Los restaurantes están a la vanguardia en la inclusión de tecnología. Se han vuelto muy activos en el proceso de transformación digital del mundo. ¿Quién hubiera pensado hace unos años que sería posible la elaboración de comida en una impresora 3D?

Hoy ya es una realidad. Imprimir alimentos en 3D es una de las tendencias más innovadoras en el sector; los restaurantes que han empezado a usar esta tecnología, asombran a los clientes con un proceso creativo revolucionario.

¿Qué es y cómo funciona la impresión 3D?

Una impresora con tecnología 3D es un dispositivo que crea objetos tridimensionales. Las posibilidades de formas de las piezas creadas son prácticamente infinitas, tan diversas como la imaginación del creador logre.

El punto de partida es el diseño de un modelo 3D que se genera en un ordenador. Lo que hace la impresora es transformar en realidad física, en objeto con volumen, esa idea que se ha preparado en el computador.

La construcción del objeto se logra mediante capas de material que se van agregando sucesivamente superponiendo capa sobre capa.

Las aplicaciones de esta tecnología son asombrosas y abren posibilidades infinitas para la humanidad.  Es posible crear desde algo tan sencillo como una copa para vino, hasta elementos complejos y de gran precisión, como partes de vehículos, estructuras arquitectónicas, prótesis para uso humano.

De una forma realmente increíble, ya se están experimentando impresiones 3D de órganos humanos, utilizando las propias células de la persona.

tecnología en 3D

La impresión 3D en el restaurante

Los restaurantes no permanecieron al margen de esta especie de magia tecnológica. En algunos establecimientos del sector, la impresión 3D de alimentos ya se hace y seguramente con esta posibilidad se está iniciando una revolución en la industria alimentaria.

¿Qué tipo de alimentos se pueden procesar con las impresoras 3D?

La aplicación a la gastronomía es una innovación en desarrollo, por lo que todavía es limitada. Por ahora estas máquinas son especialmente aptas para la pastelería, que exige gran precisión especialmente en la decoración.  Pero no es el único uso.

No se puede imprimir con todo tipo de productos. La mayoría de estas impresoras funcionan añadiendo capas de comida, y, por tanto, tienen un desempeño excelente con ingredientes cremosos, como chocolate, cremas,  pastas, helados y mermeladas. Los ingredientes duros no funcionan.

Estas máquinas no incluyen procesos de cocción.  Por tanto, se necesita terminar el plato en la olla, sartén o en el horno; se trata de un gran desafío que en poco tiempo seguramente la industria acogerá con buenos resultados.

Algunos ejemplos de elaboración 3D

  • Se destaca el avance en la impresión con masas de micro algas. Es este un ingrediente con importantes nutrientes que está introduciéndose rápidamente en la cocina.
  • Presentaciones con picos. Existen impresoras 3D especialmente diseñadas para lograr estas formas muy utilizadas en panadería.
  • Pastas. Barilla, la afamada marca de pastas pionera en impresión 3D en gastronomía, ha presentado incluso una modalidad de pasta que se vuelve rosa cuando entra en el agua hirviendo.
  • El azúcar y el chocolate son ingredientes muy versátiles en una impresora 3D. La posibilidad de pasar de líquido a sólido con solo enfriarse los hace especialmente apropiados para la máquina.
  • Pizza, se logra con solo proveer a la máquina de los ingredientes, prepararla y esperar unos minutos, entre cinco y veinte, dependiendo de la receta y de la impresora.
  • Hummus, mousses, cremas de queso son otras posibles creaciones.

No hay límites, día a día se realizan nuevos descubrimientos que abren las puertas a infinitas posibilidades. Sin embargo, a pesar de la novedad que implica el uso de esta tecnología, por el momento no supone un estilo de gastronomía sofisticado. Quizás, esto se logre con el desarrollo de la técnica.

¿Qué impresoras 3D para alimentos están siendo usadas en el mundo? 

3D

  • BeeHex. Fue fundada en 2016 a partir de un proyecto de la NASA para elaborar comida en el espacio. Esta impresora utiliza un sistema de acumulación de materiales en capas mediante cartuchos llenos de los ingredientes. Una especialidad de esta marca es la pizza; imprime pizzas perfectas de diferentes formas en menos de 5 minutos.
  • Natural Machines. La impresora Foodini es de tipo doméstico. Procesa alimentos frescos en forma de pasta blanda, especialmente útil para comida casera saludable. Posee cinco recipientes contenedores para alimentos triturados; estos ingredientes se combinan para generar los vistosos platos. Pueden procesarse masas blandas, purés de verduras, carne picada, pescado molido, por mencionar algunos.
  • Choc Edge. Pertenece a una compañía inglesa y sus posibilidades se centran en el chocolate. Es especialmente útil para producir barras de caramelo, guarniciones y detalles para postres y pasteles. Su gran aporte es la posibilidad de personalización.
  • Print2Taste. En esta impresora es posible imprimir desde salchichas con formas divertidas hasta una delicada pasta de langosta. Incluye la opción de adquirir cartuchos precargados de chocolate, pasta y mazapán.
  • XYZprinting. Aunque todavía está en fase experimental, sus creadores afirman que muy pronto estará en el mercado. El grupo taiwanés responsable de la máquina aspira a lograr un nivel óptimo que la destaque de las demás antes de presentarla.

La tecnología 3D: una modalidad de futuro

Sin dudas, el futuro que espera al mundo gastronómico con las impresoras 3D es extraordinario.  La precisión hará posible personalizar una receta para un comensal determinado en poco tiempo y sin costos adicionales.

Se podrán eliminar y agregar a las recetas ingredientes en función de intolerancias, gustos o necesidades de los clientes. Las presentaciones se adaptarán a diferentes momentos y festividades de los consumidores, e, incluso, a cada consumidor. Seguramente, algunas mentes brillantes del sector gastronómico están ya ideando aplicaciones de vanguardia.

Sin embargo, es necesario fortalecer el equilibrio entre calidad, economía y eficiencia en la comida 3D; se trata de una meta prioritaria en la que focalizan sus esfuerzos muchos empresarios.

 

Fuentes de imágenes: 1A Ingenieros  /  El Confidencial  / Télam