70% de los clientes, en la actualidad, llegan al restaurante a través del llamado “umbral virtual”. Lo más desconcertante es que todo indica que este es apenas el comienzo de nuevos y mayores cambios en diferentes órdenes.

La digitalización: primera de las tendencias del futuro

La primera gran tendencia del futuro, aunque ya está en el presente, va orientada hacia la digitalización de los restaurantes. Bajo ese concepto se agrupan una gran variedad de nuevos servicios y nuevas maneras de ofrecerlos.

En la digitalización de los restaurantes hay tres momentos clave: captación, consumo y reputación. La captación tiene que ver con las nuevas formas de llegar al usuario, de conocerlo y ser capaz de ofrecerle exactamente lo que él quiere encontrar.

El consumo se relaciona con la experiencia dentro del restaurante, en tiempo real. Comprende aspectos como el acceso a medios digitales para ordenar, interactuar con el personal, pagar la cuenta y acceder a la experiencia de comer en un restaurante.

robots

Finalmente, la reputación comprende lo que sucede después de que el cliente ha accedido al servicio. Ahora su evaluación tiene un lugar de privilegio dentro del imaginario colectivo. Puede expresarse a través de las redes sociales y lo que diga tendrá un impacto, a veces de largo plazo. Cada vez habrá mejores herramientas para que su evaluación cobre más peso.

Las nuevas categorías de restaurantes

El restaurante convencional no va a desaparecer, pero la tendencia del futuro sí implica un replanteamiento del mismo. Sea cual sea el caso, todos los establecimientos deben estar preparados para incorporar gradualmente a las nuevas tecnologías, en casi todos sus procesos.

Actualmente se habla de tres nuevas modalidades de restaurantes que se ven en el horizonte. Constituyen una tendencia del futuro muy marcada. Son los siguientes:

  • Restaurantes inteligentes. Suponen un elevado componente tecnológico en todos sus procesos, incluyendo la conexión de la cocina con los proveedores. Ofrecen una exploración multidimensional de las emociones
  • Restaurantes de placer. El nombre lo dice: su propósito es potencializar el disfrute, a un grado máximo. Es una apuesta por la sorpresa y la innovación, en donde el concepto central es la creatividad
  • Restaurantes de rendimiento. En este caso el eje está puesto sobre la personalización. Se asocia con atributos que remiten al bienestar y la salud

Lo que tienen en común estas tres modalidades es algo que está presente en todas las tendencias del futuro: una oferta que integre entornos digitalizados, con nuevas experiencias gastronómicas, orientadas a todos los sentidos.

La interacción con el cliente

Una de las tendencias del futuro más visibles es la transformación en la forma de interactuar con los clientes. Las nuevas tecnologías ofrecen múltiples alternativas para hacer que la comunicación sea más fluida, dinámica y de doble vía.

Uno de los aspectos en donde esto se aprecia claramente es en el llamado “food delivery”. Hace apenas unas décadas lo único que se podía pedir a domicilio era pizza o comida china. Hoy en día, todos los establecimientos deben estar en capacidad de llevar la comida hasta donde esté el cliente, muchas veces a cualquier hora.

Otra de las tendencias del futuro tiene que ver con el pago, que realiza cada vez de formas cada vez más cómodas. Actualmente ya son muchos los establecimientos que aceptan pagos a través del móvil. Esto seguramente tenderá a evolucionar y aparecerán nuevas maneras de liquidar una cuenta, incorporando monedas virtuales, por ejemplo.

Más pronto que tarde será posible hacer los pedidos mediante menús personalizados. Cada cliente podrá determinar y exigir la comida sobre la base de sus necesidades nutricionales específicas. Las cartas interactivas serán una realidad masiva en poco tiempo. También el auto-pedido y la selección previa de la comida, antes de acudir al establecimiento.

Actualmente ya hay “visualizadores de sabores”, que le ofrecen al cliente una descripción gráfica de lo que está consumiendo. También le aporta información sobre el origen de los alimentos, su valor nutricional, etc. Ese tipo de servicios adicionales se incrementarán.

Inteligencia artificial y robótica

Una de las tendencias del futuro más próximas es la incorporación de la inteligencia artificial, la robótica y el Big data en los restaurantes. Ya hay varios adelantos, pero con toda seguridad aparecerán nuevos y sorpresivos desarrollos en este terreno.

Una empresa japonesa llamada Recruit Tech es una de las pioneras en avanzar hacia esas nuevas tendencias del futuro. De hecho, ya inauguró un prototipo de lo que será el restaurante del futuro. Lo que ha presentado deja boquiabierto a cualquiera, sobre todo porque no se trata de ciencia ficción, sino de una realidad que está a la vuelta de la esquina.

En el restaurante del futuro lo único que el cliente necesita es un Smartphone. A través del teléfono inteligente elige lo que desea comer, siempre de manera muy personalizada. Le hace el pedido directamente al chef, gracias a unas gafas digitales que el restaurante le proporciona.

futuro restaurante

También hay otra opción en las tendencias del futuro, y es que el comensal sea atendido por un camarero digital. Lo único que debe hacer el cliente es extender la mano y comenzar a ordenar lo que desea. Se le atenderán todos sus deseos en tiempo récord.

Nuevos dispositivos y hasta robots…

Las tendencias del futuro hablan de nuevos dispositivos para hacer más ágil la atención. Uno de ellos podría ser un pulsador, que debe estar instalado en cada mesa. Este aparato cuenta con tres botones, en donde cada uno de ellos corresponde a una opción diferente.

El primer botón permite observar el menú, de forma totalmente digital. El segundo, se utiliza para llamar al camarero, quien llevará una pulsera que se ilumina justo cuando es solicitado por algún cliente. El último botón del dispositivo permitirá pagar la cuenta, sin moverse de la mesa y sin necesidad de llamar a nadie.

No tendría nada de raro que los restaurantes del futuro también dejen de contratar camareros humanos y se decanten por robots perfectamente diseñados para no cometer ningún error. Tampoco sería raro que el entretenimiento incluya shows de hologramas, con grandes celebridades que ahora no tendrían que tomarse la molestia de hacer una presentación en vivo.

 

Fuentes de imágenes: Nuevos Horizontes /  Teinteresa.es  /  Yield Fans