Soria será el epicentro de una verdadera fiesta gastronómica, el próximo 4 y 5 de diciembre. Allí se darán cita varios de los mejores exponentes de la alta cocina de los bocadillos. Así lo señaló Josefa García Cirac, consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León. Lo hizo durante el acto de presentación del I Concurso Internacional “Cocinando con Trufa”.

El anuncio se hizo en Madrid el pasado 15 de noviembre. Durante la presentación del evento hubo grandes personalidades de Soria. Entre ellos, Luis Martínez y Luis Rey, alcalde y el presidente de la diputación soriana respectivamente.

La iniciativa de realizar este certamen corre a cargo de la Junta de Castilla y León. Su propósito es difundir el uso de la trufa, uno de los componentes de los bocadillos de alta cocina. No sorprende que el evento tenga lugar en esta región. Soria es la máxima productora de trufas en el territorio español.

Representantes de 24 países competirán por ser el “Campeón mundial de cocina con trufa”. Este es un título que se otorga por primera vez en la historia. Está dotado con un premio de 8 000 euros.

El concurso en Soria

“Cocinando con Trufa” forma parte de la celebración de otro evento más tradicional: “Soria gastronómica”. Este último se lleva a cabo cada dos años y en 2017 quiso darle un lugar de privilegio a los bocadillos con trufas.

Al concurso se presentaron 97 equipos internacionales. De ellos se seleccionaron 15, que serán quienes se disputen el máximo galardón. Cada equipo está compuesto por un cocinero y un estudiante de cocina. La mayoría de ellos conocen muy bien el mundo de los bocadillos.

El concurso se desarrollará en dos pasos. En la primera etapa, los cocineros tendrán que preparar un plato caliente. Tendrán un tiempo de 90 minutos. Resultarán elegidos los mejores cinco equipos, que pasarán a la segunda ronda. En esta, tendrán que elaborar un plato caliente y uno frío, en 120 minutos. De allí saldrá el gran ganador.

Participantes y jurado

El concurso contará con representantes de 24 países. Estos son: Argentina, Canadá, China, Corea del Sur, Ecuador , Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, India, Islas Caimán, Italia, Japón, Laos, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Shri Lanka, Singapur, Sudáfrica, Suiza y Taiwán.

Todos contarán con la colaboración de la Real Academia de la Gastronomía de España. El ganador obtendrá el trofeo como “Campeón Mundial de Cocina con Trufa”. Es una distinción de gran importancia, sobre todo en el mundo de los bocadillos de alto valor.

las trufas

El jurado está compuesto por grandes personalidades. Lo preside Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de la Gastronomía de España. Estará acompañado por el chef peruano Mitsuharu Tsumura, el mejor de Iberoamérica. También por el chef Sanjeev Kapoor, el mejor de la India.

El encanto de las trufas

Las trufas forman parte de los alimentos micológicos. Es decir, de los hongos. Son de dos tipos: blancas y negras. Ambas tienen un elevado valor en el mercado, aunque las blancas son más costosas. Un kilo de trufas puede llegar a costar unos 6 000 euros.

Las trufas crecen debajo de la tierra. A unos 50 cm bajo la superficie. Tienen un periodo de maduración que llega a ser hasta de 9 años. Como no se pueden captar a simple vista, su extracción es difícil. Solo se obtienen gracias al olfato de perros entrenados para ello.

Los expertos dicen que sobre el lugar en donde hay trufas no crece la vegetación. Esto da una pista para encontrar esos tesoros. También se sabe que suelen crecer cerca de los árboles en encina.

Las trufas son un producto altamente aromático. Tienen un sabor delicado y un alto aporte nutritivo. Presentan un aspecto rugoso y redondeado. Cada una pesa entre 100 y 200 gramos, generalmente. Estos hongos se emplean frecuentemente en los bocadillos más exclusivos.

Soria, capital mundial de la trufa

Toda España es un gran productor de trufas. De hecho, aporta nada menos y nada más que el 50% de trufas negras que se producen en el mundo. Sin embargo, Soria tiene un lugar especial en ese volumen. Aporta el 30% de las trufas negras que se producen en todo el país y en el mundo.

Vale la pena anotar que la región de Soria es uno de los territorios con mayor cantidad de árboles de encino. Como se había anotado, las trufas crecen más fácilmente cerca de tales bosques. Por eso se dan fluidamente en este lugar. De ahí que la región tenga un gran protagonismo en ese producto.

Los truficultores de Soria son una agremiación que agrupa a unos 40 socios. Ellos registraron la marca “Trufa de Soria”. Su objetivo es obtener la Denominación de Origen de la Trufa Negra de Soria. Así mismo, han llevado a cabo alianzas estratégicas para promover el producto. Una de ellas con la “Trufa Blanca de Alba”, en Italia.

 

Fuentes de imágenes: Argi / Salamanca 24 horas  /  SoriaNoticias