El concepto fastfood ha estado asociada durante muchos años a comidas poco saludables que no cuentan con los nutrientes necesarios para mantener un buen estado de salud. Sin embargo, una nueva tendencia se está volviendo cada vez más popular. Se trata del fastfood orgánico, una excelente opción que mezcla la rapidez y la inmediatez, con alimentos de una calidad superior.

Además, entre las últimas tendencias está la concienciación de mantener los nutrientes y vitaminas de los alimentos, además de la rapidez de su elaboración.

Fastfood orgánico, una nueva tendencia en el mercado

El fastfood siempre ha estado asociado a comidas altas en calorías negativas, elaboraciones en donde los nutrientes más importantes son reemplazados simplemente por el sabor. Todos hemos visitado en algún momento de nuestras vidas o con relativa recurrencia, estos establecimientos de comida.

Pese a la mala fama de estos locales, nuevas e interesantes opciones están apareciendo en el mercado. Son opciones que cuidan el sabor como siempre, pero al mismo tiempo son mucho más saludables.

El fastfood orgánico es una nueva tendencia que al parecer no solo ha llegado para quedarse, sino también para continuar creciendo e ir tomando más espacios del mercado de la comida rápida. Este tipo de establecimientos está en pleno apogeo, y muchos restaurantes clasificados como slow food también se están uniendo a esta tendencia de fastfood orgánico.

¿En qué consiste el fastfood orgánico?

Como hemos visto, el fastfood orgánico está integrado por establecimientos de comida que combinan la inmediatez y la rapidez de entrega de comida, con alimentos saludables y completamente naturales.

La comida orgánica es aquella que proviene de la llamada agricultura ecológica. Estos alimentos son destinados al consumo; sin embargo, su principal diferencia de los no orgánicos es que no contienen aditivos ni productos químicos para su conservación. Por supuesto, al no tener ninguna clase de aditivos la vida de cada uno de estos alimentos es considerablemente menor, por ello deben consumirse frescos.

Hasta hace no mucho era imposible pensar en comida rápida y alimentos orgánicos; pero diversas empresas y emprendedores han dado los primeros pasos en este mundo y el resultado ha sido sumamente satisfactorio. El fastfood orgánico viene para llenar un vacío que hasta ahora resultaba un imposible: comida rápida deliciosa y al mismo tiempo saludable.

Características del fastfood orgánico

1.Los alimentos que son utilizados en este tipo de establecimientos o que se venden en supermercados especializados provienen de la agricultura ecológica. En este caso, las verduras y frutas no son procesadas con ninguna clase de aditivo para su conservación, y tampoco se utilizan productos químicos.

2.En cuanto a las carnes, las mismas provienen de animales que han sido alimentados con productos orgánicos. De esta forma, no se utilizan animales que han sido tratados de alguna forma artificial para fomentar de forma más rápida su crecimiento, como es el caso de hormonas, antibióticos y demás químicos.

3.Las bases sobre las cuales se sustentan los fastfood orgánicos están fundadas en la producción de alimentos sin aditivos químicos y respeto por el entorno.

fast food orgánico 2

Principales problemas que enfrentan los fastfood orgánicos

Pese a que la demanda por los fastfood orgánicos está en crecimiento, también es cierto que este tipo de establecimientos se enfrenta a varios desafíos. El primero lo constituyen los altos costos al tratarse de productos especializados; otra cuestión es el lento crecimiento de los animales por no poder utilizar ninguna hormona de crecimiento.

Los proveedores de materia prima orgánica deben mantener unos costos mucho más elevados. Ello se traduce en un estilo de comida considerablemente más costosa que la tradicional. También es más frecuente la aparición de supermercados especializados en comida orgánica y natural.

A pesar de estos obstáculos, parece haber una tendencia y preocupación en el comportamiento de los clientes por cuidar su salud; los clientes de restaurantes prefieren gastar un poco más para tener una alimentación más saludable y natural.

Otro de los desafíos que enfrenta la comida orgánica es el problema estacional. En este sentido, las granjas en las cuales se producen estos alimentos no utilizan ni modifican ningún complemento genéticamente modificado. Esto trae como consecuencia que los alimentos sólo se pueden dar en determinadas épocas del año.

fast food orgánico 3

Comida rápida orgánica, una tendencia en aumento

La idea es ofrecerles a los clientes una nueva alternativa llena de sabor, y que esa opción sea completamente natural y saludable. Se trata, de una tendencia que muchos emprendedores pueden aprovechar para ingresar al competitivo mundo de los restaurantes.

Son establecimientos ideales para comer un snack saludable a media mañana o media tarde. El consumidor es mucho más consciente de los productos que son buenos para su organismo y está dispuesto, en muchas ocasiones, a pagar un poco más y obtener un producto de altísima calidad.

Existen muchas nuevas tendencias dentro de la comida rápida y este estilo se está abriendo un mercado importante. Es decir, comer rápido pero sin sacrificar la salud.

En definitiva, los fastfood orgánicos han llegado para quedarse. El comportamiento de los consumidores ha cambiado y cada vez son más las personas que se suman a la tendencia de una mejor alimentación y estilo de vida. Un espacio, sin lugar a dudas, que puede ser aprovechado por muchos emprendedores en beneficio propio y de la sociedad.