Las algas en la cocina oriental han estado presentes desde hace siglos. Sin embargo, no es sino hasta hace muy pocos años que estos organismos acuáticos han conquistado, poco a poco, los paladares de la cocina occidental.

Su alto poder nutritivo y sabor hacen perfectas a las algas para combinar con otros ingredientes. De hecho, cada vez son más los chefs que utilizan estas verduras de mar en sus exquisitas creaciones y el resultado es maravilloso.

¿Qué son las algas?

Las algas son organismos vivos que viven en el agua, plantas, rocas e inclusive en otros animales. Existe una gran variedad de algas, que se pueden clasificar de forma muy general en unicelulares y multicelulares. Lo cierto es que más allá de estas variedades, la mayoría de las algas poseen algo en común y es su alto valor nutritivo.

El uso de algas en la cocina no solo se debe a una moda reciente, sino también al descubrimiento de sus propiedades y beneficios para la salud. Por ello, muchos chefs y restaurantes están incorporando este variado y delicioso ingrediente a los diferentes platos y creaciones que realizan.

Entre sus múltiples propiedades, las algas contienen proteína vegetal, hierro, sodio, calcio, potasio, yodo y un conjunto de vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

spirulina algae powder on wooden spoon isolated on white

Algas en la cocina de los restaurantes, ¿cómo incorporarlas?

La necesidad de llevar una alimentación más saludable se está haciendo presente en las cocinas de los restaurantes alrededor del mundo. En este sentido, la incorporación de algas es esencial, especialmente por lo diferente del sabor.

Son sabores y texturas nuevas y su integración en la carta del restaurante no siempre es sencilla. En cualquier caso, la buena aceptación en los clientes depende en gran parte de la creatividad del plato presentado y la mezcla de los diferentes ingredientes y sabores.

Cada vez son más los chefs que utilizan las algas en la cocina de los restaurantes para la preparación de pan, mantequilla y arroz, entre otros.

Es importante comenzar a utilizar las algas con sabores más suaves, ya que son ideales para que los comensales se adapten al mismo y puedan disfrutarlo. La lechuga de mar, el kombu, la salicornia y el nori, constituyen las mejores propuestas en este sentido.

Las algas, además, pueden consumirse de forma fresca o deshidratada. Estas últimas son ideales para el agitado funcionamiento de los restaurantes, ya que se conservan mucho mejor y por más tiempo.

Hay que recordar que, en el proceso de deshidratación de una alga, se elimina la sal contenida y el comensal podrá disfrutar mejor de los sabores de estas nuevas propuestas culinarias.

Variedad de comidas preparadas con algas

Otra de las ventajas de las algas es la alta capacidad de las mismas para adaptarse a diferentes platos de cocina. Es un producto versátil y combina bien con muchos otros ingredientes y platos.

En la cocina profesional, las algas son ideales para la elaboración de frescas ensaladas, sopas, legumbres y demás. Gracias a su utilización con el sushi, esta propuesta gastronómica oriental se ha dado a conocer en la cocina occidental.

Las algas son variadas en cuanto a sabor y texturas y también están surgiendo algunos derivados de las mismas. Es el caso del conocido agar-agar, ideal para la elaboración de diferentes platos en la cocina de los restaurantes.

El agar-agar es una gelatina vegetal ideal para espesar diferentes líquidos. Además de saciar el apetito, también es un alimento rico en fibra y otras vitaminas.

Las algas en los restaurantes

Las algas en la cocina de los restaurantes pueden tener un lugar protagonista en las diferentes propuestas culinarias. Para ello, los chefs deben tener en consideración los diferentes sabores y texturas de las mismas.

Por ejemplo, el nori es ideal para la preparación de alimentos fritos, el kombu les dará a los platos un sabor dulzón y el arame tiene un sabor mucho más suave y ligero y su textura es blanda.

El uso de algas en la cocina es tan variado que las mismas pueden utilizarse para la elaboración de un plato principal, como también para la presentación de tapas, aperitivos, e incluso en postres, y es que además de nutritivas son muy versátiles.

El consumo de algas está creciendo a un ritmo muy rápido, por ello es recomendable que los restaurantes aprovechen esta moda y la utilicen a su favor en la elaboración de platos más nutritivos, saludables y variados.

 

Fuentes de imágenes: Restaurante Japones Sevilla Oshiro  /  OhBo organic cafe  /  Natursan