Una de las áreas de la economía más afectadas por el covid-19 es la hostelería, y por esa razón se vienen analizando diversas estrategias para implantar tras el coronavirus. El objetivo, por supuesto, es otorgarle herramientas de utilidad a los dueños de hoteles, restaurantes y toda el área relacionada con el turismo, para superar la crisis lo más rápido posible. ¿Cómo está la situación de tu restaurante para los próximos meses? A continuación, veremos algunas de las estrategias más interesantes y efectivas para hacerle frente a la crisis.

Las mejores estrategias para implantar tras el coronavirus

Servicio a domicilio

Varios sectores relacionados con el área turística, como son los restaurantes, han optado por implementar nuevos servicios con el fin de hacer frente a los gastos fijos que enfrentan los dueños. Los servicios a domicilio han experimentado un boom y, gracias ha dicho servicio, muchos restaurantes continúan operativos, aunque con el personal estrictamente esencial.

Muchos restaurantes ya contaban con dicho servicio, pero los que no, han debido migrar al mismo como una forma de sobrevivencia. Además de contar con el delivery, es fundamental que los restaurantes se esmeren por ofrecer platos de calidad, bien presentados y con precios atractivos, siempre recordando que los clientes también están atravesando un momento delicado a nivel de economía.

Generar fidelidad

Los momentos más difíciles también pueden ser los más efectivos para crecer. Es fundamental generar fidelidad a través de diferentes acciones, aportando un servicio de calidad y aprovechando herramientas tan valiosas como las redes sociales. Se pueden generar nuevas estrategias y aprovechar el tiempo libre para interactuar con los clientes y potenciales clientes, ofreciendo contenido interesante y que de una u otra forma esté relacionado con el servicio ofrecido.

Restaurantes ante el Coronavirus

Exoneración de impuestos

Una de las medidas planteadas por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia, así como por otras organizaciones, es la exoneración de impuestos para bares y otros establecimientos hasta el final del año en curso. El objetivo es el poder tener más liquidez y así superar de forma más efectiva el impacto económico que ha tenido el coronavirus.

Ayudas especiales

El sector de hostelería plantea la concesión de ayudas ilimitadas al sector, entre dichas ayudas plantean el pago de los alquileres de los locales, así como otro tipo de exoneraciones. De otra forma será muy complicado para el sector poder superar una de las primeras crisis económicas de los últimos años. Se debe tomar en consideración, además, que se trata de una de las áreas económicas más pujantes e importantes del país.

Ofertas

Sin duda alguna, después de superada la crisis sanitaria es el momento de hacer todo lo posible por levantar nuevamente los negocios. Para ello es recomendable que los dueños tengan un menú atractivo en lo que se refiere a precios y a ofertas especiales en general. También es el momento de aprovechar esa fidelidad creada durante la cuarentena y de hacer platos atractivos con un toque único y especial. El objetivo es atraer a más clientes y que queden con ganas de regresar.

El coronavirus y sus efectos sobre los restaurantes

Medidas después del coronavirus

Lamentablemente el coronavirus no va a desaparecer de un día para otro, por lo que es probable que se deba convivir con el mismo a medida que se vaya abriendo poco a poco todo el sector empresarial y económico. En este sentido, los dueños de bares y restaurantes pueden adoptar algunas medidas para contribuir al distanciamiento social y así evitar una nueva oleada de contagios.

En primer lugar, es fundamental extremar las medidas de higiene. Tener en el establecimiento agua limpia y jabón para el correcto lavado de manos tanto de los trabajadores como de los clientes es esencial. Así mismo, se deben limpiar y desinfectar muy bien todas las instalaciones al final de cada jornada. Adicionalmente, es recomendable que el personal utilice guantes desechables y mascarillas, siempre y cuando sea necesario.

Otra de las medidas que pueden tomar los dueños de restaurantes y bares es el distanciamiento de las mesas. Para ello es posible que sea necesario sacar algunas mesas y así poder distribuir las que queden en un espacio mucho más amplio. También es importante colocar a disposición de los clientes geles antibacteriales, especialmente en el área de las cajas y los baños.

También se pueden establecer controles en la entrada del establecimiento para evitar que el mismo se llene. Dicha medida se puede implementar colocando a un trabajador cuya función sea el control de acceso al local o haciendo cambios en el mecanismo de la puerta de entrada, quizás colocando mamparas.

Nuevos tiempos, imaginación e ingenio

Se debe agudizar aún más el ingenio y la creatividad para lograr superar una de las peores crisis mundiales de los últimos tiempos. Lo que sí es cierto es que los dueños de bares, restaurantes y demás áreas de hostelería, deben optar por mantener la calidad que siempre ha caracterizado su trabajo, hacerse notar durante la crisis. A continuación, será imprescindible ofrecer atractivas ofertas para poco a poco poder superar los números rojos que probablemente deje este año 2020.

Las estrategias para implantar tras el coronavirus deben estar enfocadas hacia un cambio importante de paradigmas. Deben incluir cambios sustanciales en cuanto al control y distanciamiento social, así como de la utilización de herramientas tan valiosas como las redes sociales, para mantener una interacción más directa con los potenciales clientes.

En muchas ocasiones las crisis sirven para forjar nuevos estilos de negocio. El objetivo es salir mucho más fortalecido y por supuesto, aprender de una de las situaciones más complejas que ha vivido la humanidad. Utilizar la creatividad y diversificar los negocios son aspectos claves para enfrentar un futuro que en este momento resulta más incierto. Reinventarse con nuevas estrategias es fundamental para sacar adelante uno de los sectores económicos de mayor relevancia del mundo. Es posible que en el camino surjan nuevas estrategias para implantar tras el coronavirus.

El sector debe perseguir y negociar con el gobierno ayudas especiales para poder impulsar los negocios una vez superada la crisis y evitar cerrarlos mientras dure la misma. Mientras tanto, los dueños pueden implementar, en la medida de lo posible, tácticas para paliar la crisis y abonar el terreno en cuanto a clientes se refiere, para el futuro.