Cuando se detecta un positivo por Covid-19 en un restaurante, cae una bomba en el local. Cada parte piensa en su situación. El restaurador en el daño económico, los empleados en que quizás ellos también están enfermos. Cuando los clientes de enteran, empiezan a hacer cálculos sobre cuándo estuvieron en el local.

Al mismo tiempo, comienza un camino de necesarios protocolos que se deben cumplir.  Es importante que se sigan las etapas establecidas por las autoridades competentes. Independientemente de la valoración del restaurador acerca de la necesidad o no de las medidas, es necesario atenderlas. Solo los científicos saben con certeza qué hay que hacer, y es imprescindible atenerse a sus recomendaciones.

Prevención y protocolos preventivos

La prevención es siempre la mejor decisión. Son estos tiempos en los que hay que estar atentos y mantener una comunicación fluida con el personal. Todo trabajador tiene que estar convencido de que es su deber avisar en caso de síntomas,  y que debe  permanecer en su casa. La totalidad de las superficies y áreas utilizadas por la persona supuestamente enferma deben desinfectarse. Y todas las otras personas en el establecimiento que hayan estado en contacto con él empleado con síntomas, se considerarán expuestos al virus.  El restaurante debe asegurar que todos están cuidados y que serán atendidos.

La implementación de protocolos preventivos  es fundamental para clientes y trabajadores. En caso de que alguien observe que un compañero de trabajo muestra síntomas, debe dar aviso al encargado. Inmediatamente se activará el aislamiento y la consulta médica.

Cuando se confirma un positivo por Covid-19 vinculado al restaurante

Coronavirus

Cuando hay un caso de positivo por Covid-19 confirmado, se seguirán cuatro pasos fundamentales que asegurarán el control.

Comunicar a las autoridades sanitarias

Al detectar un positivo por Covid-19, el primer paso es notificar a las autoridades sanitarias. Es un asunto de seguridad para el personal y clientes del restaurante, y también una obligación de responsabilidad social.  Cada comunidad autónoma ha establecido un teléfono para estos casos.  Una vez que se avisa, las autoridades informarán cómo sigue el protocolo, qué hay que hacer.

Aislamiento domiciliario

Se dispondrá sin demora alguna el aislamiento domiciliario de la persona infectada y de sus contactos cercanos.  Las personas que han pasado más de 15 minutos a menos de dos metros con la persona positiva de Covid-19, permanecerán en sus domicilios. Suele recomendarse aislamiento durante 14 días, tiempo máximo en que se incuba la enfermedad. Si se realiza hisopado, se aplicará entre 5 y 7 días después del contacto. Si se hace antes, puede que el virus no se detecte.

Es aconsejable realizar el examen PCR para todo el personal del restaurante una vez que se ha detectado un caso positivo por Covid-19. Esta medida tranquilizará a todos y asegurará que los contagios no prosperen.

Cierre temporal del local

Las autoridades determinarán el tiempo de cierre. A veces, no es obligatorio cerrar, pero es recomendable hacerlo por uno o dos días. El personal estará nervioso, preocupado. Será buena medida que permanezca en sus hogares durante ese tiempo.

Interrumpir la actividad por unas horas permitirá la desinfección profunda y total del restaurante.  Si es posible, se contratará a alguna empresa especialista en esta tarea. Pero si no lo es, hay que dedicar tiempo a cada rincón y a cada superficie del local. Nada puede quedar fuera de esta desinfección. 

Restaurantes y coronavirus

Tranquilizar a empleados y clientes

Un caso positivo en Covid-19 no debe generar alarma.  En todo momento la comunicación tiene que mostrar que se han tomado todas las medidas y que los protocolos están en marcha.  Mensajes claros,  que muestren seguridad y confianza en las acciones llevadas a cabo,   tranquilizarán a los clientes, a los vecinos, a empleados y familiares.

Por todo ello, al comunicar el caso positivo por Covid-19 se hará énfasis en las medidas estrictas que se han tomado. También es importante dejar en claro que se han rastreado los contactos del enfermo y que se desinfectó todo el local.

La reapertura del local luego de un positivo por Covid-19

Después del día de cierre para desinfección del local, llegará el momento de la reapertura.  Pero reabrir así sin más, no es suficiente. Será necesario extremar el cumplimiento de las condiciones de higiene establecidas por las guías sanitarias.  Todas las acciones que apunten a la desinfección del local son válidas, no hay exageraciones en esto.

La capacitación de los trabajadores es fundamental. La implicación de cada empleado asegurará el éxito de las medidas.  Por lo tanto, es necesario trabajar mucho con el personal, para insistir en todo el protocolo. Se pondrá el énfasis en las medidas que correspondan a su sector específico, pero también se fortalecerá el conocimiento de las medidas preventivas en general.

Medidas internas

Es conveniente insistir en el protocolo de sanidad. Los cambios de ropa al entrar al lugar de trabajo, mantener distancia de seguridad superior a dos metros, evitar saludo con contacto físico, lavarse frecuentemente las manos, usar mascarilla y guantes en zonas comunes, todas son medidas básicas. Los trabajadores deben tomar conciencia de que  todas estas acciones no son arbitrarias, sino que es imprescindible cumplirlas.

También es importante que el restaurante invierta en tecnología preventiva si todavía no lo ha hecho. Puertas que se abren con sensores,  cartas digitalizadas, sistemas de cobro contactless son  algunos cambios interesantes.  Esto será una buena señal para el público de que se están aumentando las medidas de prevención. Será una forma de generar confianza.

Restaurantes y coronavirus

Medidas hacia el exterior

Es posible que los clientes sientan cierto temor de volver al local. Son tiempos en los que nadie se siente seguro en ningún lado. Y menos si en el lugar al que irá a comer ha habido un positivo en Covid-19. Por esta razón, en este momento es muy importante el marketing y la estrategia de información. 

Habrá que retomar el contacto con los clientes uno a uno. Un mensaje personalizado, por SMS o mail, siempre llega más. El cliente sentirá que el restaurante se preocupa y que lo cuida.  La idea es acercarse a él para informarle que se han tomado todas las medidas y que volver al restaurante es seguro. El restaurador y su equipo reorganizarán el restaurante si es necesario. Todo cambio que indique prevención, será bien recibido por los clientes.