La alimentación es tema de preocupación en tiempos de coronavirus.  Cuando el Covid-19 ataca, es cuestión de cada organismo resistir y vencerlo. El cuerpo y sus defensas son las herramientas fundamentales.  Por lo que es de esperar que si la persona está bien alimentada y ha mantenido una dieta y una rutina saludables, el impacto sea más leve.

Es necesario tener en cuenta que no hay alimento ninguno que cure la enfermedad. Tampoco existe un tratamiento creado para prevenir el coronavirus.  Sin embargo, los profesionales realizan ciertas sugerencias que permiten que las personas estén mejor preparadas si la enfermedad les llega.

El restaurante y la alimentación en tiempos de coronavirus

Muchos restaurantes que trabajan con delivery están realizando propuestas de platos diferentes para conquistar a los clientes.  Focalizar la atención en la salud, es un buen camino para realizar un aporte a los comensales. Además, también puede ser un motivo para aumentar las ventas.

Hay que pensar que el aislamiento durante el estado de alarma está ocasionando un sedentarismo que afecta a la salud.  Lejos del gimnasio, sin posibilidades de salir a correr, los más amigos del ejercicio han diseñado rutinas en casa. Pero la gran mayoría se quedan sentados todo el día. La ansiedad incentiva las ganas de comer y el aumento de peso es una consecuencia de la que muchas personas se quejan.

Restaurantes: ¿qué alimentos son más seguros durante el coronavirus?

El restaurante puede ayudar creando menús que atiendan a estos dos aspectos: bajas calorías y nutrición adecuada. Reinventar la carta es el camino.  Difundirla y explicar el porqué de cada plato, es  una acción complementaria.

Recomendaciones de los nutricionistas para la alimentación en tiempos de coronavirus

Seguramente, el cocinero del restaurante tendrá en algún archivo recetas básicas que quizás hace tiempo no utiliza.   A ellas se agregará creatividad que es condición de los gastronómicos.

¿Qué sugieren los  profesionales acerca de la alimentación en tiempos de coronavirus?

  • Los productos estacionales son esenciales. Verduras, hortalizas y frutas frescas deben integrarse a las dietas; lo recomendable es incluir cinco raciones entre frutas y hortalizas por día. Aunque en un plato no irán todas, sí es una sugerencia a atender. Acelga, apio, alcachofa, berenjena, brócoli, calabacín, espárragos, puerro, champiñones, zanahorias, entre otros, tienen que estar en la dieta semanal.  Se trata de crear platos coloridos, atractivos, la comida entra por los ojos.
  • También las frutas y verduras congeladas son útiles.  Es una buena manera de tener productos cuando los proveedores tardan en llegar.
  • En lo posible, se emplearán lácteos con bajo contenido graso y, en especial, al natural. Por ejemplo, cuando se utilizan yogures aromatizados para un postre o salsa, se está incorporando una cantidad de azúcar extra. En cambio, en su versión natural, no existe este problema.
  • Los frutos secos y semillas son un excelente aporte. La mejor forma de incorporarlos a los platos es al natural o tostados. Si no es estrictamente necesario porque la receta así lo exige, se debería evitar freírlos.
  • Los hidratos de carbono son necesarios para el organismo, pero es conveniente consumirlos con moderación en tiempos de poco consumo de energía.  Pueden sustituirse los arroces, harinas y pastas por versiones integrales. Aportan fibra y menos calorías.
  • En lo posible, el cocinero debe optar por sistemas de preparación de carnes que sean sencillos, por ejemplo a la plancha, parrilla u horno. La recomendación general es cocinarlas muy bien, para evitar cualquier contaminación.
Tu restaurante durante la pandemia del coronavirus

Los probióticos deben formar parte de la alimentación en tiempos de coronavirus

En realidad, los probióticos son esenciales en toda época.  Como proveedor de alimentos, el restaurante también tendrá en cuenta este grupo nutricional. 

Existe un vínculo estrecho entre el microbioma intestinal y el sistema inmune. Las bacterias intestinales contribuyen a la activación de vitaminas que tienen un alto impacto en las defensas del organismo.

Las frutas, verduras, semillas, frutos secos y granos integrales son probióticos que mejoran la diversidad del microbioma intestinal. También el queso y los alimentos fermentados tipo chucrut cumplen esa función.  Por lo tanto, es buen momento para programar platos que los contengan.

Adultos y niños ¿todos comen lo mismo?

En realidad, una dieta saludable será buena para todos. El problema es que a los niños es un poco más complicado hacerles consumir esos alimentos beneficiosos. Un nicho de mercado interesante para el restaurante, es ocuparse de la alimentación de los niños y ofrecer platos para ellos.  Para que esta estrategia sea efectiva, habrá que ingeniarse para combinar sabor y salud.  La presentación es clave en un menú para niños: la forma, los colores, es decir, la estética del plato es fundamental.

Es importante tener muy presente que la ingesta de sal y la obesidad son dos de los más graves problemas de la alimentación infantil.  Factores a tener en cuenta, por cierto, a la hora de diseñar un menú para este público.

El rol del restaurante para la alimentación en tiempos de coronavirus

El restaurante que esté trabajando con delivery es mucho más que una cocina. Es la base de la nutrición y de la salud de sus clientes. Y así debe entenderlo, con esa responsabilidad de siempre, quizás incrementada por la situación crítica del momento.

Además de la preparación de los platos, el restaurante será un vehículo de información fundamental. El uso de las redes sociales y los espacios de difusión para educar a la gente en alimentación, son una buena contribución.  La publicidad de los platos, podrá estar acompañadas del aporte nutricional y de los beneficios de consumirlos. El cliente se sentirá cuidado y verá que el restaurante le protege.